Edición Impresa, Policiales

Se llevan caja fuerte con dinero y oro de una joyería

Estaba empotrada en el piso y tenía en su interior unos 100 mil pesos en joyas y otros 50 mil en efectivo.

Una joyería ubicada en el interior de un supermercado emplazada sobre avenida de Circunvalación fue víctima de un escruche perpetrado por al menos dos personas que se llevaron una caja fuerte que contenía alrededor de 50 mil pesos en efectivo y otros 100 mil en oro y joyas, además de varias cadenas que estaban en una de las vidrieras.

Los responsables de la joyería Faraone pensaron que no iba a haber una tercera vez. Luego de ser visitados por ladrones en dos oportunidades durante febrero y marzo del año 2009, los responsables del supermercado Carrefour de avenida de Circunvalación y el arroyo Ludueña, en cuyo interior está el local, optaron por poner sensores en los techos de la construcción, ya que en las oportunidades anteriores ése había sido el lugar por el que ingresaron los ladrones. Pero no tuvieron suerte. En la mañana de ayer, cuando uno de los hijos del propietario de la joyería fue a abrir las puertas del local, se encontró con que habían roto el candado y que, a simple vista, faltaban algunas cadenas y alhajas de una de las vidrieras.

Pero cuando fue hasta detrás del mostrador se dio cuenta de que se habían llevado la caja fuerte, que pesa alrededor de 30 kilogramos, y una laminadora. “La caja es pequeña, de unos 50 centímetros de largo, pero de hierro, pesada y estaba amurada al piso, así que hicieron palanca para sacarla”, mencionó a este diario Fabricio, hijo del propietario de la joyería, mientras mostraba los cerámicos levantados y los agujeros en el piso. Sobre la caja estaba una laminadora para joyería, usada para laminar oro, que pesa cerca de 20 kilos.

En el interior de la caja estaba la recaudación de la joyería del mes de marzo y parte de febrero, dinero que en parte iba a ser utilizado para comprar mercadería.

Pero también tenía en su interior oro nacional y extranjero, que fue tasado por las víctimas en poco más de 100 mil pesos.

“Parte del oro estaba exhibido en una de las vidrieras, pero todas las noches, antes de cerrar, se sacan y guardan, porque ya nos robaron en dos oportunidades”, sostuvo Fabricio.

El lugar no cuenta con seguro ya que “nadie asegura a las joyerías”, indicaron las víctimas, y tampoco tiene relación con el supermercado. “Somos locatarios, se paga un alquiler mensual, esto es aparte del súper”, remarcaron.

El supermercado cuenta con personal de seguridad las 24 horas y también con un circuito cerrado de cámaras de seguridad, que serán peritadas en los próximos días.

Según fuentes policiales, los ladrones serían al menos dos, porque una sola persona no puede cargar los elementos sustraídos.

Si bien las cámaras no apuntan al sector de comercios ubicados en el ingreso al supermercado sino a las líneas de cajas y el interior del súper, se espera encontrar alguna imagen que permita ver a los ladrones ya que se presume que ingresaron por el fondo del local, donde está la cámara frigorífica y cruzaron todo el local hasta llegar a la joyería Faraone, ubicada frente a las cajas.

El caso es investigado por personal de la subcomisaría 21ª, con jurisdicción en la zona, y la Brigada de Investigaciones.

Comentarios