Espectáculos

Este jueves

“Serendipia” de Agustín “Soy Rada” Aristarán llega a Netflix este jueves

El comediante, mago, actor y músico hizo referencia a su segunda colaboración con la popular plataforma en la que repasará momentos inadvertidamente claves y casi azarosos de su vida que lo llevaron a convertirse en quien es actualmente


El comediante, mago, actor y músico Agustín “Soy Rada” Aristarán, que este jueves estrenará Serendipia, el especial que filmó para su segunda colaboración con la plataforma de streaming Netflix en el que repasa momentos inadvertidamente claves y casi azarosos de su vida que lo llevaron a convertirse en quien es actualmente, contó que su búsqueda con el espectáculo es que al público “le pase algo y se sienta diferente”.

“No pretendo enseñar nada, sí que después de que lo vean les modifique algo, que es lo que yo busco cuando voy a ver algo, sentir que me hizo pensar y que me dejó picando algo”, dijo en diálogo con Télam sobre el número que comenzó a realizar en 2018, y que adaptó al contexto de pandemia con un rodaje en un teatro porteño sin audiencia en vivo.

En ese sentido, Aristarán, que ya pasó por el formato no presencial cuando el año pasado adaptó a las restricciones sanitarias la tercera temporada de RadaHouse, su premiado ciclo de entrevistas a distintas figuras de la cultura nacional, admitió que esta experiencia, en la que mezcló arriba de las tablas con risas grabadas, su veta musical y su abanico de entretenimiento, igualmente le resultó “rara y por otro lado novedosa”.

Serendipia, sucesor en la mencionada plataforma de Soy Rada (2018), y cuyo título define aquellos hallazgos afortunados e inesperados que se producen de manera casual cuando una persona está buscando otros resultados, recorre anécdotas y sucesos de su vida que, desde la infancia, lo trajeron hasta su presente.

Sus recuerdos de la niñez sobre sus deseos navideños y el primer juego de magia que recibió de regalo, sus inicios en esa actividad, una bizarra visita al médico en su adolescencia, las personas a las que conoció y lo que creía que eran malas pasadas, e incluso sus miedos y ansiedades frente a la llegada de su hija, son los hilos conductores de esta narrativa.

Así, a lo largo de la poco más de una hora que compone este espectáculo que escribió en conjunto con Pablo Fabregas, el ecléctico protagonista balancea su veloz ritmo físico y con un humor directo -y no siempre apto para todo público- con un mensaje optimista y acogedor sobre la familia, los vínculos y la paternidad.

Sobre cómo surgió la oportunidad de hacer este segundo especial con Netflix, el artista confió: “Ya veníamos hablando de esa intención hacía tiempo, y durante la pandemia se siguió conversando y en un momento surgió la idea de poder filmarlo sin público, que fue una cosa rara y por otro lado novedosa, porque hasta ahora la plataforma no tiene ningún especial de comedia sin audiencia en vivo”.

Al mismo tiempo, recordó cómo esta recopilación lo llevó al nombre de Serendipia: “«Serendipia» es una palabra mágica, cuando la descubrí y me la explicaron dije «claro, es cierto», yo siempre busqué cosas y se me iban presentando otras hasta que las fui agarrando, y eso me cambió el rumbo todo el tiempo en la vida. Creo que eso está muy bueno, y me provocó muchas ganas de hacer un espectáculo contando esas cosas”.

Y agregó: “Me gusta hacer muchas cosas a la vez, cuando estoy en el lugar de espectador soy muy disperso y ansioso, entonces me gusta pasar de una cosa a la otra, porque me gusta pensar si verlo me divertiría a mí, está planteado de esa manera. Es algo que concuerda con mi estilo de vida y mi forma de vivir, lo que me fue pasando desde que nací hasta que me hija era chica. Al principio pensaba a quién le podía interesar lo que tenía para contar, pero también creo que todas las historias son muy interesantes, las de todo el mundo, y más si están bien contadas”.

De todas maneras, fue un desafío haber grabado un material de este tipo sin público en vivo. “Fue hermoso, con momentos de pánico y mucho entrenamiento de todo el equipo, no solamente con los músicos sino con Pablo Fabregas, el director teatral y coautor de la obra, y toda la parte técnica. Tengo un grupo increíble de gente atrás, pasamos muchas horas juntos para hacer que cuando dijeran acción, el espectáculo pudiera correr de un tirón. Nosotros estamos felices y con una ansiedad descomunal, sabemos que funciona en vivo, ahora queremos que funcione acá también, creo que en algún momento te olvidás que las risas son grabadas y te metés bien en la onda del show”, señaló.

Además sostuvo que las redes sociales lo ayudaron a sentirse aún más cómodo en el formato virtual tras el éxito de RadaHouse: “Hubo que acomodarse, sí considero que tengo un pequeño handicap que es estar acostumbrado a hablar y a hacer comedia en las redes sociales o en streaming, en YouTube, así que sentí como algo bueno poder estar haciéndolo y no sentir tanto pánico. Al principio a muchos y a muchas les costó, pero los que venimos de las redes sociales tuvimos esa pequeña ventaja”.

Por último compartió su opinión sobre el momento en que está la comedia y los especiales de comedia en Argentina que se presentaron en estos últimos años: “Lo veo bárbaro, hay muchos buenos especiales argentinos en esta plataforma y en otras, así como en el segmento de YouTube, donde hay muchos comediantes que se están animando a filmarse y a subirlo, y a liberarlo para que todo el mundo lo vea. Creo que está buenísimo, en Argentina hay muy buena comedia. Desde hace un tiempo por suerte fue cambiando el estilo que había, del que no reniego, fue propio de un momento, pero celebro que haya cambiado, y eso fue sin dudas gracias al stand up y a las redes sociales”.

Comentarios