El Hincha

Básquet

Setenta años después, campeonas del Sudamericano

Argentina superó a Brasil en la agonía con simple de Meli Gretter y ganó el segundo Sudamericano de su historia, 70 años después del primero.


Setenta años después, historia pura para el seleccionado argentino femenino de mayores. Tras estar abajo en el marcador por 39 minutos, Las Gigantes le ganaron en el cierre a Brasil por 65-64 con un simple de la rafaelina Melisa Gretter y se quedaron con su segundo título Sudamericano, esta vez en Tunja, Colombia.

Al final de cuentas, en el cierre todo se resumió a tres acciones concretas. La primera, un ataque de Brasil que concluyó con un tiro debajo del canasto, que no terminó ingresando. La segunda, una corrida furiosa de Melisa Gretter que finalizó con una bandeja bolada en el corazón de la pintura, acompaña por una falta.

La tercera, y luego de un libre que no entró, fue el simple que cerró el ciclo de Melisa Gretter. Ese, que se había abierto a fines de agosto del año pasado, cuando a la carrera buscó el triple para ganar la AmeriCup, que por cosas del destino no convirtió.

A las brasileñas le quedaron dos segundos para buscar torcer la historia, pero su última bola ni siquiera tocó el aro, y ahí sí, el desahogo en forma de grito, de todas como una. Un hermoso cuadro de lo que es este grupo que ahora sueña con el Mundial de España.

El 65-64 final rompió una larga sequía de 70 años, cuando en Buenos Aires 1948, Argentina se quedó con su primer Sudamericano (único hasta ahora), del cual no formó parte el clásico rival.

Ante tamaña alegría que significa esta conquista, todo lo previo parece quedar en un segundo plano.

Porque las Gigantes corrieron de atrás toda la noche. En el primer cuarto sufrieron a Clarissa (llevaba 9 de los 13 tantos del adversario), y cuando acomodaron las piezas en su terreno, el ataque no arrancó.

Pese a la rotación la situación no mejoró y la celeste y blanca terminó metiéndose en el segundo cuarto nueve abajo (8-17).

Allí, sin ser mucho más, Brasil aprovechó los problemas ofensivos nacionales para conseguir alejarse por 12 (18-30) a falta de tres minutos, en una escena que se tornó repetitiva: pocas opciones en ataque, mala puntería, y un pick and roll por eje de cancha que no fue punzante, ni generó variantes que incomoden a la defensa.

Las albicelestes se fueron al descanso largo en desventaja de 12 (20-32), un 8/31 en tiros de campo, y la sensación que todo lo bueno que se hacía en el canasto propio, no podía plasmarse en el otro costado.

En la segunda parte Argentina comenzó a hacer pie, y sin escatimar esfuerzos, fue edificando una racha que llegó a ser de 12-2 (32-34) al promedio.

Cuando parecía que llegaba el quiebre, a través de triples Brasil revivió y se disparó 44-36 con una ráfaga de 10-4 en tres minutos. Las Gigantes aguantaron el sacudón y pudieron arribar al último capítulo a seis de distancia (42-48).

En ese pasaje, el trámite se planteó de golpe por golpe. Argentina se puso al acecho y en un par de ocasiones redujo la brecha a una sola posesión, hasta que de las manos de Andrea Boquete llegó el triple que equiparó las acciones en 60, con un minuto por delante.

Erika sumó desde la línea (60-62) y Boquete respondió con una bandeja (62-62). Clarissa con libres volvió a aventajar a las rivales (62-64), y Débora González por el mismo camino, y a 13.8 segundos, igualó el electrónico (64-64).

Después vino el apasionante cierre.

En cuanto a las estadísticas, cinco integrantes de la plantilla terminaron en doble dígito, con Andrea Boquete y Macarena Rosset en lo más alto, con 13 tantos cada una; seguidas de Melisa Gretter y Victoria Llorente con 11.

Las Gigantes, una vez más, hacen historia. Ahora, dando vuelta la página, emprenderán viaje rumbo a Europa, donde este fin de semana afrontarán sus primeros amistosos en el viejo continente, de cara al Mundial de España.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios