País

Aborto

Se reaviva la interna de Cambiemos por dichos de Michetti

Referentes del PRO y la UCR a favor de la despenalización del aborto salieron este lunes a rechazar los dichos de la vicepresidenta, quien afirmó que no permitiría la interrupción voluntaria del embarazo ni siquiera en casos de violación


Michetti recomendó otras alternativas para hacer frente a un embarazo por violación como "dar en adopción" o "trabajar con un psicólogo".

Referentes del PRO y la UCR a favor de la despenalización del aborto salieron este lunes a rechazar los dichos de la vicepresidenta Gabriela Michetti y profundizaron la interna que se abrió dentro del oficialista frente Cambiemos a partir de la discusión legislativa del proyecto que permite la interrupción voluntaria de embarazos.

El diputado nacional del PRO y uno de los impulsores de la norma Daniel Lipovetzky catalogó de “retroceso” la visión de Michetti, quien afirmó que no permitiría el aborto ni siquiera en casos de violación.

“Cuestionar eso es un retroceso y no coincido, en el proyecto que tiene sanción de Diputados no se ha cambiado esa relación y solamente se agregó un inciso que permite al aborto por causa de incompatibilidad de vida extra uterina”, subrayó Lipovetzky.

El legislador recordó que el aborto por causa de violación está legislado en la Argentina desde 1921 y el Código Penal “lo prevé desde hace cien años”.

“Mejorar la salud de las mujeres argentinas es la clave de cualquier decisión que tomen los senadores el 8 de agosto (cuando se votará el proyecto)”, indicó en declaraciones a radio FM La Patriada.

A su entender, “por el rol que desempeña Gabriela (Michetti) en el Senado y habiendo otros senadores que tienen posición contraria al proyecto, serían ellos quienes deberían liderar esa posición” en contra del proyecto y no ella.

“Esto no es un Boca-River, no es que cuando uno hace una foto hay que responder con otra foto similar, me parece que cada una de los que esta de un lado y de otro, debe ir generando acciones que permitan ayudar a lograr el objetivo”, sostuvo el diputado al responder a Michetti, que en una entrevista con La Nación dijo que se sintió “obligada” a organizar una foto con quienes estaban en contra del proyecto para contestar por la imagen a favor.

Al respecto, Lipovetzky, agregó: “Hay que seguir el ejemplo del Presidente que teniendo una posición contraria aún así apoyo el debate sobre el aborto. Hacer una foto para equilibrar cuando el propio líder de Cambiemos tiene posición contraria pero habilita el debate, no corresponde”.

Por su parte, la titular de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso, también se refirió a las expresiones de la vicepresidenta con un mensaje irónico que publicó en su cuenta de la red social Twitter.

“Qué suerte que me desperté en el Tercer Milenio hoy. Por momentos ayer parecía que estábamos en la Edad Media”, afirmó Alonso sin nombrar directamente a Michetti.

A las críticas en público también se sumaron expresiones de enojo en privado contra la titular del Senado, en medio de un clima de tensión interna que había tenido su punto máximo cuando antes de la votación en Diputados se produjeron las fotos a favor y en contra de los referentes del oficialismo, que abrieron una grieta.

Este domingo, la diputada nacional de la UCR Brenda Austin también apuntó contra la vicepresidenta y con un tuit manifestó: “Vergüenza ajena. Nada más. Algunos no entendieron nada”.

Michetti dijo este domingo en una entrevista que publicó La Nación que “no hubiera permitido” que el aborto se pueda practicar en casos de violación.

“Lo dije claramente siempre. Lo podés dar en adopción, ver qué te pasa en el embarazo, trabajar con psicólogo, no sé”, argumentó la presidenta de la Cámara alta y al ser consultada sobre qué pasaba si la mujer no quería tener el bebé señaló: “Entiendo el drama que significa, pero hay tantos dramas en la vida que uno no puede solucionar que no me parece que porque exista ese drama, digamos que a uno se le terminó la vida. O sea, podés dar en adopción el bebé y no te pasa nada”.

