Edición Impresa, Política

Preocupación social

Seguridad: Nación y provincia definen un plan conjunto

El gobernador Miguel Lifschitz indicó que el problema de la inseguridad no se resuelve sólo con la Gendarmería.


El gobernador Miguel Lifschitz dejó en claro que el problema de la inseguridad no lo va a resolver la Gendarmería y le pidió mayor compromiso a la Policía provincial. El ministro Maximiliano Pullaro hizo un pedido similar dirigido a su gabinete de asesores, muy cuestionado en las últimas semanas, y admitió que hay “dificultades” en Rosario y en otras localidades de la provincia, aunque aclaró que “esto no ocurre sólo Santa Fe sino en todo el país”.

El martes 6 las autoridades santafesinas definirán, en una nueva reunión con sus pares del gobierno nacional, políticas en común para bajar los índices delictivos. Anteayer hubo una reunión en Buenos Aires, con la ministra Patricia Bullrich, en la que no se tomaron decisiones de fondo ni se hicieron anuncios concretos. La fecha del nuevo encuentro la confirmó ayer el gobernador Lifschitz en el acto por el 152º aniversario de la Policía provincial, realizado en Recreo.

Después de la nueva reunión que mantendrá con Bullrich, el mandatario santafesino espera “presentarle a la sociedad un plan mucho más contundente” en materia de seguridad pública. En ese sentido, admitió que las demandas de la sociedad –expresadas con contundencia en la masiva marcha de la semana pasada– aún no fueron resueltas. “No siempre las exigencias que uno pretende se van cumpliendo. Nuestra obligación es ir corrigiendo sobre la marcha para ajustarnos a los objetivos que nos hemos planteado”, sostuvo Lifschitz.

—¿Qué se debe corregir?

—Los plazos y objetivos. Tenemos un plan que venimos desarrollando, pero no estamos solos en la cancha. Jugamos en una cancha barrosa. Juega el narcotráfico, la delincuencia, las organizaciones delictivas y la demanda de la sociedad también. Todas estas cosas nos obligan a ir realizando ajustes y a exigir nuevas respuestas.

“Que no sea un parche”

El gobernador dio algunos detalles de la reunión que mantuvo con la ministra Bullrich hace dos días en Buenos Aires.

Y ratificó que el trabajo en conjunto no se va a circunscribir al envío de gendarmes por parte de la Nación. “Más que hablar de números –relató Lifschitz–, hablamos de cómo coordinar una política efectiva que tenga no sólo presencia de fuerzas federales sino también objetivos de mediano y largo plazo. Que no sea un parche, como en el pasado. Eso ya lo vivimos: vienen las fuerzas federales durante un tiempo, bajan un poco la fiebre, calman la ansiedad de los ciudadanos, después se van y las cosas siguen igual”.

El mandatario también le dirigió un mensaje a la Policía de la provincia: “No vamos a resignar el lugar que le corresponde a las fuerzas de Santa Fe. Cada uno tiene que hacerse cargo de la parte que le corresponde. Quiero transmitirles nuestra confianza. Les pido un mayor esfuerzo y una mayor dedicación porque necesitamos bajar los niveles de violencia e inseguridad”.

El nuevo jefe de Policía, José Luis Amaya, admitió que “no es suficiente” el trabajo que viene desempeñando la fuerza pero dijo que la llegada de Gendarmería no es la solución de fondo: “Si me preguntan cuál es mi mayor anhelo, les digo que es que con la Policía de Santa Fe se cubran todas las expectativas que el vecino tiene. Si vienen otras fuerzas y es necesario, bienvenidas sean; no soy quién para opinar en contra”.

“Un nuevo paradigma”

El ministro de Seguridad de la provincia habló ayer de “un nuevo paradigma de seguridad” con hincapié en la capacitación y equipamiento de las fuerzas locales y anunció: “En el mediano plazo vamos a tener una Policía moderna”.

En medio de la ola delictiva que azota a la provincia, Pullaro fue ratificado en su cargo por el gobernador. “Le pongo mucho esfuerzo a esta tarea todos los días, desde primera hora de la mañana hasta última hora, para que las cosas puedan mejorar. Nunca dijimos que iba a ser una tarea sencilla”, sostuvo y les pidió a los funcionarios de su ministerio un mayor esfuerzo: “El equipo deja mucho, pero tiene que dejar mucho más”.

Pullaro confía en que en el mediano plazo “se van a empezar a ver” los cambios. “Estamos hablando de un sistema que no se puede construir de un día para otro; les estaríamos mintiendo a los santafesinos si decimos que el problema de la seguridad pública lo vamos a resolver de un día para otro”, afirmó.

El ministro también se refirió al último encuentro con Patricia Bullrich: “Lo que estamos charlando con el gobierno nacional tiene que ver con un programa integral de mediano y largo plazo, fundamentalmente para salirnos de la coyuntura. Queremos dejar de discutir cuántos gendarmes, cuántos prefectos y cuántos policías federales vienen a la provincia y empezar a discutir, debatir y consensuar con el gobierno nacional un programa a largo plazo”.

Pullaro reconoció la grave situación en Rosario y dijo que en ese sentido su equipo trabaja “fuertemente para mejorar los niveles de seguridad pública. Indudablemente, las respuestas no alcanzan. Pero no sólo en la provincia de Santa Fe; en toda la Argentina el problema de la inseguridad es el principal tema” de agenda. “Pero nosotros lo enfrentamos y nos hacemos responsables de las dificultades que tenemos”, aseveró.

Nuevo jefe

El gobernador Miguel Lifschitz puso en funciones ayer a los nuevos jefe y subjefe de la Policía provincial, José Luis Amaya y José Pérez, en el marco del acto por los 152 años de la fundación de la fuerza policial santafesina.

Amaya reemplaza en el cargo a Luis Bruschi. El gobernador explicó: “Había un pedido de retiro del jefe Bruschi. Se conversó con el ministro de Seguridad y se acordó una sucesión natural, con la idea de darle continuidad al trabajo que venimos realizando con la Policía. Se propuso a José Luis Amaya y hoy efectivizamos su asunción”.

El acto de asunción fue en la sede del Instituto de Seguridad Pública, en la ciudad de Recreo. Participaron el vicegobernador Carlos Fascendini, el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, el secretario de Seguridad Pública Omar Pereyra, el secretario de Seguridad Comunitaria Ángel Ruani y el subsecretario de Seguridad Pública, Dardo Simil, entre otras autoridades.

Comentarios