Política

Último adiós

Sentida despedida en las redes sociales al histórico militante de zona sur y ex concejal Juan Rivero

Obrero metalúrgico, vivía en barrio Plata, estuvo detenido en la cárcel de Trelew y luego en la última dictadura militar fue detenido-desaparecido, entre otros lugares en la entonces Fábrica Militar de Armas Portátiles Domingo Matheu, sitio que reconoció en los juicios contra los represores


El histórico militante de la zona sur Juan Rivero, quien estuvo desaparecido en la última dictadura militar y fue concejal en la primera década de este siglo, falleció este viernes, y lo recordaron en las redes sociales sus compañeros de lucha.

 

 

Rivero fue dirigente barrial, vivía en barrio Plata, fue obrero metalúrgico, estuvo detenido en la cárcel de Trelew y posteriormente en la última dictadura militar fue detenido-desaparecido, entre otros lugares en la entonces Fábrica Militar de Armas Portátiles Domingo Matheu, sitio que reconoció en el marco de los juicios contra los represores. También fue concejal: ocupó una banca por el Frente Progresista, entre 2005 y 2009, según lo recordó un posteo de la página oficial del Concejo.

 

 

Rivero fue uno de los querellantes en la causa Feced. Sobreviviente del centro clandestino de la ex Fábrica de Armas, declaró en la causa Guerrieri II, en septiembre de 2013. Contó que trabajaba en una fábrica, era delegado gremial y los fines de semana era árbitro del fútbol infantil.

 

 

“Tengo secuelas en el hombro derecho e izquierdo por las ataduras y la picana. Después de mucho tiempo me han vuelto a salir esos dolores, perdí la fuerza, se me traba el pie izquierdo”, relató Rivero sobre las marcas que le dejaron las torturas.

 

 

Contó que estuvo entre mayo y julio de 1978 en la Fábrica Militar de Armas, donde fue torturado y “colgado de una argolla de una caballeriza”, para luego pasar al Batallón 121 de Rosario y, tras ser sometido a un juicio, fue blanqueado en una cárcel común.

Reconoció que entre los secuestrados y torturados en el centro clandestino estuvieron su entonces cuñada Adriana Arce, la pareja conformada por Ariel Morandi y Susana Miranda (que están desaparecidos) y la enfermera Olga Moyano.

La historiadora Marianela Scocco recordó en Facebook que “fue uno de los primeros en denunciar la existencia de estos centros clandestinos de detención desde su liberación el 24 de diciembre de 1982. En 1984 declaró extensamente ante la Conadep y al año siguiente en el Juicio a las Juntas”.

https://www.facebook.com/photo/?fbid=10225441402806075&set=a.1206539447710

“Fue concejal de la ciudad de Rosario, porque creía que había que seguir intentándolo, a pesar de todo. Militante gremial, barrial, político y social, nunca dejó de contar su historia, recordar a lxs compañerxs e impulsar las causas judiciales. Memoria, Verdad y Justicia.  Juan, el “gordo”, otro gran luchador que nos deja en estos tiempos de dolores profundos… ¡Te extrañaremos tanto! ¡Hasta siempre compañero!”, lo despidió Scocco.

 

Comentarios