Economía, País

Ticket promedio de $990

Según la Came, las ventas por el Día de las Infancias cayeron un 20,8 % con respecto a 2019

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa informó que los efectos de la pandemia, pérdida de ingreso y la competencia de los hipermercados contribuyeron en la merma. En contraposición, la Cámara Argentina de la Industria del Juguete registró un nivel similar a 2019: apenas una suba de 1,3%


Las ventas por el Día de las Infancias cayeron 20,8% en promedio este año frente a igual fecha del 2019, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), mientras que para la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ) registró un alza de apenas 1,3% en la demanda de juguetes y juegos.

De acuerdo con el relevamiento realizado por Came en 1.000 comercios de las ciudades capitales del país, incluyendo la ciudad de Buenos y el Gran Buenos Aires, las ventas cayeron 20,8% interanual.

“El ingreso familiar quedó muy afectado por la pandemia; la pérdida de ingresos por la cuarentena determinó la menor compra de unidades en las familias; el ticket promedio rondó los 990 pesos”, indicó Came en el informe que relevó a sus asociados durante este viernes y sábado.

Según la entidad, las ventas de los comercios también se vieron afectadas porque “los grandes supermercados ya desde principio de agosto lanzaron generosas ofertas para captar la venta”.

Por otro lado, observaron que “las largas colas que se hicieron en las puertas de los negocios, llevaron a muchos a desertar de la compra y dejarla para la semana”.

Asimismo, las ventas online tuvieron su público, pero sobre todo en las grandes ciudades donde se estima que el 30% se realizó por esa vía.

El ticket promedio este año rondó los 990 pesos, apenas 10% por encima del 2019 (900 pesos) y según Came “la caída y la menor compra de unidades por familia explica que en términos reales las ventas hayan bajado tan fuerte”.

Todos los rubros medidos para la fecha cayeron: consolas y videojuegos (-34,1%), libros (-27,8%), artículos deportivos (-22,6%), indumentaria y calzado (-21,9%), juguetería (-20,5%), artículos electrónicos (-14,8%), rodados (-11,8%) y artículos de computación y celulares (-8,8%).

La entidad comercial observó que “el efecto ingresos y las tarjetas endeudadas pegó fuerte en el rubro Consolas, Accesorios y Videojuegos, que están entre los artículos más costosos”, y como ejemplo el informe citó una consola de juegos que se vende a 70 mil pesos.

Este domingo, lo que más se movió fueron juguetes, aunque tuvieron según Came un declive de 20,5% “en parte porque fue de los ramos donde más afectó la competencia de los hipermercados”.

En las últimas semanas, las jugueterías habían pedido abrir sábado y domingo como excepción, para poder concretar ventas que habitualmente se realizan en los últimos días, pero la restricción se mantuvo.

 

Números contrapuestos

En tanto, desde la CAIJ informaron este domingo que se registró un incremento de 1,3% interanual en las ventas de juguetes y juegos, impulsadas por las promociones y financiaciones bancarias.

“A pesar de haber tenido un muy buen desempeño en estos últimos días tanto en el canal físico como en el online, las ventas apenas lograron alcanzar los niveles de 2019 en la temporada del Día del Niño”, señaló la CAIJ en un comunicado.

La cámara agregó que “los descuentos del 30% y cuotas con tarjetas del Banco Nación y el Banco Ciudad, además del aumento de transacciones con el Programa Ahora 12 que permitió financiar en 3, 6, 12 y 18 cuotas, ayudaron a dinamizar ventas de juegos y juguetes para el Día del Niño”.

Respecto a los medios de pago más utilizados, el Programa Ahora 12, prorrogado y extendido a las ventas online a partir de la articulación con la Secretaría de Comercio Interior, logró transacciones en más de 1.240 puntos de venta de juguetes en todo el país, duplicando su participación como forma de pago y explicando el 70% de las ventas con tarjeta de crédito en cuotas.

La cámara observó que “al no estar totalmente desarrollado el canal online y las dificultades de las operaciones a distancia, no se pudieron maximizar las ventas totales por las restricciones en el Amba, como la prohibición de abrir los sábados en Caba y el hecho de no haber estado autorizado el ingreso de clientes en algunos municipios de la provincia de Buenos Aires”.

Asimismo, la cámara indicó que “en los últimos días se desaceleraron las ventas en localidades que retornaron a Fase 1 en provincias del norte argentino”.

El presidente de la CAIJ, Emmanuel Poletto, afirmó que en cuanto a lo que resta del año “existen buenas expectativas para la industria nacional de cara a la temporada de fin de año”.

“El objetivo es producir a pleno y ampliar la escala de producción con miras a mejorar la competitividad para aumentar exportaciones y recuperar mercado interno impulsando nuevas formas de comercialización en canales online”, concluyó.

Comentarios