El Hincha

Un clásico en cada cita

Se vienen las figuritas del Mundial de Rusia

Se viene el álbum oficial de Rusia 2018 y lo recordamos con algunas de las curiosidades a lo largo de la historia.


Revista Un Caño

¿Juan Román Riquelme jugó el Mundial 98 a sus tiernos 20 años? ¿Hugo Alves y Miguel Ángel Russo fueron campeones en 1978 y 1986? ¿Luis Islas fue en realidad el héroe de los penales en Italia 90? ¿Jorge Olguín, Luis Galván y Rubén Galván fueron los cortados por César Menotti a días del inicio del Mundial 78? ¿Julio Olarticoechea se quedó afuera del plantel campeón en México?

Todas estas preguntas podrían haber sido respondidas de forma positiva por algún desprevenido que se encontró con los álbumes de figuritas oficiales de las Copas del Mundo. Es que, aunque la rigurosidad trata de ser una marca registrada de Panini, muchas veces se dan imprevistos que primero son errores de cada colección y hoy, con el tiempo, se convirtieron en curiosidades.

En los meses previos a las Copas del Mundo, uno de los momentos más esperados por aquellos que alguna vez fueron niños y hoy ya no lo son más que en el recuerdo exagerado de su infancia, es el lanzamiento del álbum de figuritas. Aquella actividad lúdica que en los setenta, ochenta y noventa estaba reservada a las escuelas, hoy se trasladó a las oficinas y otros ámbitos laborales. Es que nadie se quiere quedar afuera de una faena cuyo objetivo es hacer la espera un poco más llevadera.

Los álbumes oficiales de Panini comenzaron a comercializarse en el Mundial de México 1970. Antes había colecciones pero no estaban aprobadas por la organización del evento. El último campeonato ecuménico que no jugó Argentina fue el primero que tuvo su propio álbum. Allí estaban, orgullosos, Pelé, Rivelino, Tostao y Gerson, los héroes del Brasil campeón.

Cuatro años más tarde apareció por primera vez la Albiceleste, en la colección llamada “Munich 1974”. En aquel entonces, el representativo nacional tenía un tratamiento de seleccionado mediano, con seis figuritas menos que Alemania Federal y Brasil, por ejemplo.

En ese álbum no aparecen Carlos Babington, Ramón Heredia, René Houseman, Mario Kempes, Agustín Balbuena, Jorge Carrascosa, Rubén Glaría, Ubaldo Fillol, Aldo Poy, Carlos Squeo y Néstor Togneri, mientras que sí están pero no jugaron Rubén Galván (con foto de Ángel Bargas y este con foto de Galván), Norberto Alonso y Roque Avallay. Está Quique Wolff pero con foto de Jorge Troncoso. Y está Santoro, pero con foto de Marín. Por el contexto de desorganización de la AFA en aquellos tiempos no sorprenden las ausencias ni los errores.

En el álbum de la Copa del Mundo de 1978 solo hay “intruso”: Hugo Alves. El futbolista de Boca, un año mayor que Diego Maradona, realizó la pretemporada pero fue cortado por Menotti junto a Armando Capurro, algo que pasó desapercibido para los muchachos de Panini. No fue la única omisión, ya que no fueron incluidos los campeones Luis Galván, Jorge Olguín, Norberto Alonso, Rubén Galván, Ricardo La Volpe, Miguel Oviedo y Rubén Pagnanini.

Cuatro años más tarde, Argentina presentó en España un equipo de ensueño, con los campeones del 78 más Diego Maradona. En esa ocasión, no hubo agregados, pero sí varias ausencias: Gabriel Calderón, Patricio Hernández, Julio Olarticoechea, Nery Pumpido, Santiago Santamaría y Jorge Valdano. Por segunda vez consecutiva, la Albiceleste tuvo el mismo tratamiento de los seleccionados más importantes. Eso jamás cambiaría.

Carlos Bilardo presentó una lista con varias sorpresas en México 86, por eso las diferencias entre la lista y los “convocados” del álbum son varias. Ubaldo Fillol, Miguel Ángel Russo y Juan Barbas tienen el dudoso honor de estar en la colección pero no tener la medalla de campeón. Lo contrario los ocurrió a Sergio Batista, José Luis Cuciuffo, Héctor Enrique, Julio Olarticoechea, Sergio Almirón, Carlos Tapia, Marcelo Trobbiani y los arqueros suplentes Héctor Zelada y Luis Islas.

Una de las grandes figuras de Italia 90 fue Sergio Goycochea, héroe inesperado del subcampeón mundial. El Vasco tomó la titularidad tras la lesión de Pumpido y su aporte fue tan sorpresivo que ni siquiera apareció en el álbum más recordado de una generación. También faltaron Gabriel Calderón, José Serrizuela, Edgardo Bauza, Nestor Lorenzo, Pedro Monzón y Roberto Sensini. En tanto, Luis Islas vivió la situación contraria del Mundial anterior y estuvo a pesar de que no fue citado, al igual que Néstor Clausen y Jorge Valdano.

El álbum oficial de Panini no llegó a Argentina en 1994, pero para mantener el orden analizaremos la edición europea. El ausente más notorio es Ariel Ortega, quien a los 20 años se hizo cargo del equipo tras la suspensión de Maradona. Además del jujeño no fueron incluidos Roberto Sensini (al parecer una víctima acostumbrada) y Fernando Cáceres. Quienes posaron para la cámara pero no jugaron en Estados Unidos son Carlos Mac Allister y Gustavo Zapata.

En 1998 aparece esa figurita que todos recordamos: la de Juan Román Riquelme. El juvenil de Boca había sido convocado por Daniel Passarella para el último partido de las Eliminatorias en la Bombonera y los amigos de Panini se apuraron para sumarlo a la colección. También aparece Hernán Díaz, uno de los cortados sobre el final, mientras que no están el arquero titular Carlos Roa, Mauricio Pineda, Pablo Paz, Nelson Vivas, Sergio Berti, Abel Balbo, Marcelo Delgado y Javier Zanetti.

La Copa del Mundo de Corea y Japón 2002 fue borrada de la mente por una enorme cantidad de argentinos y ni siquiera el álbum es recordado con cariño. Allí faltaron los arqueros Pablo Cavallero y Germán Burgos, Gabriel Batistuta (aunque usted no lo crea), Mauricio Pochettino, Diego Placente, Claudio Husaín, Marcelo Gallardo, Claudio Caniggia (convocado por Bielsa a último momento) y José Chamot. El gran agregado fue Javier Saviola, quien la había roto en el Mundial Sub 20 de 2001 pero no había tenido oportunidades en el seleccionado mayor.

En la colección de Alemania 2006 hubo tres figuritas de mucho valor simbólico que luego no estuvieron en la cancha: Juan Sebastián Verón, Andrés D’Alessandro y Javier Zanetti. Por otro lado, no fueron incluidos Lionel Scaloni, Rodrigo Palacio, Gabriel Milito, Leandro Cufré, Maxi Rodríguez, Nicolás Burdisso y Lucho González. Además de los arqueros Leo Franco y Oscar Ustari. Muchas bajas, pero no faltó el más importante: Lionel Messi en su primera Copa.

Para Sudáfrica 2010, los que sí formaron parte del álbum pero no del fútbol fueron Zanetti, Fernando Gago y Esteban Cambiasso, tres ausentes de peso en la lista de Diego Maradona. En tanto, se quedaron con las ganas de tener su figurita Diego Pozo, Ariel Garcé, Mario Bolatti, Clemente Rodríguez, Jonás Gutiérrez, Mariano Andújar y Javier Pastore.

En la última Copa del Mundo, Ever Banega fue el único que estuvo en la colección pero no fue subcampeón en Brasil. En cambio, no pudieron verse en el álbum Enzo Pérez, Augusto Fernández, Martín Demichelis, Ricardo Álvarez, José Basanta, Agustín Orión y Mariano Andújar. Al parecer, la lista de Alejandro Sabella fue una de las menos sorprendentes para los hombres de Panini.

En el día del lanzamiento del álbum de la Copa del Mundo de Rusia 2018, la incógnita pasa por saber quién serán los ausentes más notables y quiénes aquellos ignorados que irán en busca de la gloria. Cada cuatro años se escriben nuevas páginas de esta historia de figuritas y obsesión.

Si te gustó esta nota, compartila