Espectáculos

El sábado en Pichincha

“Se está empezando a dejar de etiquetar”

Julián Kartun, vocalista de El Kuelgue, adelanta detalles de la presentación que realizará el sábado en Rosario, al tiempo que habla del buen momento de la banda, de la perspectiva de género y del lenguaje inclusivo


En un parate de la filmación de Claudia, la próxima película de Sebastián De Caro con protagónico de Dolores Fonsi, el actor y músico Julián Kartun atendió a El Ciudadano. La charla tuvo como eje la presentación que junto a su banda El Kuelgue hará el sábado en Rosario en una fecha con entrada libre y gratuita y al aire libre de la que también participarán ascendentes y consagradas bandas locales.

“Son shows que tienen como un carácter más festivalero, con una lista de temas más arriba, más bailables, más rockeros”, contó quien se crío en un escenario, en camarines, en bambalinas. “Mis viejos están ahí desde siempre, de pendejo caminé muchos camarines y creo que era un poco inevitable que me dediqué a esto”, dijo el hijo del genial dramaturgo y director teatral Mauricio Kartun.

El Kuelgue está pasando un gran momento en un recorrido que ya lleva 15 años. Actualmente está realizando un ciclo de shows en el Niceto en Buenos Aires, este año la banda se presentó por primera vez en un estadio y editó un disco, Fierrín (Lado A) que tuvo muy buena recepción del público. “Por suerte tuvimos un año de mucho laburo. Hicimos un Estadio Obras, nuestro primer estadio, y el ciclo en Niceto: fueron cinco jueves y se agregó uno más. Estamos presentando la primera parte del disco que tuvo muy buena recepción en la gente y supongo que tiene que ver con eso, con que los temas pegaron”, agregó.

En la charla, Kartún reconoció que el título del material “no tiene mucha coherencia con los temas o con la identidad del disco”.
“Es algo que pasa en El Kuelgue; jugamos mucho con el absurdo, los nombres de los discos tampoco tienen un sentido necesariamente coherente como también pasa con las letras. Está un poco libre a quien lo quiera escuchar, a quien lo quiera interpretar”, detalló.

Respecto a esa modalidad, Kartun no reconoce una búsqueda sino más bien un resultado del método compositivo. “Es algo que siempre tiene que ver con lo lúdico y con la improvisación, con el juego, con la potencia del error, con imágenes. Creo que en general tiene mucho que ver con imágenes y con la nostalgia. En este último disco hay mucho de teorías conspirativas y de alienígenas. En todo eso hay algo de actualidad, de cultura popular”, explicó.

El Kuelgue se presenta como una propuesta innovadora, fresca, con letras que echan mano a la ironía y a lo lúdico de las palabras para comunicar. Esos son aspectos que a lo largo del recorrido de la banda derivaron en que desde algunos sectores se la considere como la representante de un momento histórico, de una generación. “Supongo que tiene que ver con que en general el público está mucho más abierto a escuchar distintos tipos de géneros de música, que es algo que siempre El Kuelgue fusionó. Cada uno de nosotros venimos de diferentes escuelas, del heavy, del tango, del funk, del punk, del rock nacional. Entonces, a la hora de componer, se fusionan estos géneros y terminan dando este resultado. Supongo también que el público está mucho más abierto a esto con internet, el zapping, el entretenimiento rápido y mega estimulados”, analizó.

La banda, junto a otras, representa una actualidad en la que las líneas duras se van borrando. “Es algo que está pasando globalmente: se está empezando a dejar de etiquetar o estereotipar las cosas en general”, puntualizó.

Tanto como músico o actor, del mismo modo que con su participación en la radio online Futurok donde a diario (menos esta semana que está filmando) lleva adelante su programa La hora animada de 12 a 13, Kartun trabaja con figuras como Malena Pichot, Charo López y Julia Mengolini, referentes de un sector del feminismo, y es así que la perspectiva de género está presente en sus propuestas. “Laburando en grupo es cuando más se aprende, viendo y aprendiendo las posturas de las personas con las que trabajás. Me parece que eso también marca a la banda y al laburo que hacemos en general. Es muy difícil laburar en grupo, hay que ceder mucho, hay que tener paciencia, ser generoso y ese aprendizaje creo que se da entre otras cosas lindas. En este caso, sobre eso y sobre otras mil cuestiones. Y logra un producto infinito; cuando te ponés a trabajar con otras personas se genera un producto infinito por la unión. Es lo que pasó en Cualca (que se vio en 2012), donde cada uno venía de distintas escuelas, con ideas diferentes, chistes diferentes y en el momento en el que nos juntaron explotó todo eso y se generó ese producto”, relató.

“Todo es un proceso”, aseguró. “Con El Kuelgue ya son 15 años de jugar entre amigos, de ir aprendiendo y de que cada persona individualmente se vaya haciendo adulto y le pasen cosas en la vida, se instruya, se decostruya, se vuelva a construir. Es todo una prueba piloto, el laburo es seguir haciéndolo. No hay un momento en el que se puede decir ya está. El éxito: no existe tal cosa. Está todo en movimiento todo el tiempo y es cuestión de ir adaptándose”, agregó.

En ese marco, en esos cambios constantes que se gestan hay movimientos, reconocimientos y negativas. Esta semana la Real Academia Española (RAE) rechazó nuevamente al lenguaje inclusivo. “No tengo una opinión formada sobre eso. No me interesa mucho lo que diga la RAE. Se mandó muchos mocos a lo largo de la historia y no me parece una institución autorizada en ningún aspecto. Al idioma lo vamos armando entre todos, no me parece que haya una entidad que respetar en base a cómo se pueden decir las cosas. Tiene más que ver con una cuestión cultural que con una Real Academia”, expresó. Y sobre el lenguaje inclusivo dijo: “Tiene que ver con algo que pasa; no es que de ahora en más se habla de esa manera, tampoco está mal no utilizarlo. Creo que tiene más que ver con cada uno, cada pueblo, cada sociedad”, concluyó.

Para agendar:

Organizado por el Gabinete Joven, la Municipalidad de Rosario y el Gobierno de Santa Fe tendrá lugar el sábado una nueva edición del ciclo “Hoy en mi barrio”, una propuesta que durante todo el año fue recorriendo distintos barrios de la ciudad con grillas musicales de distinta impronta además de venta de cerveza artesanal y comida.

La del sábado será una fecha imperdible ya que participarán la ascendente formación rosarina Kunyasa, que con una sólida propuesta viene cosechando cada vez más seguidores en la ciudad, el talentoso Pablo Comas y dos formaciones ya consagradas como Sucesores de la bestia y Degrade.

El gran cierre de la noche lo hará la banda porteña El Kuelgue. La entrada es libre y gratuita y el evento tendrá lugar desde las 18 en la intersección de Avenida Francia y Brown, en pleno barrio de Pichincha. Además habrá Food Trucks y cerveceros artesanales.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios