El Hincha, Rugby

Tiempo de definiciones

Se aproxima un trimestre complicado para la Unión Argentina, que llega muy golpeada

La UAR deberá tomar decisiones sobre varios temas delicados que tienen implicancias más allá del mundo ovalado. Los dirigentes deberán afrontar el conflicto sobre Ceibos, el caso Báez Sosa, las finanzas y el futuro incierto, son algunos de los temas más complejos que deberán tratar


El minuto de silencio por Fernando en el amistoso de Jaguares ante Georgia días después del asesinato del joven. Crédito: Gentileza Prensa Jaguares.

Definiciones a corto y mediano plazo. La Unión Argentina no descansa o mejor dicho no tendrá paz por un largo tiempo. Es que algunos sobresaltos en la entidad madre del rugby argentino tienen una génesis externa, pero otros problemas son generados desde las malas decisiones que ha tomado la actual conducción. Y el 2021 puede ser aún más complicado que el tormentoso año pasado.

A repasar.

  • Todavía se arrastra el escándalo de los tuits, que en la sociedad en su conjunto no fueron bien recibidos. Y aunque en gran medida se aceptó el proceder de los jugadores para pedir las disculpas correspondientes, todo el plantel se sintió desprotegido ante los intentos de sanciones severas por parte de la dirigencia, que en ningún momento asumió algo de responsabilidad en todo el escándalo.
  • Fin del 2020 y principio del 2021: un nuevo episodio en la vida de la UAR que podría terminar en tribunales. Los contratos deben cumplirse, pero también existen casos en los que los vínculos pueden disolverse, porque así como dos partes se ponen de acuerdo para firmar, también pueden ponerse de acuerdo para finalizarlo. La UAR tiene un contrato firmado por cinco años con el empresario Fernando Riccomi, en el que el rosarino tomaba el rol de gerenciador privado de la franquicia en la Superliga.

“Ceibos va a dejar de estar dentro de la esfera de la UAR y Jaguares XV va a jugar la Superliga. El cambio de escenario global ha sido brutal. Cuando se canceló el Súper Rugby, la UAR tuvo que tomar una resolución sobre cómo seguir adelante. Se está negociando para salir de la mejor forma posible para todos. Jaguares se desintegra porque cambió el escenario. Con Ceibos pasa lo mismo”, dijo Ariel Mammana, vicepresidente segundo de la UAR, al diario La Nación en la edición del pasado domingo.

Otra vez la falta de comunicación con los actores hace que la UAR tenga que estar enfocándose en rearmar toda su estructura para poner sus energías en un conflicto que se podría haber resuelto con dos llamadas telefónicas. Nobleza obliga, así como se marcan los errores también hay que reconocer los aciertos…

  • Ayer se cumplió un año del aberrante homicidio de Fernando Báez Sosa y en su cuenta oficial de twitter la UAR posteó: “A un año del crimen de Fernando Báez Sosa, la Unión Argentina de Rugby acompaña a sus familiares y amigos en el dolor y en la búsqueda de justicia. Asimismo ratifica su compromiso para erradicar el discurso y las acciones violentas, dentro y fuera del deporte”.

Un cambio significativo, si se toma en cuenta la gacetilla de prensa post asesinato de Báez Sosa, en la que se omite el grado del delito cometido por los bárbaros de Zárate. Algunos aspectos del programa “Rugby 2030, hacia una nueva cultura”, están apareciendo.

Este programa impulsado por la UAR tiene como objetivo reconocer, responsabilizar y resolver la conflictividad relacionada con el rugby en Argentina, buscando crear una nueva cultura acorde a nuestros tiempos, reduciendo la violencia en todos sus aspectos.

A la actual conducción le restan dos años de mandato, hay muy poco margen para el error, ya se han consumido casi todo el crédito que ganado en los últimos tiempos.

Comentarios