Edición Impresa, El Hincha, Newell's Old Boys, Rosario Central

día clásico

Se paraliza la ciudad: Newell’s y Central juegan en el Parque

Newell’s no quiere perderle pisada a Boca; Central busca consolidarse con Paolo Montero.


Se paraliza la ciudad. El epicentro será en el Parque, pero los corazones latirán fuertes en cada rincón de Rosario. Habrá nervios, tensión, bronca, y tal vez festejos. Desde las 15 se reeditará una nueva edición del Clásico Rosarino. Newell’s-Central, el más pasional, el que divide a una ciudad.

Ambos equipos llegan golpeados por una derrota, aunque tras el reinicio las campañas fueron más que buenas. El local llega peleándole el título a Boca y con un pie adentro en la Copa Libertadores. La visita arriba con menos chapa en la tabla, pero desde la llegada de Paolo Montero aparecieron los buenos resultados y hoy está en zona de Copa Sudamericana y aspira a algo más.

Hubo ajedrez en la semana. El Clásico no es un partido más, y los técnicos lo entendieron así. Y escondieron las piezas hasta último momento. Las lesiones y suspensiones le dieron la excusa perfecta para especular con distintas variantes. Y recién en el final de semana hubo algo de claridad respecto de los equipos.

En Newell’s la lesión de San Román generó un dolor de cabeza ante Independiente, y el ingreso de Escobar propone un jugador con más marca, mucha dinámica y menos proyección ofensiva. Aunque los 22 años no son un problema, ya que acumula cuatro Clásicos en el lomo. Después Osella amagó con más cambios, pero al final no tocó nada más. ¿Engaño clásico o pruebas que no conformaron? Sólo el DT sabrá.

Montero no se quedó atrás. La lesión de Salazar y la expulsión de Villagra lo dejó con Ferrari como único lateral. Y la búsqueda del tres fue todo un tema. Probó a Camacho, al pibe Alfani y a Hernán Menosse. Y al final se quedó con el uruguayo, que jugará con el perfil cambiado, pero con más experiencia que Alfani y Rizzi.

La Lepra ya no carga con la pesada mochila de la racha de Clásicos sin ganar. El gol de Maxi en Arroyito fue un alivio, pero no le quita obligación. Y Central esta vez llega sin pelear arriba y la victoria puede ser una forma de “salvar” el semestre.

La expectativa es alta. La tensión crece. Otro Clásico para disfrutar o sufrir. A pura pasión.

El dato: 168 veces chocaron Newell’s y Central en Primera. De las cuales el Canalla se impuso en 50 ocasiones, la Lepra en 43 e igualaron las 75 restantes. En el Parque jugaron 81 encuentros, de los cuales el Rojinegro ganó 31, el Auriazul 18 y empataron los otros 32.

El Coloso abre a las 12 con un gran operativo de seguridad

El Clásico tendrá un operativo de seguridad que contará con 700 efectivos y además se implementará una vez más “Tribuna Segura”, control de espectadores que realizan los organismos de seguridad de la provincia para evitar el ingreso de personas que se encuentren con restricciones y en lista de derecho de admisión.

Por ese motivo se solicitará el DNI a todos los concurrentes, que además deberán presentar el bono obligatorio (se vende hoy en boletería Puerta 6 a un valor de 200 pesos) y cuota de mayo paga.

El operativo arrancará a las 7, con el corte de calles en las adyacencias del Coloso, y a las 12 se abrirán las puertas del estadio Marcelo Bielsa. No habrá venta de entradas, ya que ayer se agotaron las 500 plateas que quedaban.

ADVERTENCIA DE UTA

Luego del ataque a piedrazos a un colectivo de la línea 153 tras el banderazo, el secretario general de la UTA, Manuel Cornejo, advirtió que si se produce un nuevo hecho violento van a parar. “Si tocan a un compañero, retiramos los coches”, anticipó Cornejo, de cara a lo que pueda suceder hoy.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios