Coronavirus, País

Los Blaquier sin protocolos

“Se nos mueren los compañeros”: nueve trabajadores de la empresa Ledesma fallecieron con covid

El sindicato del Azúcar denunció a la firma, asentada en el departamento jujeño homónimo y colaboradora de la última dictadura cívico militar, por incumplir las normas de bioseguridad para la pandemia. El sistema sanitario de la provincia está cerca del colapso


“El mensaje de la empresa es contagiensé, enfermensé, hagan los anticuerpos necesarios y los que tienen que morir tendrán que morir porque la economía tiene que seguir”, denunció Rafael Vargas, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma, en una entrevista con Radio Gráfica. Ya son nueve los trabajadores de la empresa, asentada en la localidad jujeña homónima y propiedad de la familia Blaquier, fallecidos con covid-19. El gremio llamó a un cese de actividades de siete días en reclamo de que la firma incorpore los protocolos sanitarios para contener la pandemia que, denuncian, no cumple.

El Comité Operativo de Emergencias de Jujuy confirmó este jueves 75 nuevas confirmaciones de contagios de covid-19 en la provincia en las 24 horas previas. De ellos, 15 son trabajadores del Ingenio Ledesma, detectados por tests realizados por un laboratorio privado.

“Hemos tenido que declarar una medida de fuerza por siete días porque no se cumplen los protocolos, no nos entregan los elementos de seguridad, la gente con síntomas desde medicina laboral de la empresa los mandan a trabajar, los mayores de 60 años también los mandan a trabajar, los que tienen enfermedades crónicas también están trabajando”, reprochó el delegado Vargas.

“No nos dan información de nada. Lo hemos denunciado en el Ministerio de Trabajo de la Nación, también a nivel provincial y hemos llegado hasta una denuncia penal la semana pasada, porque advertíamos que la peor parte de la pandemia se iba a dar en este tiempo”, siguió el gremialista según publicó el portal Radio Gráfica. “Está absolutamente saturado el sistema de salud de Jujuy, lo sabemos porque tenemos una obra social. Ya tenemos 128 casos confirmados positivos por la empresa, y si se hicieran la cantidad de tests necesarios podríamos llegar a triplicar esa cantidad en una masa de 3800 trabajadores de la actividad azucarera y 7000 distribuidos entre el papel, el azúcar, las frutas y los jugos“, cuantificó Vargas.

El referente gremial recordó que desde marzo, al inicio de la pandemia en la Argentina, reclaman la constitución en el ingenio de un Comité Mixto de Salud para compartir la información. “No le pedimos a la empresa que pare la producción porque se nos antoja, sino porque lo recomienda el Ministerio de Salud de la Nación y la Organización Mundial de la Salud. Hay que bajar la circulación“, respondió Vargas a las quejas de la corporación por los reclamos y la medida de fuerza.

“Se nos están muriendo en la casa los compañeros”

“Se nos están muriendo en la casa los compañeros. Ya contabilizamos 9 fallecidos dentro de la compañía”, denunció el dirigente la actitud patronal, cuyas caras visibles son Carlos Herminio Blaquier, Alejandro Blaquier, Santiago Blaquier, Ignacio Blaquier y Juan Ignacio Pereyra Iraola. Apellidos ilustres de la oligarquía argentina y una empresa con denuncias acumuladas por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico militar.

El sindicato, en su denuncia penal ante la Justicia Federal jujeña del 27 de julio pasado, señaló que la empresa incumplió con la disposición del gobierno nacional de bajar a la mitad el número de empleados para garantizar el distanciamiento social. Agregó que a trabajadores que presentaron síntomas compatibles con covid-19 los intimaron a continuar trabajando. Y que hay empleados de más de 60 años y otros con condiciones de salud de riesgo que no fueron exceptuados de sus tareas. A ello sumaron la falta de elementos de bioseguridad y de limpieza.

Entre los ejemplos de la desaprensión corporativa, el gremio destaca que “en Agua Dulce-El Talar, la esposa de un compañero trabajador de la sección Ingeniería de Campo que maneja la retroexcavadora dio positivo para covid-19 y el hombre tuvo síntomas compatibles con la enfermedad, pero aunque el encargado informó la situación a la compañía, lo hicieron pernoctar en la soltería de El Talar compartiendo ambientes comunes con otros empleados”. A ello suma, siguen las denuncias sindicales, que “en los trailers de traslado de personal no ponen alcohol a pesar de que tienen una destilería, y los compañeros viajan hacinados, sin guardar la distancia de bioseguridad”.

Antecedentes de los Blaquier

La noche del apagón. Así se conoce la serie de cortes del suministro eléctrico por parte de la usina de Libertador General San Martín provocados intencionalmente por el gobierno jujeño durante la dictadura entre el 20 y 27 de julio de 1976. Fue para permitir el secuestro masivo de unas cuatrocientas personas en el departamento Ledesma, entre estudiantes, militantes políticos o sociales y sindicalistas. El corte del servicio sólo dejó afuera el ingenio, además encargado de la distribución eléctrica.

Varias investigaciones recogieron el testimonio de sobrevivientes y testigos según los cuales la empresa Ledesma facilitó los vehículos en los que se movilizaron los grupos de tareas paraestatales que llevaron a cabo los secuestros. Muchas de las víctimas de esas jornadas, encapuchadas, fueron trasladadas a comisarías, a galpones del ingenio y al centro de detención clandestina que funcionaba en la ex Escuela de Policía de la localidad jujeña de Guerrero. Otras, a Buenos Aires.

 

Comentarios