País

Crimen en Villa Lugano

Se entregó Pity Álvarez: “Lo maté, era entre él y yo”

El músico había sido señalado por testigos como el autor de los cuatro disparos que terminaron con la vida de Cristian Díaz, de 36 años, en el complejo habitacional Cardenal Samoré


 

El músico Pity Álvarez se entregó en la mañana de este viernes a la Policía luego de que fuera señalado como autor del crimen de Cristian Díaz, de 36 años, en el barrio porteño de Villa Lugano. aunque afirmó que lo hizo en defensa propia. “Yo disparé, lo maté, era entre él o yo, cualquier animal hubiera hecho lo mismo”, admitió el líder de las bandas Intoxicados y Viejas Locas ante los periodistas que hacían guardia frente a la comisaría 52 de la misma jurisdicción en el extremo sur de la ciudad de Buenos Aires. Testigos del hecho y hasta una mujer que se presentó como su novia y aseguró que estaba con él la madrugada de este jueves lo habían señalado como el autor de los cuatro disparos que terminaron con la vida de la víctima.

“(Lo maté) porque si no me iba a matar él”, insistió Cristian Gabriel Álvarez Congui, verdadero nombre del músico. Llegó hasta la seccional de Villa Lugano en auto y acompañado por su abogado, Sebastián Queijeiro. Pity Álvarez negó que el hombre al que admitió haber matado haya sido su amigo. “El era un pibe que choreaba y tampoco fue un tema de drogas. No era amigo mío, nada que ver”, explicó y se justificó: “Si no lo mataba yo, me iba a matar él”

Álvarez fue acusado por varios testigos de matar con una pistola calibre 7.65 a Díaz en un espacio común entre las torres 11 y 12 del complejo habitacional Cardenal Samoré, de Villa Lugano poco antes de las 2 de la madrugada del jueves.

Buscan al músico Pity Álvarez por un crimen

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.