El Hincha, Newell's Old Boys

Pura consciencia

“Si hay gente que está sin trabajar, no puedo pedir que vuelva el fútbol”

Nacho Scocco retornó a Newell's en medio de una pandemia que amenaza con alargar su regreso a las canchas con la camiseta rojinegra, y si bien asegura que tiene ganas de jugar, también considera que en la situación actual de la ciudad, pedir por la vuelta del fútbol puede sonar irrespetuoso


Nacho Scocco volvió a Newell’s para terminar su carrera en casa. El delantero llegó en medio de una pandemia que amenaza con alargar su regreso a las canchas con la rojinegra, y si bien asegura que tiene ganas de jugar, también considera que en la situación actual de la ciudad, pedir por el fútbol puede sonar irrespetuoso cuando hay profesionales de la salud batallando con el Covid-19 y mucha gente sin poder trabajar por el retroceso de fase.

“En esta etapa podemos trabajar en la parte física, sólo eso. Yo siempre tuve la oportunidad de entrenar en espacios amplios, eso fue una ventaja. Ahora en el club trabajamos en grupo y hacemos reducidos con pocos jugadores. Es difícil entrenar y no saber cuándo vamos a jugar”, comentó Nacho en diálogo con el programa Líbero, de TyC Sports.

Scocco oficializó su llegada al Parque el 1º de julio, y sus ganas de pisar el césped del Coloso aumentan día a día, pero también sabe que pedir jugar al fútbol ahora puede sonar algo superficial. “Estamos en una situación bastante compleja, en Rosario y en Santa Fe pararon todo tipo de actividades. Hace una semana hubiera dicho que sí, que estaba bien que empiece el torneo ahora. Pero hay que ser consciente de la realidad que se vive acá. Si hay gente que está sin trabajar y que la está pasando mal, no puedo salir a pedir que vuelva el fútbol”, destacó el atacante nacido en Hughes.

Scocco recordó el episodio cuando River no se presentó a jugar con Atlético Tucumán, en la primera fecha de la Copa de la Superliga, cuando el coronavirus amenazaba con golpear fuerte en Argentina como lo hacía en Europa. “Cuando nos critican por la decisión que tomamos en su momento de no jugar, aclaro que no fue un tema político, fue una determinación que tomamos nosotros, con el apoyo dirigencial. Simplemente fue por el miedo, porque en ese momento veíamos lo que pasaba en Europa. Creo que en ese momento había equipos que se jugaban cosas importantes, como el descenso, y es lógico que quisieran jugar. La decisión de parar debió ser desde arriba, no que la tomemos los jugadores. Después con el tiempo fuimos conociendo un poco más el virus, respetamos el protocolo, y está en la conciencia de cada uno saber cuidarse. Y ahora tenemos ganas como cualquiera de volver a trabajar”, explicó.

Una vez más Scocco contó cómo fue la decisión de retornar al Parque. “Marcelo (Gallardo) sabía cuál era mi intención el día que terminara el contrato con River, pero se me hizo más difícil de lo que pensaba porque me agarró en medio de una pandemia. Me hubiese gustado poder despedirme de otra manera”, reconoció Nacho.

Y agregó: “La decisión ya la venía sintiendo y la venía viviendo desde un tiempito atrás y la tomé por lo que siento y por lo agradecido que estoy a Newell’s, que fue el club que me formó, que me crió como jugador, como persona y voy a estar eternamente agradecido por todo lo que me dieron. Esto es una forma de agradecer”.

El delantero reconoció que estuvo a punto de dejar el fútbol por las lesiones continuas que tuvo en River, pero un viaje a España para ver a un nutricionista y un especialista le dio vida a su carrera. “Fue un gran acierto ir a España. Cuando tuve la seguidillas de lesiones pensé en largar todo porque la estaba pasando mal. Y fui a ver un nutricionista en España y un especialista de mis lesiones. Eso me cambió bastante. Creo que esa decisión fue decisiva. El cambio de alimentación me hizo muy bien, pero el gran problema era que no había respetado los tiempos de recuperación de las lesiones”, comentó.

Y resaltó: “Para que te vaya bien en algún lado, tenés que estar bien de la cabeza y estar en el momento justo. Todos los jugadores pasamos por altibajos, futbolísticos y extrafutbolísticos. Por eso yo siempre reconozco a Messi o a Cristiano, porque lo más difícil es mantenerse, estar siempre en primer nivel. Eso es lo que los diferencias del resto, más allá de la calidad del juego de ambos”.

Y contó un momento de su carrera donde considera que se equivocó. “Cuando me fui de Newell’s en el 2013, después de salir campeón con Martino, no lo hice convencido y creo que después eso me pasó factura. Lo importante es que después uno se dé cuenta, para no volver a equivocarse o darle un consejo a alguien que pase por algo similar”, confió,

Nacho se reencontró en el Parque con Maxi y Pablo Pérez, dos integrantes de aquel gran equipo de 2013, aunque tiene claro que los momentos son distintos. “Tenemos que diferenciar, son recueros que van a quedar eternamente en la cabeza de cada uno, pero es pasado. Para ser ganador, hay que dejar de lado lo que ya se vivió, hay que aprender de lo que se hizo bien y lo que se hizo mal. Hoy nos toca ser los referentes del plantel y estamos rodeados de chicos con ganas de aprender y seguir creciendo. Y son del club, que es importante. Tenemos un muy buen cuerpo técnico, ahora debemos tratar de demostrar dentro de la cancha si estamos para conseguir grandes cosas. Creo que lo estamos, pero hay que demostrarlo en la cancha”, comentó.

Por último, Scocco hizo referencia a la chande de ver alguna vez a Lionel Messi en Newell’s. “Es una decisión difícil la que tiene que tomar. Arrancamos de chico los dos con el mismo representante (Fabián Soldini), pero no pude volver a hablar con él. Pero sí sé por compañeros en común o lo que él mismo dice, que tiene el sueño de jugar de Newell’s. Pero es totalmente distinto al Barcelona porque tiene que elegir un modo de vida. Se le va a hacer muy difícil vivir en Rosario con lo que representa para el mundo del fútbol, para el país y para los hinchas de Newell’s. Ojalá que si algún día se decide a venir el fútbol argentino esté preparado para apoyarlo y que se pueda sentir bien”, concluyó.

Comentarios