Edición Impresa, Política

Casas patronales

“Se terminó el abandono para el norte argentino”, sostuvo Macri

Durante un acto en Jujuy junto al gobernador Morales, Macri remarcó que “el Plan Belgrano es una reparación histórica”.


El presidente Mauricio Macri aseguró ayer que “se terminó el abandono para Jujuy y el norte argentino” y remarcó que el “Plan Belgrano es una reparación histórica”, al encabezar un acto de entrega de viviendas junto al gobernador radical Gerardo Morales.

En el acto, en que el presidente además firmó un acuerdo con el gobernador jujeño para la devolución a la provincia del 15 por ciento de Coparticipación Federal, Macri también se refirió a las críticas de la oposición sobre algunas medidas que adoptó y aunque reiteró que el “sinceramiento de la economía ha sido una pesada carga para muchos”, insistió en que tomó esa decisión “pensando en el futuro” de los argentinos.

El presidente se expresó de este modo al participar del acto de entrega de la “casa número 1.000” para trabajadores de la empresa azucarera Ledesma en el barrio “Papa Francisco” de Calilegua –empresa vinculada con delitos de lesa humanidad durante la última dictadura– en el marco del programa de “Acceso a la Casa Propia”.

“El plan Belgrano es un plan de reparación histórica para el Norte”, destacó el jefe del Estado, al tiempo que enfatizó: “Queremos darle a cada argentino la posibilidad de elegir donde quiera vivir, donde quiera trabajar, donde quiera estudiar, tenemos todos los recursos para hacerlo”.

Con este plan se logrará que la producción “llegue a los puertos y gane los mercados del mundo”, alegó el mandatario, lo que va a estar en sintonía con una mejora de la red vial que conecte a todo el norte del país.

Además, sin mencionar a la dirigente social detenida Milagro Sala, Macri prometió que en su gestión se harán “obras que dejen de ser sinónimo de corrupción”, en alusión a las denuncias sobre irregularidades en el manejo de fondos públicos por parte de la organización Tupac Amaru.

Asimismo, Macri reiteró su compromiso de una “Argentina con pobreza cero, que derrote al narcotráfico”, pero reiteró: “Sobre todo, es necesario que estemos unidos y ustedes tiene que ser protagonista porque la Argentina los necesita, yo los necesito”.

El mandatario agradeció a la gente que lo acompañó para ser presidente, y dijo que eso no hubiera sido posible “si no creyese que tenemos un gran futuro por delante” para insistir: “Este sinceramiento de la economía que ha sido una pesada carga para muchos, pero créanme que cada medida la hemos pensado e impulsado pensado en el futuro de ustedes”.

“Se terminó el abandono para Jujuy, para el norte Argentino, vamos juntos, es acá, es ahora”, concluyó el presidente.

Por su parte, el radical Morales destacó el compromiso de los jujeños de “recuperar la paz y la cultural del trabajo”.

El gobernador llegó a la provincia junto al mandatario nacional desde Buenos Aires, luego de haber firmado con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, el acuerdo para la devolución escalonada del 15 por ciento en materia de coparticipación federal.

Al respecto, destacó el “criterio federal” del gobierno nacional y subrayó: “Esta mañana firmé el tramite de devolución del 15 por ciento, con un 3 por ciento directo y una financiación del 6 por ciento y cada año un 3 por ciento adicional, como nunca en los últimos 12 años se puso en la agenda federal”.

El mandatario provincial agradeció a Ledesma la “generación de empleo”, puso como ejemplo el barrio Talar –que se está construyendo– y le solicitó a Macri que observe las “buenas viviendas” que se están realizando allí.

Morales también destacó la importancia de la alícuota para aumentar el fondo especial del tabaco en el orden de los 500 millones de pesos, que permitirá la generación de obra intensiva.

Durante el acto, Macri entregó en forma simbólica la escritura y la llave para mil familias, a las que les pidió que “confíen en lo que pueden hacer, porque ahí esta la verdadera fuerza de la Argentina”.

Las viviendas construidas cuentan con tres dormitorios y algunos con cuatro, poseen toda la infraestructura y servicios necesarios; fueron financiados íntegramente por la empresa Ledesma que invirtió 250 millones de pesos y encargó la ejecución a empresas constructoras jujeñas.

En tanto, el presidente de la empresa Ledesma, Carlos Herminio Blaquier, dijo que una de los objetivos de la firma agro industrial es “generar desarrollo para contribuir al bienestar de las personas y ese bienestar empieza por la vivienda propia”.

Se mostró comprometido con acompañar el progreso de la ciudadanía y pensando en ella, dijo, “buscamos la mejor solución” y resolvimos problemas como la falta de viviendas “con creatividad y esfuerzo”.

“Como nos gusta decir en Ledesma, todo nace del ingenio”, concluyó con juego de palabras.

Blaquier, en representación de la empresa, agradeció al presidente Macri “por venir a este rincón de Jujuy, para compartir con todos nosotros este momento de gran felicidad, además de que hoy empezamos una nueva zafra azucarera”.

La empresa azucarera tiene un pasado no muy dulce vinculado con la represión durante el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional.

Entre el 20 y el 27 de julio de 1976, la última dictadura cortó las luces en las tres ciudades aledañas al ingenio Ledesma: San Martín, Calilegua y El Talar, en lo que se conoció como “El Apagón de Ledesma”. Se trató de un operativo represivo en el marco del cual fueron secuestradas unas 400 personas y que contó con la complicidad del ingenio azucarero Ledesma, propiedad de Carlos Blaquier.

Comentarios