Conciertos, Espectáculos

Espacio nacido en Santa Fe

Se acerca el Festival Sonamos Latinoamérica

Música para unir raíces e identidades culturales. El espacio, pensado para difundir música de raíz folclórica de varios países, nació en Santa Fe en 2006.


“Voces, colores, tonadas, acentos, aromas, formas de ver el mundo. Todo atravesado por el hilo invisible de la música, que une lo que nunca debió separarse”. Así se presenta el Festival Sonamos Latinoamérica, un encuentro que se realiza en simultáneo en distintas ciudades argentinas, países latinoamericanos y europeos; y que comenzó en Rosario con talleres brindados por músicos locales el pasado sábado. Las actividades continuarán con actividades formativas e imperdibles conciertos el fin de semana próximo en el marco de los festejos por sus diez años de vida.

El espacio dio sus primeros pasos en Santa Fe en 2006, fue un grupo de músicos independientes el que, de manera cooperativa, comenzó a darle forma. El objetivo: lograr visibilizar y propulsar la música popular de raíz folclórica de la región desde sus múltiples abordajes.

Ese primer paso santafesino se fue transformando en una gran red que, llegando a Rosario en 2011 a partir del trabajo de la banda local El Fuego de la Semilla, traspasó los límites de la provincia, el país e incluso el continente. El móvil es “el amor a la música latinoamericana, esa necesidad consciente de que se conozca y que se difunda como un aporte a la identidad cultural de esta zona, de estos pueblos. Es un trabajo militante de todos los músicos que integran estas redes”, señaló Bernardo Osa a El Ciudadano. Osa es miembro de la organización y parte de Baila Cholita, uno de los grupos que se presentará el viernes.

Con el foco en la formación

“Muchos músicos, incluso de los que hoy integramos el Sonamos Latinoamérica, no escuchamos estas músicas de toda la vida, sino que nos acercamos por algo así. Por el Encuentro Nacional de Músicos o algún festival de este tipo. Son músicas a las que llegás si investigás o a través de un espacio así”, apuntó Osa en medio de una charla en la que ya había señalado que uno de los ejes principales del Festival es el formativo: “El objetivo gira en torno a lo pedagógico. Qué se conozcan músicas que no tienen mucha difusión en los medios masivos y también que los docentes formados en las universidades, que brindan una visión más europea de la música, puedan conocer y formarse en lo que tiene que ver con las músicas de los pueblos latinoamericanos”.

Es que los centros de formación musical formales, al menos en Rosario, no abordan la enseñanza de la música popular, “o se las aborda muy por arriba o como una música menor”, aportó Osa. “Son espacios que bajaron sus planes de estudio de los conservatorios europeos. Entonces este tipo de encuentros es una manera de ir educándonos en las músicas populares que nos rodean”, reafirmó haciendo referencia a los espacios en los que pueden participar grandes y chicos. “En los chicos, el objetivo es que conozcan los instrumentos, los ritmos que se manejan en el territorio donde viven. Muchas veces terminan escuchando lo que quiere la industria y no conocen las cosas típicas de los lugares donde viven”, reflexionó.

Cultura en movimiento

“Cada vez hay más gente abocándose a lo latinoamericano, con un estudio profundo y muy consciente”, aseguró Osa, quién al hablar de esa evolución en Rosario enumeró: “Acá está la gente de Tocolobombo, que es una Asociación Civil que estudia y difunde la percusión latinoamericana, ellos hacen un festival parecido, con un eje pedagógico muy fuerte. También está MuTaR (así, con mayúsculas intermedias), que realiza algo parecido con lo que es el tango y la música ciudadana. Las organizaciones integradas por músicos con eje pedagógico en las músicas populares está en crecimiento”. Son esos espacios los que permiten entonces que músicos jóvenes se acerquen y se produzca una relectura. “Si bien tocamos folclore con todas las influencias musicales de la última mitad del siglo veinte, que lo abren a otro panorama, la mayoría de los grupos pone su mirada en la tradición, por más que sean grupos jóvenes o que tomen elementos de otras músicas. Porque tenés que saber de dónde salís, creo que se evoluciona siempre teniendo bien en cuenta el origen de todo”.

Conciertos: Días y Horarios

Con artistas argentinos, mexicanos, peruanos, colombianos y venezolanos, entre otros, tendrán lugar los conciertos del Festival Sonamos Latinoamérica. Los recitales serán en el Distrito Siete (Ov. Lagos 790) a partir de las 21, y en el Gran Salón de la Plataforma Lavardén (Sarmiento 1201), a las 21.30, y contarán con una entrada general de 100 pesos. Más información sobre shows y talleres en www.sonamoslatinoamerica.com.

Viernes 28: Fiesta de apertura en Distrito Siete. Tocan: Sonosfera (México), Jarana Paraná (Rosario, Cumbia) y Baila Cholita (Rosario, Música del Altiplano).

Sábado 29: Conciertos en la Plataforma Lavardén. Se presentarán: Hatogrande (Colombia), Maraka, cuatro y gañote (Venezuela) y Locoto (Rosario).

Domingo 30: El cierre, que también tendrá lugar en la Plataforma Lavardén, estará a cargo de Coqui Ortiz Grupo (Argentina), Los Cholos (Perú) y Néstor Viloria (Venezuela).

Comentarios