Policiales

Oscuro

Secuestran a un prestamista colombiano en Venado Tuerto y lo matan previo exigir un millón de pesos

El cuerpo de Giovanny Herrera León fue hallado este miércoles por la mañana en una zona semiurbana. Estaba calcinado. Su hermana había hecho una denuncia de paradero en la medianoche. Por la tarde había recibido un llamado que desestimó. Hay tres sospechosos detenidos


La víctima tenía 44 años y hacía poco había llegado a Venado Tuerto. Foto: Facebook.

Giovanny Herrera León, un hombre de nacionalidad colombiana de 44 años, había llegado hace 3 meses a la ciudad de Venado Tuerto, del departamento General López. Se dedicaba a los préstamos informales y sus clientes eran comerciantes. Este miércoles a primera mañana, su cuerpo fue hallado calcinado en una zona rural. La Justicia Federal había demorado a cuatro personas y al menos tres de ellas serán indagadas en las próximas horas. Un caso de secuestro extorsivo seguido de muerte inédito, al menos en los últimos 90 años, en la localidad del sur santafesino cuya trama apenas comienza a develarse.

La historia se conoció este miércoles. A las 23 de este martes, Sandra, la hermana de Giovanny, presentó una denuncia de paredero. Una llamada extraña, a la que al principio no prestó atención, presagió el horror posterior.

De acuerdo con lo relatado por la mujer, Giovanny había salido a “hacer cobros” a las 16 del martes. A las 19.55, Sandra recibió una llamada de WhatsApp desde el teléfono de su hermano. Del otro lado había una voz con “acento argentino” le dijo que Giovanny estaba secuestrado, que ni se le ocurra llamar a la Policía y que si no juntaba un millón de pesos lo iban a matar.

La mujer, que sostuvo dedicarse a la venta de ropa y a los préstamos informales, cortó por miedo. Creyó acaso que era un intento de estafa virtual, por eso no devolvió el llamado, dijo.

Las horas pasaron y la preocupación fue en aumento. Por la noche, Sandra se dirigió a la comisaría 2ª venadense e hizo la denuncia por paradero. De allí notificaron al fiscal Iván Raposo, del Ministerio Público de la Acusación (MPA), quien instruyó las primeras medidas.

Fuentes policiales dijeron que la madrugada arrojó novedades. Giovanny se movilizaba en una Honda Wave. El mismo modelo que personal de Comando Radioeléctrico (CRE) y de Motorizada divisó a la 1.30 en barrio San Eduardo, en inmediaciones de Sarmiento y Patricio Boyle. Allí identificaron a Nahuel D., un venadense de 22 años que iba al mando de la moto negra.

La moto tenía la patente arrancada, pero en el interior encontraron una tarjeta verde a nombre de Sandra Herrera León y la autorización para que la manejara Giovanny, el hombre que por esas horas se encontraba desaparecido. Un dato que movilizó la investigación.

Fuentes del caso detallaron que en plena madrugada el fiscal Raposo ordenó dos allanamientos en Dimmer al 200 y 300. En el primer allanamiento encontraron una escopeta calibre 28 y demoraron a un hombre de 50 años identificado como Raúl Waldemar B.

Mientras que en un quiosco ubicado a una cuadra de distancia, el personal del CRE detuvo a dos hombres, Aldo Joaquín V., de 27, y Luis Marcelo D., de 49. Además secuestraron 44 mil pesos y un revólver calibre 32.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De las conversaciones con estos hombres, siempre según voceros policiales, surgió qué había ocurrido con el colombiano prestamista.

Estas declaraciones, que no poseen valor judicial, condujeron a las 7.30 a los agentes a un camino semirrural. En calle Chaco a la altura de Maradona, los efectivos hallaron un cuerpo calcinado entre los restos de neumáticos. Todo apunta a que se trata de Giovanny, quien habría muerto asfixiado.

“Cuando el personal de Comando los trasladaba para formar causa por tenencia de arma, uno de ellos contó que lo asesinaron y dejaron el cuerpo en un lugar de la zona noreste de la ciudad, donde fue hallado el cuerpo”, detalló Raposo al portal La Tribuna del Sur.

Ahora la pista que maneja la Justicia federal, que tomó intervención del caso este miércoles, apunta además a otro ciudadano colombiano que en los últimos días partió rumbo a Bogotá, confiaron fuentes del caso a partir de la denuncia de la hermana de la víctima. Esta persona también se dedicaba al rubro préstamos y era allegada a la familia de Giovanny.

Comentarios