Michetti afirmó que no permitiría una interrupción de un embarazo ni siquiera en los casos de violación, y recomendó otras alternativas para hacer frente a esa situación como “dar en adopción” o “trabajar con un psicólogo”.

“Yo no lo hubiera permitido”, contestó la funcionaria de Cambiemos al ser consultada sobre la sentencia F.A.L. de la Corte Suprema que sentó jurisprudencia sobre la no punibilidad de abortos por violaciones.

“Lo dije claramente siempre. Lo podés dar en adopción, ver qué te pasa en el embarazo, trabajar con psicólogo, no sé”, amplió.

Al respecto, dijo que “hay personas que viven cosas muchísimo más dramáticas y no las pueden solucionar y se las tienen que bancar”.

“No sé, qué sé yo. Para mí la vida es el derecho más importante de todos”, completó.

Michetti, que siempre se pronunció en contra de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, opinó que “el Estado debe proteger a todo ser humano concebido, en la tercera edad o en la etapa de embrión”.

“Eliminar a una persona ya concebida y no dejarla vivir…frente a ocho o nueve meses de embarazo… La verdad, no me parece”, aseveró.

Sobre su involucramiento militante en la defensa del “No”, al organizar una foto de funcionarios y dirigentes de Cambiemos en contra del aborto legal, dijo que “no tenía ninguna intención de militar el tema”, pero que se sintió “políticamente obligada a equilibrar los tantos” por una foto similar que había organizado el sector a favor dentro de la coalición gobernante.

“El error entre comillas fue haber hecho una foto de Cambiemos de los que estaban a favor del proyecto. Ahí se obligó a la coalición a hacer otra foto que dijera: Acá tenemos las dos posturas “, explicó en una entrevista al diario La Nación.

En este sentido, la funcionaria explicó que “se había generado mucha bronca en una enorme parte de nuestro electorado” porque el propio presidente Mauricio Macri había dicho que estaba “a favor de la vida”.

Pese a sus reiteradas expresiones en medios de comunicación en contra de que prospere la media sanción de la Cámara de Diputados, Michetti dijo que tiene “neutralidad absoluta” en su rol al frente del Senado.

“Podría haber hecho más giros para trabar el tema y lo que hice fue lo mismo que Diputados”, precisó.

Originalmente, la vicepresidenta había dispuesto cuatro giros de comisión, lo cual fue cuestionada por sectores de la oposición a favor del aborto que la acusaron de tener una actitud “dilatoria”.

En el ojo de la tormenta por esa decisión, Michetti dio el brazo a torcer y dejó afuera del tratamiento a la comisión de Presupuesto y Hacienda.

En otro orden, se mostró arrepentida de haber votado en contra del matrimonio igualitario en 2010 cuando era diputada nacional, y consultado si no cabe la posibilidad de que ocurra la mismo si ahora vota en contra del aborto legal, lo negó categóricamente. .

“No. Definitivamente no. Ningún ser humano puede decidir sobre la vida de otro. El Estado debe proteger a todo ser humano concebido, en la tercera edad o en la etapa de embrión”, argumentó.

En esta línea, aseguró que un embrión tiene los mismos derechos que una persona nacida: “Totalmente. Porque ¿qué otra cosa es un embrión que un ser humano en su primera etapa?”.

Más allá de su férreo rechazo a la legalización del aborto, Michetti se mostró abierta a introducir cambios en la legislación al sostener que “hay que despenalizar a la mujer” para que no pueda ir presa por practicarse a un aborto.

Sin embargo, pese a reconocer que en esas circunstancias los abortos seguirán siendo clandestinos, dijo que el foco tiene que estar puesto en las “políticas de prevención, en cosas que el Estado argentino nunca hizo”.

“El aborto está muy ligado a una sociedad que piensa solo en el deseo particular y en su propio ombligo”, concluyó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios