Edición Impresa, El Hincha, Newell's Old Boys

futuro incierto

Se juntan con Maxi Rodríguez para renovar el vínculo


Newell’s apunta a clasificar a la próxima Copa Libertadores y no está lejos de lograr el objetivo. Pero más allá de lograrlo o no, hay situaciones a resolver en cuanto a la contractual que tienen carácter de urgente, en especial el vínculo de Maxi Rodríguez que vence el 30 de junio y la continuidad de Diego Osella, que tiene contrato vigente, pero anunció que “deben cambiar muchas cosas” para seguir.

“Yo sigo teniendo contrato. Hasta el último día voy a seguir disfrutando y después se verá. Quiero estar tranquilo y sentirme importante dentro y fuera de la cancha. Lo lindo es que el grupo me quiere y me respalda. Mejor que acá no voy a estar en ningún lado”, sentenció Maxi tras el triunfo ante Olimpo.

La Fiera quiere quedarse en el Parque, de eso hay pocas dudas, pero también es cierto que la relación con la dirigencia, en especial con Eduardo Bermúdez, sufrió un fuerte deterioro a partir de los problemas con el cobro de los sueldos, y por aquellas declaraciones del presidente indicando que “con Maxi estaba todo arreglado”, algo que el propio jugador se encargó de negar públicamente. “Sería bueno que me llamen si piensan proponerme seguir”, disparó en aquel momento.

Y la demora en sentarse a negociar con Maxi obligó a Osella a salir al cruce y declarar: “Maxi es un jugador insustituible, ya deberían haber arreglado”.

Y no hay que descartar que a la Fiera le aparezcan propuestas, como sucede habitualmente en cada libro de pases. A pesar de sus 36 años, el atacante sigue vigente (esta temporada lleva 9 goles) y es una pieza buscada por equipos de Brasil y Argentina, y ya fue tentado por mercados con buen soporte económico como China y Estados Unidos.

Lo cierto es que la dirigencia ya tomó nota de la situación y tiene decidido juntarse con el delantero esta semana. “La idea es reunirnos el miércoles (por mañana). Y allí empezar a negociar la continuidad. Obvio que queremos que se quede”, le confió anoche a El Hincha una alta fuente dirigencial.

Claro que en esa charla no sólo se hablará de plata. El propio Maxi declaró que quiere sentirse importante dentro y fuera de la cancha y pretende que la dirigencia se comprometa a “emprolijar” el tema económico. Y hacer un esfuerzo para no desarmar el plantel, en especial si la Lepra clasifica a la Libertadores 2018.

La continuidad de Maxi es un tema principal en la agenda de Newell’s y su rápida resolución podría ser importante de cara a un cierre de torneo donde el equipo debe afrontar partidos decisivos y sería importante no desviar la atención de nadie y que los jugadores sólo piensen en lo deportivo.

¿Y Osella seguirá?

“El desgaste es muy grande. Hablaré con Bermúdez para saber si sigo o no. Hay que cambiar algunas cosas para continuar. No quiero volver a vivir lo que sucedió este año en lo institucional”. Las palabras de Diego Osella no necesitan demasiadas explicaciones: el DT sintió demasiado el desgaste por los problemas financieros que se multiplicaron y no quiere volver a pasar por lo mismo.

Osella sabe que la campaña está por encima de cualquier expectativa previa y ese es un punto a favor que no quiere “dilapidar”.

El nueve suplente que no le pudieron traer; la huelga de los jugadores en la pretemporada por el atraso en los haberes y las innumerables reuniones por el mismo tema; los paros de empleados que no permitieron concentrar en algún partido amistoso o dejaron las canchas de Bella Vista en condiciones no tan favorables; el famoso viaje a Mar del Plata en micro separado del plantel que fue en avión… La lista de problemas derivados de la crisis financiera es larga y Osella pretende que no se repita, caso contrario daría un paso al costado. El tema es que Osella tiene contrato vigente hasta diciembre de 2018 y la reunión con Bermúdez recién será una vez que concluya el torneo.

Se van seguro

Lo que sí está claro es una lista de futbolistas que no seguirán en el Parque porque vencen sus contratos y no se renovarán.

La nómina la integran: Eugenio Isnaldo, Sebastián D’Angelo, Sebastián Prediger, Germán Voboril, Fabricio Formiliano y Facundo Quignon (Newell’s no puede pagar los 2,2 millones de dólares de la opción).

Y aún resta definir qué pasará con Sebastián Domínguez, cuyo vínculo vence en un mes y aún no hay indicios de renovación.

En tanto, la idea de la dirigencia es vender a Nehuén Paz, por quien hubo sondeos de un intermediario del fútbol italiano y de un club de Bélgica, cuyo nombre no trascendió oficialmente.

Y habrá que ver qué sucede con Mauro Formica, quien espera alguna oferta del exterior (¿México?) que lo seduzca desde lo económico y le deje a la Lepra algunos dólares en las arcas que serán bienvenidos.

Muchos temas a resolver en el Parque fuera de la cancha en un momento donde lo importante pasa por lo que suceda adentro, donde la Lepra buscará cerrar de gran forma una temporada complicada en lo externo.

Salió telegrama para comprar a Moiraghi

Newell’s ya había manifestado la intención de hacer uso de la opción por Néstor Moiraghi, e incluso Eduardo Bermúdez mantuvo charlas informales con Alfredo Dagna, presidente de Olimpo. Pero faltaba un trámite formal que la Lepra cumplimentó el pasado viernes: el envío del telegrama al club bahiense informando que la Lepra hará uso de la opción del defensor por 450 mil dólares. Ahora la dirigencia leprosa deberá sentarse con Dagna y proponerle la forma de pago, algo que deberá resolver durante junio. Como Newell’s ya le pagó a Olimpo 100 mil dólares por el préstamo, según informaron desde el Parque este dinero se restará de la cifra final, por lo que deberá desembolsar 350 mil dólares, algo que también deberá pasar por la aprobación del juez Fabián Bellizia, aunque el magistrado ya está notificado de la intención de compra.

¿Se juega el 11 de junio por la Copa Argentina?

Osella tenía en mente utilizar un equipo alternativo, ya que no quería desgastar al plantel en la previa de una definición del torneo donde la Lepra se juega mucho, pero al jugarse el fin de semana “libre”, es probable que el entrenador cambie de parecer y ponga en cancha una formación con muchos titulares.

Comentarios