El Hincha, Rosario Central

Panorama auriazul

Servio logró en Sarandí su cuarta valla invicta al hilo y alcanzó un récord de hace 20 años

Esto no sucedía desde mediados de 2003, con Russo al mando: por aquel entonces, el arquero era el misionero Julio Gaona. El actual 1 del Canalla mantuvo el cero en los triunfos ante Sarmiento y Newell’s, en el empate sin goles con el Rojo en Avellaneda y en el reciente éxito 3-0 ante Arsenal

AMILCAR ORFALI

Lo hizo otra vez. En el triunfo del martes ante Arsenal en Sarandí, el Central de Carlos Tevez le volvió a bajar la persiana al arco propio. Y así consiguió la cuarta valla invicta consecutiva del campeonato. Jugando por torneo oficial de Primera División, esto no sucedía desde mediados de 2003. Sí: pasaron más de 19 años sin conseguir una racha semejante.

La racha actual contempla cuatro encuentros sin goles en contra del arco que defiende Gaspar Servio. ¿Los partidos? Triunfos ante Sarmiento y Newell’s de local, ambos 1 a 0; empate sin goles frente a Independiente en Avellaneda y el reciente éxito 3-0 en el Viaducto. En total, son 367 minutos sin goles en la valla propia, tras el que le marcó Leonardo Maciel para Aldosivi en el éxito de los marplatenses sobre el canalla por 2 a 1.

El director técnico dueño de la anterior serie invicta de cuatro juegos es Miguel Ángel Russo. En realidad, la racha es de cinco partidos sin goles en contra, y se dio en plena lucha por la permanencia canalla en Primera División. Por aquel entonces, el arquero era el misionero Julio César Gaona.

La serie sin goles en contra comenzó el 30 de mayo de 2003, cuando Central derrotó a Independiente por 2 a 0 en Arroyito por la fecha 14 del Clausura de ese año. Y los tantos auriazules ante el Rojo, donde debutaba Oscar Ruggieri como DT, fueron obra de Pablo “Vitamina” Sánchez y Luciano Figueroa.

El encuentro siguiente, el 7 de junio, fue un empate sin goles como visitante de Estudiantes en La Plata. Luego, el 15 de junio, el equipo de Miguel derrotó a Nueva Chicago por 3 a 0 en Mataderos, con goles de Lucho Figueroa, Vitamina y Cristian Pino.

El cuarto partido sin goles en contra fue el 21 de junio. Ese día, en el Gigante, Central goleó a Unión por 4 a 0. Los tantos auriazules fueron obra de Figueroa, Horacio Carbonari de penal, Fernando Ortiz en contra de su valla y Pino.

El último juego de esta racha se disputó el 27 de junio, y fue empate sin goles visitando a Banfield. Con esa igualdad, y a una fecha de la finalización del torneo, los dos equipos consiguieron sumar los puntos suficientes como para evitar jugar la promoción y de esa forma asegurar la permanencia.

La racha invicta sin goles en contra se cortó en la última jornada del torneo. Fue en una goleada histórica de Central sobre Boca, que presentó un equipo juvenil porque los titulares festejaban la obtención de la Copa Intercontinental. Fue victoria canalla por 7 a 2 en el Gigante, el 6 de julio, con 5 tantos de Figueroa, uno de Mariano Messera y otro del Chelito Delgado. Y la valla invicta de Gaona se interrumpió a los 25 minutos del segundo tiempo, cuando llegó el gol de Jonathan Fabbro.

Comentarios