País

Gran Buenos Aires

Atrapan a femicida cuando intentaba arrojar los restos de una mujer en las vías

En una estación del partido bonaerense de Pilar testigos dijeron haber visto este lunes a un hombre trasladando una bolsa con restos humanos: policías descubrieron que llevaba el cuerpo de una mujer y el femicida se suicidó. Intentan establecer si la víctima es su pareja, que está desaparecida


Un hombre fue descubierto cuando arrojaba los restos de una mujer a un costado de las vías del tren, a metros de la estación Villa Astolfi del Ferrocarril San Martín, en el partido bonaerense de Pilar. Al verse cercado por los policías, el femicida se quitó la vida clavándose un cuchillo a la altura del corazón.

Los investigadores trabajaban, al cierre de esta edición, para determinar si el cuerpo pertenece a María Mercedes Gauto, pareja del femicida, quien fue vista por última vez en agosto del año pasado y que era intensamente buscada por su familia. El asesino contaba con una condena anterior por otro femicidio, el de su ex pareja, cometido en 2005.

Según fuentes policiales y judiciales, este lunes a las 19.30 el agresor, identificado como Lorenzo Esteban Duarte Martínez, caminaba junto a las vías del ferrocarril San Martín y cargaba una pesada bolsa negra de plástico lo que llamó la atención de un pasajero del tren que aguardaba la llegada de una formación en la estación de Villa Astolfi, en la zona norte del conurbano bonaerense.

Este pasajero llamó a la Policía y contó que acababa de ver a un hombre que cargaba la bolsa de residuos, la cual se le enganchó con un alambrado, a raíz de lo cual vio salir del interior de la misma lo que le pareció ser una pierna. Ante esa situación, los policías montaron un operativo y comenzaron a buscar al sospechoso, el cual, al advertir la presencia de los uniformados, abandonó la bolsa a un predio de la calle Guido y salió corriendo.

A unos 600 metros, en Santa Fe y San Jorge, el hombre fue rodeado por los policías que llegaban al lugar a bordo de patrulleros y antes de ser detenido extrajo un cuchillo y se lo clavó en el pecho, a la altura del corazón, dijeron los informantes para agregar que el femicida se desvaneció y, a pesar de ser asistido por médicos, murió en el lugar.

Los investigadores hallaron en la bolsa de plástico los miembros y el torso de una mujer, mientras que dentro de una mochila que tenía Duarte Martínez fueron encontrados más restos humanos.

La desaparición de María Mercedes

Tras su muerte, los pesquisas identificaron al sospechoso como Duarte Martínez y a partir de ese dato comenzaron a investigar si los restos que él cargaba pertenecían a María Mercedes Gauto, una mujer de 46 años, quien había sido pareja y que su familia no volvió a ver desde mediados de 2019.

Fuentes policiales aseguraron que Liz Gauto, la hija de esta mujer desaparecida, ya se había comunicado con los investigadores y en las próximas horas participará de un reconocimiento para intentar identificarla.

La muchacha había comenzado el 3 de octubre del año pasado una campaña desesperada a través de sus redes sociales para tratar de dar con su madre, de quien no tenía noticias hacía un mes.

La propia joven que está embarazada y reside en González Catán, aseguró este martes a la agencia de noticias Télam que la última vez que vio a su madre fue el 20 de agosto último: “Buscamos a mi mamá desde el año pasado, cuando cambió su teléfono celular y se había ido de viaje con su nueva pareja, que es este señor Duarte Martínez. Desde ahí perdimos todo contacto.”

La chica agregó que la Policía la llamó esta madrugada para ir a un reconocimiento de la mujer encontrada en Pilar. “La foto que está en las redes sociales es la de mi mamá y su pareja. Esa es una foto cuando decidieron en el año 2018 irse a vivir juntos. Pero un año más tarde perdimos todo contacto directo con ella”, explicó la chica, quien agregó que nunca supo que había existido algún conflicto entre este hombre y su madre.

La hija de María Mercedes recordó que su madre y Duarte Martínez residían en General Pacheco, y que él decía que había estado preso por “estafa”.

“Al parecer, mi mamá lo visitaba en la cárcel. Él después obtuvo salidas transitorias y cuando ella desapareció nos enteramos que había estado preso por haber matado a su anterior pareja”, relató.

La causa por la desaparición de María Mercedes quedó radicada en el Departamento Judicial La Matanza, ya que Liz hizo la denuncia en González Catán; y lo ocurrido fue en Villa Astolfi, por lo que está siendo investigada por la Fiscalía Temática en Violencia de Género de Pilar a cargo María Basiglio.

Con antecedentes

A su vez, la Policía pudo certificar en las últimas horas los antecedentes penales de Duarte Martínez, que se remontan a diciembre de 1983, cuando estuvo implicado en un caso de “privación ilegal de la libertad” en el Departamento Judicial San Isidro.

Luego, en septiembre de 1986, el hombre estuvo vinculado a una causa por “lesiones calificadas”; en agosto de 1989 por “hurto automotor”; y en enero de 1992 por “abuso de arma, atentado y resistencia a la autoridad”; todas en San Isidro.

Unos 22 meses después, en noviembre de 1993, Duarte Martínez volvió a estar imputado en una causa, esta vez por “robo y hurto, y violación” en jurisdicción de Zárate-Campana; mientras que en marzo de 2005 sumó un caso de “homicidio” en San Isidro, aunque los pesquisas no brindaron mayores precisiones sobre este femicidio.

Comentarios