Ciudad

Este domingo

Se celebran los 166 años de la ciudad sin fundación

El 5 de agosto se cumple un nuevo aniversario de la ley que elevó el rango a la hasta entonces Villa del Rosario.


Este domingo se conmemora el 166º aniversario de la promulgación de la ley que proclamó a la denominada Villa del Rosario como ciudad, tomando el nombre de Rosario. Para celebrar dicha fecha, la Municipalidad de Rosario programó una serie de actividades especiales. Entre las propuestas se encuentra la que protagonizarán desde las 10 niñas y niños de diferentes escuelas –invitados a través del Fondo de Asistencia Educativa (FAE)–  con la participación de una jornada de juego y aprendizaje que tendrá lugar en el Palacio Municipal (Buenos Aires 711) y en distintos espacios del casco histórico. Además, en el marco de Calle Recreativa, actores ataviados con trajes de época repartirán un facsímil del acta fundacional original. Quienes participen de la propuesta, podrán compartir contenidos en redes sociales bajo el hashtag #Rosario166Años. El Concejo Municipal de Rosario (Córdoba 501) también tendrá abierta sus puertas y ofrecerá visitas guiadas para el público en general. Durante la recorrida se realizaran charlas de la historia y arquitectura del emblemático edificio.

Sin fundación

El 5 de agosto de 1852, el gobernador Domingo Crespo promulgó la ley que, sancionada dos días antes por la junta de representantes, declaró a Rosario como ciudad. Así fue como Villa del Rosario pasó a ser conocida como ciudad de Rosario. Esa declaración sintetizó procesos históricos que habían dado a la Villa del Rosario un lugar protagónico en la historia argentina.

Fue también resultante del reconocimiento que le fuera conferido por hombres como Domingo Faustino Sarmiento y Justo José de Urquiza.

A 166 años de esta declaración, el ejercicio de hacer ciudad propone enfatizar en la importancia de esta tarea colectiva como una búsqueda de espacios y tiempos comunes. Un ejercicio de participación que demanda compromiso y reconocimiento por parte de todos los que la habitamos, incluyendo, muy particularmente, la mirada y la perspectiva de las niñas y los niños.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios