Ciudad, Policiales

Estafa

Sebastián Grimaldi, acusado de fraude millonario al gigante chino Cofco y al banco Macro, a su casa

Tras acuerdo entre su defensa y la Fiscalía, el corredor de bolsa que cayó en default por 25 millones de dólares y está procesado en una causa similar en Córdoba, fue acusado formalmente en Rosario y quedó en libertad al presentar inmueble como caución


Sebastián Grimaldi fue imputado este miércoles por el fiscal Mariano Ríos Artacho de la Unidad de Delitos Económicos por una presunta defraudación millonaria al banco Macro y a la firma Cofco Internacional Argentina SA, quienes radicaron una denuncia. Esta causa se suma a otras que se encuentran en trámite en la Justicia federal en Córdoba, donde se lo investiga por estafa a productores agropecuarios y una denuncia presentada por Cargill por maniobras fraudulentas tras su caída en default por 25 millones de dólares. Tras ser imputado, el empresario recuperó la libertad con restricciones y presentó una caución a través de una propiedad que quedará embargada.

El fiscal dijo que el empresario, en su carácter de presidente de Sebastián Grimaldi SA, pidió el 26 de diciembre de 2018 al banco en forma verbal una ampliación del giro en descubierto para lo que presentó como respaldo 10 cheques de su cuenta corriente, por algo más de 5 millones de pesos, los que se acreditarían al día siguiente.

Contó que lo hizo con el fin de aparentar solvencia sabiendo que iban a ser rechazados, porque fueron librados por la empresa Leones Agropecuaria SRL y endosados con firmas falsas a favor de su empresa y produjo un perjuicio de casi 9 millones de pesos al 3 de enero de 2019. El fiscal contó que hacía 12 años que Grimaldi operaba con el banco y tenía dos cuentas corrientes donde se le autorizaban giros al descubierto.

Además lo imputó por defraudar a la firma Cofco Internacional Argentina SA abusando de la confianza que tenía con el gerente de la empresa y la habitualidad con la que operaba. En 2018 rubricó dos contratos de compra venta de cereal por los que Cofco le transfirió casi 10 millones de pesos a Leones Agropecuaria SRL y algo más de 20 mil pesos a su firma en concepto de prefinanciación e IVA a cuenta del cumplimiento de las entregas pactadas. El perjuicio ascendió a unos 818.015 dólares.

El fiscal señaló que el imputado había utilizado a las empresas Leones Agropecuarias SRL y Sebastián Grimaldi SA para realizar las actividades delictivas. El imputado se valió de la confianza que generaba como así también de la existencia de un acopio propio, describió. Las maniobras de defraudación tuvieron lugar desde el segundo semestre del año 2018 y se consolidaron en el mes de enero de 2019, dice la acusación.

La audiencia fue presidida por el juez Nicolás Foppiani, quien tras escuchar la imputación dispuso, avalando un acuerdo de partes, una libertad con restricciones para el empresario, que deberá presentarse semanalmente en el Centro de Justicia Penal, no puede salir del país y la provincia con excepción de las veces que deba ir al Juzgado Federal de Bell Ville y la entrega de un inmueble en caución que quedará embargado.

¿Cómo era la mecánica mediante la cual Grimaldi estafó a productores agropecuarios?

Bell Ville

Grimaldi ya contaba con un proceso abierto en la Justicia federal cordobesa, donde fue procesado junto a otros directivos de dos empresas de la vecina provincia por asociación ilícita, defraudación y apropiación indebida de tributos. La decisión la tomó el juez federal de Bell Ville, Sergio Pinto, donde se describe la mecánica operada por los involucrados para estafar a los productores agropecuarios, a quienes les ofrecían mejores condiciones de negocios que las demás empresas.

El magistrado explicó que las firmas Sebastián Grimaldi SA y Leones Agropecuaria SRL trabajaron en forma conjunta, como un único grupo económico para hacerse de un “un gran volumen de cereal”, que generaba una gran cantidad de dinero que incluyó los fondos para los pagos de tributo.

En marzo de 2018 comenzaron a salir a la luz las irregularidades y los productores terminaron como acreedores de Leones Agropecuaria, que estaba en quiebra, contó el juez que procesó a Grimaldi como jefe y organizador de la asociación ilícita, además de dos socios de la firma y dos ejecutivos.

Grimaldi se declaró en default y se presentó en concurso preventivo en Rosario; además fue denunciado por una de sus socias.

Otra denuncia

Otra empresa que lo denunció fue Cargill. La presentación alcanzó también a dos auxiliares de Justicia por maniobras ilícitas para licuar pasivos de la empresa. Cargill explicó que Grimaldi SA, en su condición de corredora, adeuda cinco contratos por un total de 6,3 millones de pesos y 1,06 millón de dólares.

Según publicó Puntobiz, se trataba de saldos que no fueron admitidos por el síndico del concurso preventivo Aníbal Campagnucci porque, afirmaba, debían reclamarse a Leones Agropecuaria y no a Grimaldi. Para el caso puntual de lo reclamado por Cargill, el síndico además se basó en un informe del perito caligráfico Martín Welker para sostener que las firmas en las cartas de garantías de los contratos “no corresponderían” a Sebastián Grimaldi, por lo que debían declararse nulas.

Hacia allí apunta Cargill, a una supuesta “connivencia defraudatoria directa” entre Grimaldi, el síndico Campagnucci y el perito Welker, “quienes se encontrarían en una armoniosa sintonía en pos de sanear las deudas contraídas y asumidas por Sebastián Grimaldi SA”.

La firma denunciante solicitó que los tres sospechosos sean investigados por estafa procesal y/o desbaratamiento de derechos y/o incumplimiento de los deberes de funcionario público y/o prevaricato y/o falso testimonio de perito o intérprete.

Comentarios