El Hincha

Newell's

Se respalda en el fixture

Newell’s pretende jugar el Clásico el domingo 14 y el calendario avala esa idea. Si no se juega la próxima semana, hasta noviembre no habrá un hueco para hacerlo


Omar De Felippe reclama que el Clásico se juegue el próximo domingo, y aunque es innegable que tanto Newell’s como Central privilegian intereses deportivos a la hora de proponer en qué fecha jugar, la realidad es que el entrenador leproso entiende que no enfrentar al Canalla el 14 es un problema para el esquema de trabajo que tenía en la cabeza.

Newell’s visita el lunes a Colón a las 21 en Santa Fe. Llega en levantada, tras acceder a cuartos de Copa Argentina, tener una buena presentación ante Belgrano en Córdoba, y ganarle a Lanús en el Parque. Y eso le dio oxígeno en una tabla de promedios que empezaba a preocupar.

De Felippe cree que esa levantada se puede mantener. Y por eso no ve con buenos ojos tener dos semanas sin jugar por el receso de fecha Fifa. La lógica era jugar el choque de Copa Argentina, y seguramente si el rival era Almagro ya estaría el partido programado. Pero al ser el Clásico, se empezó a jugar fuera de la cancha y el final es incierto. Dirigentes de uno y otro lado, organismos de seguridad, hinchas, y una organización del torneo que es más propensa a desorganizar que a clarificar.

Y ahí empiezan los problemas. Newell’s quiere jugar el 14, o en su defecto el lunes 15 (feriado) o el miércoles 17. Hacerlo en otra fecha trastocaría la agenda más de lo que De Felippe pretende.

Es que el fin de semana del domingo 21, Newell’s recibe a Tigre en el Coloso; el miércoles 24 se programará el suspendido ante Estudiantes; y el lunes 29 jugará otra vez en el Coloso ante Argentinos.

En ese contexto, el miércoles 24 no se puede programar el Clásico, y resulta imposible que se juegue el miércoles 31, y Newell’s defenderá no hacerlo el jueves 1 de noviembre, tres días después de jugar ante Argentinos.

El almanaque aprieta. Y el domingo 4 la Lepra visitaría a Racing, y no hace falta hablar de la relevancia de ese partido. Y queda como opción el miércoles 7. Y ahí empieza a complicarse para la organización, ya que tiene previsto que las semifinales serán el 14 o 15 de noviembre.

“Yo creo que la organización de un partido va más allá de un jugador o no, sea de Central o Newell’s. Si es seria eso no debería ser un tema”, deslizó De Felippe. Y ahí marca su postura. No jugar por la ausencia de Parot (citado a la selección chilena), o algunos lesionados es una ventaja deportiva que no generó Newell’s. Y poner esa situación como argumento para cambiar la fecha del partido es cuestionable.

Obviamente, la definición no pasa por Newell’s o Central, aunque se juegue en los escritorios fuerte. Los organismos de seguridad serán decisivos. Y el martes hay una reunión donde puede empezar a aclarase el panorama.

 

El 14 quedó liberado

El domingo 15 la Copa Argentina había programado el partido entre San Lorenzo y Temperley en Mar del Plata. Y las especulaciones hacían suponer que TyC Sports no iba a aceptar jugar dos partidos de cuartos en la misma jornada. Por ese motivo Newell’s proponía el lunes 15, que es feriado, como opción.

Pero algo cambió. San Lorenzo pidió postergar el partido para darle descanso a los jugadores y Copa Argentina aceptó. Y ahora el domingo 14 no hay nada programado.

Así, uno de los argumentos que impedían jugar el domingo 14 quedó sin efecto, y la dirigencia leprosa insistirá con esa fecha en la reunión del martes con los organismos de seguridad.

 

Trabajó en Bella Vista

Tras el ensayo de fútbol nocturno del viernes, la Lepra trabajó por la mañana en Bella Vista, aunque Omar De Felippe no dio nuevos indicios del equipo, que como sucede habitualmente se confirmará recién el día del partido. De todas maneras, el entrenador tiene en la cabeza que Lisandro Cabrera ingrese por el lesionado Luis Leal, y Héctor Fertoli jugaría como carrilero por izquierda, relegando al banco a Víctor Figueroa, y Mauro Formica será el enganche.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios