El Hincha

Triste despedida

Sergio Denis, creador de himnos en las tribunas: sus canciones recorrieron los estadios de fútbol

Boca, River, Banfield, Aldosivi, Central, Cerro Porteño, Olimpia, Atlético Madrid, Bayern Múnich y Barcelona son algunas de las tantas instituciones que adaptaron sus letras. "Te quiero tanto" también se escuchó en Japón, Francia y Alemania


Desde “Te quiero tanto” hasta “Gigante, chiquito”. Las canciones de Sergio Denis se convirtieron en himnos de la cancha. El hit lanzado en 1986 llegó a todos los estadios del mundo. Boca, River, Banfield, Aldosivi, Central, Cerro Porteño, Olimpia, Atlético Madrid, Bayern Múnich y Barcelona son algunas de las tantas instituciones que cantan sus letras todos los fines de semana.

Ni el propio Sergio Denis iba a imaginarse que su música iba a llegar las tribunas de los estadios de Israel, Rusia, Japón y Francia. “El otro día prendí la tele y estaba la hinchada del Mónaco cantándola y te juro que se me caían las lágrimas. Me mostraron a la hinchada del Barcelona cantándola en una jugada de Messi y me hizo llorar. Es muy fuerte. En Japón, Grecia y Alemania también cantan mis canciones”, contó en una de las tantas entrevistas que brindó.

“Gigante, chiquito”, también tiene su historia. Fue la canción que el plantel de Argentina escuchaba como motivación durante el Mundial de México 1986. La canción sonaba durante el trayecto que llevaba a los futbolistas del hotel hasta el portón de los estadios. Y si ese tramo era más corto que la música, se esperaba a que termine.

“Había que escuchar una música que decía ‘chiquito, bonito’, linda canción. Conocidísima la canción. Mientras jugábamos el torneo se escuchaba bien porque el micro iba despacito, había muchos coches, no había problemas. Pero cuando llegamos a la final el tipo iba solo, nos trajeron con dos policías adelante y el resto atrás. El tipo iba rápido, le saqué el pie: ‘Pará’. Porque cantaba Sergio Denis una y tenía que terminar, le digo ‘pará que no termina’. Llegamos justito, terminó la música y bajamos. ¡Y nos iba bien!”, reveló en su momento Carlos Bilardo.

Comentarios