Edición Impresa, Política, Últimas

Sanz apura a Cobos para adelantar la interna radical

El senador pedirá licencia al frente de la UCR para dedicarse de lleno al armado de su candidatura.

El senador Ernesto Sanz confirmó ayer que pedirá licencia como jefe de la UCR para poder dedicarse de lleno a su precandidatura presidencial y de esta  manera dar el “ejemplo”. Además le  metió presión al vicepresidente opositor Julio Cobos al ratificar que el radicalismo debería anticipar internas porque “la fecha de agosto sólo favorece al gobierno”.

Desde la ciudad mendocina de San Rafael, donde recibirá el Año Nuevo en familia, Sanz señaló que a su regreso a Buenos Aires pedirá licencia como titular de la UCR “para dar el ejemplo en la actividad pública”, a pesar de que existen antecedentes de jefes partidarios que fueron postulantes a conducir los destinos del país sin dejar el cargo como Ricardo Balbín, Raúl Alfonsín y Fernando de la Rúa.

“Voy a definir mi situación, aunque después de esta etapa de reflexión y de conseguir apoyos dentro y fuera del partido todo indica que voy a anunciar la decisión de competir primero en las filas del partido y luego, si me eligen los radicales e independientes, con el resto de los partidos en las generales”, indicó Sanz en declaraciones a radiales.

“No voy a dejar huérfano de conducción al radicalismo”, dijo Sanz, pero más que hablar de su reemplazo por el actual vicepresidente Ángel Rozas indicó que se tratará de una “conducción colegiada” de parte de la mesa directiva.

Anticipar la interna

Por otra parte, el senador nacional insistió en que el posible adelantamiento de la definición interna del candidato presidencial del partido “es uno de los grandes temas que hay que discutir en la UCR”. Sanz debe competir, para ocupar el lugar de candidato, con Julio Cobos y Ricardo Alfonsín.

“Hay razones de peso: la fecha de agosto es la que favorece solamente al gobierno, que tiene un solo candidato o candidata. Mientras el oficialismo maneja una sola hipótesis a los demás nos coloca en situación de afrontar una elección general con apenas un mes y medio de campaña”, cuestionó el legislador radical.

En este punto hay coincidencias con el sector alfonsinista (ver recuadro); la única corriente interna que todavía no se pronunció respecto al anticipo de la interna partidaria es el cobismo. Que, en rigor, desestimó la propuesta cuando meses atrás la realizó el alfonsinismo.

Gil Lavedra recordó el amparo judicial presentado por la UCR para que el gobierno reglamente la ley electoral y sostuvo que el escrito de respuesta “deja las mismas dudas que antes sobre las verdaderas intenciones del gobierno”, lo que constituye “una gran razón para que el partido retome su iniciativa” y decida adelantar “más allá de que sea o no vinculante”.

Antes del cierre del año, Sanz se encargó de presentar al Comité Nacional su informe de gestión luego de su año al frente del partido, algo que debería haberse realizado en la última reunión de la UCR, que finalmente se levantó por falta de quórum.

Comentarios