País

Se entregó el conductor que atropelló y mató a un niño en el barrio porteño de Flores

Ricardo Emanuel Papadopulos está acusado de manejar el auto con el que arrolló a Isaac Sus, de cuatro años. El sospechoso tiene 21 años y pesaba sobre él una orden de captura internacional porque estaba prófugo de la justicia luego de que su padre se entregara a la Policía


Este viernes se entregó en una sede policial Ricardo Emanuel Papadopulos, el joven de 21 años acusado de atropellas y matar a Isaac Sus, un niño de 4 años, en Flores, Buenos Aires. También había atropellado a la mamá del nene, Débora. El hecho ocurrió el jueves de la semana pasada.

“Pido disculpas y perdón”, señaló ante los medios antes de entrar a la División Homicidios de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires en compañía de un abogado. Confirmó que fue él quien estuvo detrás del volante del  Volkswagen Golf con el que cometió el delito.

Ayer, la jueza Patricia Guichandut, a cargo del juzgado Criminal y Correccional Nº 62, había dispuesto la liberación de que Rubén Papadopulos, padre de Ricardo, se entregara como el conductor del auto que atropelló a Isaac. Sin embargo, no se lo pudo acusar de encubrimiento porque “por su carácter de padre del sospechoso está exento de responsabilidad criminal”, de acuerdo al abogado de la familia Sus, Gabriel Becker.

El jueves 17 de diciembre, a las 23 horas, Papadopulos manejaba el auto y cruzó en rojo en la esquina de las avenidas San Pedrito y Directorio, en el barrio de Flores de la Ciudad de Buenos Aires. Isaac murió y su madre Débora quedó gravemente herida. Actualmente, la mujer permanece en el Hospital Piñero con fracturas y politraumatismos. El conductor se dio a la fuga, pero las cámaras de seguridad captaron la huida y lo pudieron identificar.

A  los dos días se entregó el padre del conductor, declaró que no manejaba el auto al momento del siniestro y que no estaba al tanto del paradero de su hijo. Ayer fue dejado en libertad. Sobre su hijo pesaba una orden de captura internacional a la vez que la Agencia Nacional de Seguridad Vial revelaba que no tenía licencia para conducir por no haber pasado el test psicológico.

El miércoles, familiares de la mujer y el niño se concentraron en el lugar de la tragedia en reclamo de justicia. Acompañados por Madres del Dolor pidieron que los testigos se acerquen a declarar para evitar la impunidad del caso. “Es un dolor enorme el que tiene la familia, la han arruinado. Es imperdonable”, declaró el abogado de la familia Sus, David Berstein y remarcó que Papadopulos cruzó a más cien kilómetros por hora, lo cual es “aberrante” y “genera un agravamiento de la condena”.

Comentarios