Policiales, Política

ex titular de la Sedronar en la mira

Se acerca el juicio por el tráfico ilegal de efedrina

La semana pasada, la jueza federal María Servini de Cubría firmó la clausura de la instrucción, el primer paso para elevar la causa a juicio oral y público. También incluye a Gabriel Yusef Abboud, ex funcionario de la Sedronar.


Por Sergio Farella- Noticias Argentinas

El fiscal federal Juan Pedro Zoni comenzó la semana pasada a preparar la elevación a juicio oral y público del ex presidente de la Sedronar Ramón Granero y del empresario detenido Ibar Pérez Corradi por presunto tráfico ilegal de efedrina a la Argentina.

Fuentes judiciales informaron a NA que la elevación que será presentada en los próximos días también incluye a Gabriel Yusef Abboud, ex director de Planificación y Control del Tráfico Ilícito de Drogas y Precursores Químicos y ex subsecretario técnico de Planeamiento y Control del Narcotráfico de la Sedronar.

La medida alcanza además a Julio De Orue, quien fue director del Registro Nacional de Precursores Químicos del mismo organismo. También, a los hermanos Máximo Rito y Miguel Ángel Zacarías: el primero trabajaba en el área de ceremonia del Pami y el segundo era el secretario privado y hombre de confianza de José Granero.

El único detenido por el momento es Pérez Corradi, quien permaneció prófugo hasta que el año pasado fue extraditado desde el Paraguay y a quien además se lo investiga por el triple crimen de General Rodríguez, aunque por el momento cuenta con falta de mérito.

La semana pasada, la jueza federal María Servini de Cubría firmó la clausura de la instrucción, el primer paso para elevar la causa a juicio oral y público. “Cuando el juez hubiere dispuesto el procesamiento del imputado y estimare completa la instrucción, correrá vista sucesiva a la parte querellante y al agente fiscal por el término de seis días, prorrogable por otro período igual en casos graves o complejos”, reza el artículo 346 del Código Procesal Penal.

Luego, tendrán oportunidad las distintas defensas de opinar sobre si a causa está para ir a juicio o bien resta antes realizar alguna medida de prueba. Incluso, la investigación no termina allí, más allá que este tramo vaya a juicio oral y público y que la jueza Servini de Cubría tenga medidas de prueba para avanzar en la investigación que podría implicar a más personas. Granero y los ex funcionarios de la Sedronar están acusados de “haber introducido en el país materias primas destinadas a la fabricación de estupefacientes”.

En su investigación, la magistrada acreditó que de los 47.625 kilos de efedrina que la Sedronar autorizó ingresar al país entre 2004 y 2008 –40.972 kilos– fueron desviados al narcotráfico y no a la producción de medicamentos legales.

Por su parte, Pérez Corradi, quien sigue detenido en el edificio Centinela de Gendarmería Nacional y es un “arrepentido” en el caso, está acusado de ingresar al país unos 14.000 kilos de efedrina que se utilizaron para fabricar drogas.

El empresario está alcanzado por la ley 27.304, más conocida como ley del arrepentido, que fue sancionada por el Congreso de la Nación a fines del año pasado.

Días atrás, ante un planteo de los abogados de Pérez Corradi, la Fiscalía recordó la posible exención o reducción de una pena por su colaboración en el caso.

El fiscal resaltó que “será el tribunal de juicio el encargado de valorar la información aportada y en caso de considerarlo pertinente aplicar” el beneficio.

Una vez que el fiscal Zoni presente el requerimiento de elevación a juicio, tendrán posibilidad de opinar las defensas. Finalmente, la jueza, si define que está para que se inicie el proceso, dará por clausurada la instrucción de la investigación, al menos en este tramo.

Comentarios