Edición Impresa, El Hincha

Informe Especial

Se busca piloto: ¿Quién reemplazará a Rosberg?

Mercedes aún no definió quién ocupará el lugar de Rosberg tras su sorpresivo retiro. Las negociaciones están abiertas.


Cada día que se sucede, lógicamente, se acrecientan las especulaciones al respecto sobre quién será el piloto que estaré sentado junto a Lewis Hamilton el próximo 26 de marzo cuando la Fórmula 1 esté inaugurando la temporada 2017 en Melbourne, Australia. Un escenario impensado por la casa alemana que se decantó, sorpresivamente, cuando Nico Rosberg, cinco días después de consagrarse campeón del mundo, anunció, sin filtros, que su carrera en la Fórmula 1 había llegado a su fin. Este golpe de efecto detonó una bomba en el seno del equipo, causó un dolor de cabeza importante en Toto Wolff, quien, como director y máximo responsable del equipo, debió salir a la búsqueda de un piloto que llene el vacío dejado por el saliente campeón del mundo; con todo lo que ello implica.

Rosberg, además de ser un piloto veloz, es considerado un apéndice dentro de la filosofía de trabajo del equipo. Y si se tiene en cuenta que en esta temporada logró un salto de calidad que le permitió alzarse con el título, también fue un hombre con la capacidad de desarrollo en todos los aspectos del auto: una cualidad fundamental que contribuyó al éxito de Mercedes en los últimos tres años. Es por eso que la decisión por su reemplazante se estira y se estira. Y este fenómeno conspira frente a los tiempos lógicos que pretenderán para la adaptación del nuevo integrante.

Algo está claro: pilotos para ocupar esa difícil butaca los hay, aunque la intempestiva decisión de Rosberg los encontró a todos con sus contratos abrochados, con cláusulas de rescisiones millonarias, y con compromisos asumidos públicamente a los cuatro vientos como lo es el caso de Fernando Alonso con McLaren Honda. Probablemente, por experiencia y talento, sea el hombre indicado para hacerse cargo de la vacante. Y, seguramente, por las mismas razones, los japoneses y la nueva cúpula directiva de McLaren lo necesitan para que los saque del pozo en que se encuentran.

Hay dos pilotos que se mencionan aptos para sentarse en el lugar de Rosberg. Uno de ellos proviene del riñón de Mercedes y se llama Pascal Wherlein. Este joven alemán, de 22 años, campeón del DTM en 2015, es el probador oficial del equipo que este año encabezó al débil equipo Manor, que no le permitió mostrarse lo suficiente. Al momento en que Rosberg anunciaba su retiro, el piloto estaba cerrando su incorporación a Sauber para continuar acumulando experiencia en un equipo de un escalón superior; por lo que, tanto Toto Wolff como Niki Lauda, quien continuará con su gestión deportiva al frente de la escuadra, dejaron las negociaciones en stand by a fin de evitar perder una opción de cara al futuro. Aunque algo está claro: no es el Plan A; de lo contrario ya lo hubiesen anunciado. A Wherlein lo pensaban para un futuro; pero pensar no es lo mismo que actuar.

Valtteri Bottas es a la fecha el candidato que aparentemente menos complicado sería de destrabar. Williams es una escudería que recibe la motorización de Mercedes y eso genera un acercamiento, pero existe un punto a resolver. Si Mercedes cede a Wherlein en lugar de Bottas, Williams tendría dos pilotos demasiados jóvenes para encarar el próximo año, ya que la escudería británica de Grove hace apenas un par de meses anunció que Lance Stroll, de tan sólo 18 años, ocupará la butaca que dejó libre Felipe Massa tras su retiro. Bottas es un piloto maduro, con cuatro temporadas como titular y una más como probador. Su estadía en Williams se resume como muy efectiva, con rendimientos consistentes y destacados donde alcanzó a cosechar nueve podios en total, pero ese rendimiento ha ido declinando, no tanto por pericia del piloto sino, mayormente, por las propias inconsistencias de un equipo que técnicamente no se encuentra a la altura de sus mejores días. Es por eso que, para intentar volver a “ser”, estarían buscando los servicios de Paddy Lowe, el brillante ingeniero que no renovaría su contrato con Mercedes con posterioridad al 31 de diciembre próximo. ¿Otro dolor de cabeza para Wolff? No tanto. En primera instancia porque es una decisión que esperaban en el equipo. El sucesor sería James Allison, otro talentoso ingeniero inglés, de paso reciente y controversial en Ferrari.

¿Y Hamilton qué piensa? Lewis se encuentra bajo un silencio oportuno, aunque se desligó por lo bajo de tener alguna injerencia en la elección de su nuevo compañero. Probablemente se encuentre digiriendo el amargo bocado de perder el campeonato frente a su compañero y de no tener revancha para el próximo año; aunque difícilmente su opinión se encuentre exenta a los oídos de Toto Wolff y de Lauda.

En caso de no llegar a buen puerto con Bottas, pese a que en su Finlandia natal lo dan como muy probable, existen otros nombres en la danza pero más por inercia que por factibilidad. Descartados totalmente los pilotos de los equipos de primera línea, allí aparecen nombres como “Checo” Pérez, una opción interesante ya que el mexicano se encuentra en el mejor momento de su carrera, pero acaba de renovar un año más en Force India. También está Carlos Sáinz Jr., quien entregó buenas sensaciones este año en Toro Rosso; aunque es un piloto pupilo de Red Bull y habrá que ver qué planes tienen para él en el equipo de las bebidas energéticas en un futuro próximo. Circulan otros nombres más, aunque carecen de cualquier sustento. ¿Podría ser un tapado? Difícilmente.

El interrogante continúa trazado, y el hallazgo de esta pieza es tan apremiante como la incomodidad que debe estar transitando un equipo que, genética e históricamente, ha hecho de la previsibilidad y la planificación un culto. Y como de imprevistos está conformada también la vida, habrá que ver cómo resuelven esta encrucijada los mismos hombres que en los últimos años han mostrado su talento para teñir a la Fórmula 1 junto al pleno dominio de esos coches color plateado; los mismos que hoy descansan en franca espera, bajo un manto ligeramente más opaco y colmados de incertidumbre.

Comentarios