El Hincha

Superliga

¿Se queda afuera Ruben ante Vélez?

Padece una molestia muscular en un gemelo. Pero no sería titular ante Vélez aunque se recupere.


Se empiezan a despejar los interrogantes. Este miércoles por la mañana, en un trabajo táctico realizado en Arroyo Seco, Leonardo Fernández probó el equipo que tiene en mente para jugar el domingo ante Vélez en Liniers. En esa formación Oscar Cabezas y Alfonso Parot fueron los marcadores centrales que cubrieron las vacantes que dejaron Mauricio Martínez, lesionado, y Fernando Tobio, suspendido. Y José Luis Fernández regresó para marcar punta izquierda.

Pero la novedad saliente estuvo en ofensiva, donde Fernando Zampedri fue el único punta del once. ¿Y Marco Ruben? Padece una molestia muscular menor en el gemelo derecho, por lo que el capitán fue reemplazado por Leonardo Gil y quedó al margen del trabajo táctico. Aunque todo indica que, aunque se recupere a tiempo, el goleador no estaría de arranque el domingo en el Fortín. Por lo que el equipo dejaría el sistema táctico que utilizó el partido pasado (4-4-2) para emplear ahora un 4-4-1-1.

De todos modos, todavía no hay confirmaciones. En ese sentido, será importante lo que suceda durante la mañana de este jueves en Arroyo Seco. Allí será el ensayo formal de fútbol, y Leo Fernández terminará de moldear al equipo para visitar a Vélez el domingo desde las 19.15 en el Amalfitani.

Desde lo que entregó el ejercicio táctico de este miércoles. Puede inferirse que el once para jugar ante los de Liniers sufriría tres modificaciones respecto de los que estuvieron en el equipo inicial el sábado pasado en Arroyito, en la derrota ante Godoy Cruz.

De esas modificaciones, dos serían obligadas. En defensa, Óscar Cabezas y José Luis Fernández reemplazarían al lesionado Mauricio Martínez y al suspendido Fernando Tobio. Pero el chileno cabezas jugaría en la zaga central junto al colombiano Cabezas, y Fernández sería marcador de punta sobre la izquierda, donde se venía desempeñando.

El tercer cambio involucraría la salida de Ruben. En lugar del delantero regresaría a la formación Leonardo Gil, quien viene de cumplir una fecha de suspensión por acumulación de amonestaciones.

Esta modificación generará una variante táctica, ya que el equipo dejará el dibujo anterior para pararse ahora con un 4-4-1-1. Los volantes centrales serán Maxi González y Gil; mientras que por los costados se mantendrán Andrés Lioi, por la derecha, y Federico Carrizo, por la izquierda. En tanto que López Pissano será el que juegue más cerca de Zampedri.

En definitiva, el probable para visitar a Vélez sería con: Jeremías Ledesma; Paulo Ferrari; Cabezas, Parot y Fernández; Lioi, González, Gil y Carrizo; López Pissano, Zampedri.

“El día del club”

Los socios de Central tendrán que colaborar una vez más. En esta ocasión, a partir del pago de un bono denominado “Día del Club”. En el Nuevo Estatuto auriazul, que rige desde el año pasado, quedó definido el derecho de cada comisión directiva de “imponer a los asociados el pago de un arancel excepcional a la cuota social”, que “no podrá cobrarse más de tres veces en el año calendario”. Y la dirigencia Canalla lo aplicará por primera vez en 2018 para este mes de marzo.

Así los socios tendrán que afrontar el habitual pago de la cuota societaria, fijada para el mayor pleno en 430 pesos. Y tendrán que añadir, a modo de colaboración, este arancel extra denominado Día del Club, que para la máxima categoría social requerirá el pago de otros 200 pesos. Teniendo en cuenta los distintos valores de cuota societaria, y que el bono afectará a unos 40 mil asociados, Central podría recaudar por el Día del Club una suma extraordinaria que rondaría entre los cinco y seis millones de pesos.

Es cierto que en el Nuevo Estatuto se le dio un marco reglamentario a la implementación de este bono. La falta de una regulación clara sobre el tema le daba derecho a la comisión directiva de turno a exigir el pago del Día del Club en cualquier partido que protagonizara el primer equipo, y de hacerlo en forma compulsiva. No estaba limitada la cantidad de veces que se podía aplicar.

Ahora, con el Nuevo Estatuto, la implementación del Día del Club está mejor reglamentada. En este nuevo marco legal, la dirigencia sólo puede exigirla tres veces al año. Pero también se modificó el alcance del cobro. Antes, sólo pagaban el Día del Club los socios e hinchas que iban a la cancha a ver un partido que era elegido para este fin. Ahora deben hacerlo prácticamente todos los socios, concurran o no al estadio. Hay excepciones, por ejemplo, no lo abonan los menores que pertenecen a un Grupo Familiar, y tampoco los que padezcan alguna discapacidad.

Lo que no estipula el Nuevo Estatuto es un método de regulación respecto de la fijación del valor de este bono; a diferencia de lo que sucede con el valor de la cuota social, que tiene sus parámetros para el cálculo. Ante esta situación, la actual dirigencia cotizó al bono del Día del Club, en algunos casos, en una cifra cercana al 50 por ciento del valor de la cuota societaria. Y en otros, en un valor inferior a ese porcentaje. Así, según las diferentes categorías sociales, el bono del Día del Club cuesta entre 100 pesos como mínimo, y 200 como máximo.

Si te gustó esta nota, compartila