Policiales

Fiscalía San Lorenzo

Se entregó sospechoso por el crimen del titular del gremio de Pescadores

Se trata de otro trabajador del río, de 30 años, cuyo nombre surgió ese mismo viernes 21 de diciembre, cuando los testigos lo señalaron como el autor de los disparos que terminaron con la vida del sindicalista Juan Carlos Billarreal


Un hombre de 30 años se entregó este viernes en la sede de Fiscalía de San Lorenzo por estar sospechado como el autor de los dos disparos que terminaron con la vida del secretario general del Sindicato de Pescadores de Santa Fe (Sipafe), Juan Carlos Billarreal ocurrido el 21 de diciembre pasado en la plaza principal frente a la Comuna de Puerto Gaboto. El móvil giró en torno al enojo de un pescador por el frustrado pago de un bono de fin de año de 1.500 pesos.  Para los pesquisas, el sospechoso se entregó como consecuencia de los allanamientos y operativos que realizaba el personal de la Policía de Investigaciones (PDI) San Lorenzo.

Juan Carlos Billarreal era secretario general del Sipafe, una organización de unos 500 afiliados en el sur la provincia. La mañana del viernes 21 de diciembre el dirigente encabezó una comitiva de pescadores que mantuvo una reunión con Sandra Aguirre, presidenta comunal de Puerto Gaboto, del departamento San Jerónimo. El motivo: la negociación del llamado bono navideño, en rigor un subsidio de 1.500 pesos para fin de año. Según contaron en ese momento, el gremialista había prometido conseguir esa suma a sus afiliados.

“Todos esperaban esa reunión con Billarreal para saber si había un subsidio. Ya se había entregado un bolsón pero los pescadores esperaban un bono”, dijo Jesús Pérez, representante de la Asociación de Pescadores.

Billarreal, oriundo de esa localidad, no pudo cumplir con su palabra. La comuna se mantuvo firme a su comunicado emitido el día anterior: “Las condiciones económicas no están dadas”, dijeron. Así, los hombres de río abandonaron el despacho con las manos vacías.

En la plaza frente al edificio comunal, el gremialista mantuvo una charla con los pescadores. Uno de ellos, un lugareño conocido por todos, estalló de ira por la promesa incumplida. Según testigos, la discusión con Billarreal devino en trompadas, pero los puños no calmaron la bronca. Los pesquisas agregaron que “el agresor fue a su casa, tomó un arma de fuego y volvió a la plaza. Allí disparó dos veces contra Billarreal, quien quedó agonizando sobre el pasto ya que uno de los proyectiles hizo blanco en la ingle. En ese momento, sus compañeros y los afiliados se desesperaron y comenzaron a arrastrarlo a un lugar más cómodo mientras esperaban a la ambulancia.

Billarreal murió ese mismo día en el hospital Granaderos a Caballo de San Lorenzo, previo paso por el Samco de Maciel.

Se entregó en Fiscalía

El homicida fue identificado desde un primer momento y el personal de la Prefectura junto al de la PDI de San Lorenzo comenzó a seguirles los pasos en la zona de islas. Además, hubo patrullajes en la zona ribereña y los ingresos a la localidad para dar con el pescador. La investigación quedó en manos de Juan Ledesma, de la Fiscalía de San Lorenzo.

El hombre se mantuvo prófugo de la Justicia hasta este viernes pasadas las 12 cuando bajó de un auto acompañado por sus abogados para entregarse en la sede del Ministerio Público de la Acusación (MPA). A las fuerzas de las PDI les había llegado el dato que “al verse acorralado por las distintas medidas realizadas”, el sospechoso, identificado como Lucas T., de 30 años, había tomado la decisión de entregarse. Fue en ese marco, que los investigadores montaron un operativo y cuando lo vieron descender del vehículo que estaba estacionado por San Luis, casi esquina Sargento Cabral, se acercaron, lo identificaron y lo acompañaron hasta el despacho del Ledesma.

El fiscal ordenó  que el hombre quede detenido e incomunicado en la sede policial donde esperará la audiencia imputativa que se realizará en los próximos días, describieron los voceros.

Palabras de la comuna

El asesinato de Billarreal generó conmoción no sólo en el ámbito sindical desde donde sus representantes comunicaron sus condolencias a la familia sino también la primera en pronunciarse fue la presidenta comunal de Puerto Gaboto, Sandra Aguirre. “Me siento devastada, nunca pensamos que una negociación por un bono de Navidad podría terminar llevándose una vida”, dijo en ese momento.

Aguirre contó que la reunión era por un bono de 1.500 pesos para 250 pescadores. “Estamos en una situación muy complicada. Gaboto es una localidad muy precaria y recién ahora logramos ponernos un poco en pie. Nos cuesta mucho y se nos hace imposible pagar ese monto. En la reunión les recordé que habíamos dado más de 900 bolsones. Sugerí que podíamos esperar que en enero haya más posibilidades”, contó Aguirre.

“La charla se dio en buenos términos. Aunque obviamente pudieran no mostrarse contentos, los pescadores salieron de la reunión totalmente calmos. Billarreal se quedó hablando un rato más conmigo para ver de qué manera podíamos seguir buscando soluciones y luego salió”, recordó la titular de la comuna para agregar que “luego escucharon dos estruendos. Cuando nos dimos cuenta que se trataba de tiros, salimos y vimos que en la plaza se había reunido mucha gente. Fue una situación espantosa. La persona que creemos que disparó es conocida en el pueblo, hace más de diez años que llegó a la localidad y siempre se dedicó a la pesca”.

Al frente del gremio desde 2003

El Sindicato de Pescadores de Santa Fe fue reconocido en 2003 y, según Billarreal “representa a los empleados de los establecimientos frigoríficos y de venta minorista y a los pescadores comerciales, es decir, sin relación de dependencia”.

Billarreal nunca fue un representante de masas, pero fue pionero en levantar la voz por los reclamos de los pescadores. Su territorio de influencia eran las aguas del sur de la provincia, de Puerto Aragón, también en el departamento San Jerónimo, hasta Rosario.

“La mayoría de los dirigentes de pescadores fuimos delegados de ese sindicato, por Sipafe. Había cosas que se hacían bien y otras mal y entonces tomamos la iniciativa de hacer nuestra propia organización y pelear por nuestros pueblos”, dijo Pérez, que hace años integró el gremio pero algunos cruces con Billarreal lo motivaron a conformar la llamada Asociación de Pescadores.

Fue en la década pasada que el activista ganó notoriedad encabezando los cortes en el Puente Rosario-Victoria para hacer visible la situación de los pescadores y para exigir subsidios durante la veda de pesca.

En noviembre de 2005 Billarreal protagonizó una especie de batalla naval en el Paraná Viejo. Con una veintena de canoas cortó el cauce del río en rechazo a la veda que rige para la pesca de distintas especies en el  Paraná y en reclamo de un subsidio en concepto de compensación. La protesta acuática fue abruptamente interrumpida por lanchas y gomones de Prefectura. Billarreal fue detenido por unas horas.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios