Ciudad

Sembrando futuro

Se viene la Feria de Intercambio de Semillas en plaza Suecia

Este domingo de 8.30 a 13 en Oroño y Rivadavia se exibirán e intercambiarán variedades para promover el cultivo agroecológico de hortalizas, verduras y plantas aromáticas y medicinales. Y se convocará al madrinas y padrinos para reproducir y conservar especies dejadas de lado por el mercado


En el marco de la Semana de la Agricultura Urbana, este domingo 28, de 8.30 a 13 en la plaza Suecia (bulevar Oroño y Rivadavia), la Municipalidad de Rosario pondrá en marcha una Feria de Intercambio Semillas para promover el cultivo agroecológico de hortalizas, verduras y la multiplicación de plantas aromáticas y medicinales.

Durante la jornada se convocará al madrinazgo y el padrinazgo de semillas, una herramienta estratégica que consiste en confiar las variedades de semillas a las madrinas y padrinos, organizados en una red de intercambio, con el propósito de generar compromiso con la producción, la soberanía alimentaria y el consumo de productos libres de agrotóxicos.

En el marco de este intercambio, quienes ya se hayan sumado a la utilización de técnicas de cultivo traerán las semillas logradas para intercambiarlas con otros cultivadores. Y quienes deseen iniciarse en la práctica del cultivo de verduras y hortalizas (sin utilización de agrotóxicos) recibirán esquejes de romero, menta, melisa, cedrón y lemon grass.

Con esta feria de intercambio de semillas, el municipio renueva su compromiso con la preservación de la diversidad de especies y variedades de plantas que son la base para una alimentación, medicina y agricultura segura, saludable y variada, ante situaciones como el cambio climático y grandes epidemias o plagas que afectan a los cultivos predominantes.

En Rosario ya son 400 consumidores y 250 familias comprometidas con el cuidado, reproducción y multiplicación de variedades vegetales en el marco del espacio de construcción colectiva de diversidad biocultural que desarrolla la Municipalidad en huertas, parques huerta y jardines.

 

Recuperación de especies y soberanía alimentaria

La erosión fitogenética hizo que desaparecieran más de 10.000 especies en los últimos 150 años con la simplificación de la agricultura. Sólo quedó el 80% de los cultivos del planeta concentrados en 12 especies. Esto instauró una monocultura alimentaria por lo que se encuentran pocas variedades de alimentos.

Rosario es una ciudad pionera en la preservación y cuidado de semillas, y es miembro de la Red Mundial de Semillas Libres. El proyecto de madrinazgo y padrinazgo de semillas se realiza en la ciudad desde el año 2008, y tiene como objetivo la democratización del acceso a las semillas y a la biodiversidad para la alimentación y la agricultura.

Estas semillas son destinadas al libre intercambio con otras personas y organizaciones con el fin de mantener estas especies y variedades de especies, y así evitar su extinción, asegurando de este modo el acceso de las semillas como un derecho humano básico y fundamental para la seguridad y soberanía alimentaria de la población.

El madrinazgo y padrinazgo de semillas pone en valor el trabajo de los huerteros, y de los campesinos, que cultivan en pequeños espacios y conservan los conocimientos de cultivos con estas semillas ancestrales para alimentación y cuidado de la salud.

 

Cómo conservar semillas

Las semillas no pueden conservar su capacidad de germinación de forma indefinida. El mantenimiento de la viabilidad de las semillas depende mucho de las condiciones de almacenaje. Las semillas hortícolas deben conservarse secas, en un lugar fresco y protegido de la luz. Se deben seguir los siguientes consejos:

  • La semilla se debe conservar con el mínimo de humedad posible, si se ha humedecido hay que dejarla secar en una bandeja. Después se guarda en un recipiente hermético para evitar que se vuelva a humedecer. Para disminuir la humedad se puede añadir gel de sílice dentro del recipiente de conservación.
  • El lugar de conservación debe ser fresco, la heladera es un espacio óptimo para la mayoría de semillas siempre que el recipiente o la bolsa esté herméticamente cerrada, en caso contrario se puede malograr. En el recipiente o bolsa se debe escribir la fecha, la especie y el origen de la semilla.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios