Economía, Política

De Mindlin a Vila y Manzano

Se concretó la venta de Edenor, la mayor distribuidora eléctrica de la Argentina

El consorcio liderado por los empresarios José Luis Manzano y Daniel Vila adquirió la empresa por 150 millones de dólares que incluye el traspaso de las acciones en manos de Pampa Energía, propiedad de Marcelo Mindlin, empresario cercano al ex presidente Mauricio Macri


Edenor, la mayor distribuidora eléctrica de la Argentina, fue vendida a un consorcio liderado por los empresarios José Luis Manzano y Daniel Vila.

El contrato de venta fue suscripto este lunes y la adquisición incluye el traspaso de todas las acciones en manos de Pampa Energía, propiedad de Marcelo Mindlin, empresario amigo del ex presidente Mauricio Macri, indicaron fuentes de ambas compañías.

El monto de la operación rondaría los 150 millones de dólares, pero aún no fue oficializado por las partes. Una fuente cercana a la negociación explicó que tras la firma del acuerdo hay que “esperar la aprobación del gobierno”, pero en el mercado energético dan por hecho que el Poder Ejecutivo la aprobará.

Los compradores consideraron que Edenor es una oportunidad para empresarios que están “apostando por la Argentina”. Si bien las tarifas eléctricas están congeladas desde 2019, el grupo comprador considera que en algún momento “van a empezar a normalizarse”. “La energía tiene un precio y hay que pagarlo, aunque sabemos que las subas van a ser graduales y respetando el poder adquisitivo de la población”, indicaron.

El grupo comprador asumirá el control del 51,8% de Edenor, que estaba en manos de Pampa Energía. El resto del paquete accionario están manos de la Ansés (26,8%) y el 21,4% cotiza en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Edenor brinda servicio a unos 3 millones de clientes domiciliarios y más de 350.000 empresas, en la zona norte de la ciudad de Buenos Aires y el noroeste del conurbano.

La venta de Edenor le permitirá a Pampa Energía focalizar sus inversiones en sus dos negocios principales que son la generación de energía eléctrica y la producción de gas natural, señalaron fuentes del mercado.

En las últimas semanas se anticipaba que el resultado de esa eventual operación, que finalmente se confirmó este lunes, va a ser destinado para fondear las inversiones previstas en las operaciones de Pampa Energía en sus áreas adjudicadas en la formación de Vaca Muerta.

En ese sentido, la compañía acaba de anunciar a mediados de mes una inversión de 250 millones de dólares para fortalecer su participación en el plan Gas.Ar, de reciente licitación por parte del gobierno nacional.

De la misma manera, el grupo está llevando adelante el cierre de ciclo combinado de la central térmica Ensenada Barragán que adquirió al Estado nacional en sociedad con la petrolera YPF.

 

Vínculos con el macrismo

Marcelo Midlin es un empresario que estuvo al calor del poder durante el gobierno de Cambiemos, de hecho fue beneficiado por diversas medidas que tomó el gobierno de Mauricio Macri.

Un negocio “redondo” se concretó durante el macrismo a favor de Mindlin con la adjudicación de la central termoeléctrica Brigadier López, de Sauce Viejo, a la compañía Central Puerto, también del amigo de Macri Nicolás Caputo, por 376,5 millones de dólares. La empresa de Caputo y de Mindlin (Pampa Energía) tuvieron ganancias por más de 9 mil millones de dólares sólo en el 2017.

También el gobierno de Macri canceló una deuda de unos 120 millones de dólares que el Estado tenía con empresas generadoras de electricidad. El monto, que fue erogado por la secretaría de Energía, deuda que se había acumulado en los tiempos de congelamiento de tarifas y entre los beneficiados figuraban Marcelo Mindlin y Nicolás Caputo.

En una manera de devolver favores, Mindlin salió al rescate de la familia presidencial al comprarle la empresa constructora Iescsa al primo de Mauricio, Ángelo Calcaterra, cuando los vínculos con la obra pública le podían generar dolores de cabeza a Macri por incompatibilidad en sus funciones y antes de que explote la causa por sobornos en la obra pública.

 

La causa de los cuadernos tampoco le fue ajena

El empresario del sector energético en el 2018 tuvo que declarar en los tribunales de Comodoro Py por la causa de los cuadernos. Fue citado porque una dirección vinculada a sus oficinas fue consignada por el ex chofer Oscar Centeno en sus cuadernos como un lugar donde se habrían hecho pagos indebidos a funcionarios del entonces Ministerio de Planificación Federal durante los gobiernos kirchneristas.

En su declaración ante el fallecido juez federal Claudio Bonadio sostuvo que nunca pagó coimas. Explicó que por la crisis energética se reunió muchas veces con el ex ministro Julio De Vido, el ex subsecretario Roberto Baratta y el ex secretario de Energía Daniel Cameron pero que nunca le sugirieron que tenía que pagar sobornos.

La petrolera Tecpetrol de Paolo Rocca integra el podio de los más beneficiados por las políticas energéticas del macrismo. Las otras dos son CGC, de Eduardo Eurnekian, y Pampa Energía, de Marcelo Mindlin.

Entre diciembre de 2015 y junio de 2018, el terceto tuvo una expansión de 241%, alcanzando el 13% del total de la producción nacional de gas. Para Observatorio de la Energía (Oetec), el gran salto evolutivo del trío se dio por el otorgamiento de subsidios y la fijación de criterios de explotación no convencional a la medida de Tecpetrol, CGC y Pampa, que entró al podio luego de quedarse con Petrobras en 2016, justo cuando despuntaba el Plan Gas que disparó sus ganancias. Mindlin siempre exhibió un formidable sentido de la oportunidad.

Comentarios