Policiales

Poliladrones

Separan a dos policías acusados de robar 60 mil pesos de una sanguchería

Según la imputación, la dupla policial aprovechó el aviso de un escruche a un local de Uriburu al 2800 para inspeccionar el comercio, ya violentado, y llevarse 60 mil pesos que los primeros ladrones pasaron por alto


Poliladrones. A los polis les atribuyen robar 60 lucas de un negocio de sánguches.

Dos policías del Comando fueron imputados y separados de la fuerza este viernes por la sospecha fundada de que aprovecharon el escruche a una sanguchería y el aviso del 911 para arribar al comercio, ya violentado, y llevarse 60 mil pesos que los ladrones pasaron por alto.

El robo al comercio, ubicado en Uriburu al 2800, ocurrió el 23 de diciembre a las 4 de la madrugada. Al local llegaron un hombre y una mujer policías que se encontraban patrullando. Según explicaron fuentes judiciales, no encontraron a los ladrones ni detuvieron a sospechosos y aprovecharon la excusa de una inspección para entrar a una oficina de recursos humanos, romper un armario y llevarse un fajo de 62 mil pesos.

En un principio, esa faltante se atribuyó a los escruchantes, pero una investigación determinó que quienes primero entraron en la sanguchería se alzaron con una computadora y algunos elementos, y aún continúan prófugos.

Cinco días después, a raíz de una investigación que incluyó entrecruzamientos de datos y peritajes de cámaras, la División Judiciales detuvo a los efectivos policiales Evelin Maidana, de 27 años, y José Luis Legal, de 25, a quien le secuestraron 30 mil pesos en el baúl de su Citroën C-Elysée.

El viernes la dupla uniformada llegó al banquillo del Centro de Justicia Penal y fue imputada por robo simple agravado por su calidad de funcionarios e incumplimiento de deberes. La fiscal Paola Aguirre, de la Unidad de Violencia y Corrupción Institucional, les atribuyó, además de robarse la recaudación, la omisión de la llamada hoja de ruta correspondiente al procedimiento. Y la constancia de la comisión del 911 del patrullero a la fábrica de sánguches.

Cautelares

La jueza de primera instancia Eleonora Verón aceptó la calificación legal presentada por Fiscalía y dictó la prisión preventiva efectiva para José Luis Legal por el plazo de 60 días.

En cambio, para Evelin Maidana ordenó la libertad con reglas de conducta; constitución de domicilio, una caución de 30 mil pesos, firma semanal en la Oficina de Gestión Judicial y prohibición de acercamiento al local de sánguches, a los empleados, y denunciantes. Todo por el plazo de ley.

Desde el Ministerio de Seguridad indicaron que Legal y Maidana fueron apartados de la fuerza y se dispuso su pase a disponibilidad.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

10