Región

Aluvión de carpetas

Santa Fe: más de 7.000 ingresantes llegan a la universidad

Son los inscriptos a las carreras presenciales de la UNL. Ya están en los Cursos de Articulación con la educación superior. Este año se pone a prueba un plan piloto intensivo del que participan 254 alumnos


Los más de 7.000 inscriptos a las carreras presenciales de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) ya están realizando los Cursos de Articulación que están destinados a facilitar el ingreso a la educación superior. En este contexto, 254 estudiantes de cuatro carreras se congregaron ayer por la mañana en la Ciudad Universitaria para comenzar una modalidad novedosa de ingreso a la UNL. “Ustedes son quienes ingresan en el centenario de la Universidad, tienen que ser los protagonistas y los agentes de cambio. Empiezan a construir su vida universitaria, a formarse como los profesionales que quieren ser y, fundamentalmente, como esos ciudadanos que la Argentina necesita”, arengó el rector de la UNL, Enrique Mammarella, al darles la bienvenida.

Los nuevos inscriptos asisten a los Cursos de Articulación, un requisito académico de carácter obligatorio y no eliminatorio, para tender puentes entre el sistema de educación secundaria y la universidad. Se trata de cuatro cursos que ponen énfasis en las dificultades propias de la iniciación a la vida universitaria e intentan favorecer un buen ingreso tanto en lo que respecta a los aspectos académicos como a los propios de cada campo disciplinario. En este marco, un grupo conformado por 254 aspirantes inscriptos a las carreras de ingeniería ambiental, licenciatura en química, licenciatura y profesorado en letras y una comisión de la carrera de abogacía comenzó ayer por la mañana a cursar un trayecto diferenciado del ingreso 2019 a modo de experiencia piloto, denominado UNL 200/19. A través de este programa se instrumentan acciones tendientes a redefinir y repensar el sistema de pasaje del nivel secundario al universitario.

“Tenemos grandes expectativas y hay mucha gente trabajando para construir esta nueva propuesta de incorporación a la universidad. Llegó el día, hoy empiezan a construir su vida universitaria, a formarse como los profesionales que quieren ser, pero fundamentalmente para seguir construyendo esos ciudadanos que necesitamos para que la Argentina siga cambiando. Tendrán una propuesta diferente, con mucho para trabajar, conocer y les pedimos mucho compromiso para formarse y por toda la sociedad que nos permite sostener la educación pública, ese bien que es fundamental para que nuestro país siga creciendo. Es importante que cada día construyamos una universidad mejor”, les dio la bienvenida el rector Mammarella.

El acto de apertura, realizado en el salón de actos “Mauricio Epelbaum” de la Ciudad Universitaria, estuvo encabezado por el rector de la UNL; el vicerrector y secretario de Planeamiento Institucional y Académico, Claudio Lizárraga; la decana de la Facultad de Humanidades y Ciencias, Laura Tarabella, y el secretario académico de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas, Carlos Giorgetti, quienes estuvieron acompañados por autoridades de las facultades de Ingeniería Química, Ciencias Jurídicas y Sociales y de la Secretaría de Planeamiento Institucional y Académico.

Camino diferente

Tras el acto, el secretario Lizárraga, también se refirió al plan piloto. “En el marco del Programa de Articulación y de los cursos que normalmente se desarrollan en febrero en la universidad, hoy ponemos en marcha esta experiencia nueva llamada UNL 200/19, para la que tenemos muchísimas expectativas y por la que venimos trabajando desde el año pasado. La selección de cuatro carreras reúne el arco de la variedad disciplinar de nuestra universidad; en ellas se va a poder trabajar en función de las distintas estrategias que la universidad viene desarrollando en torno a las temáticas de la articulación y el ingreso. Esta experiencia de tres semanas conforma un camino diferente y de trabajo muy intenso”, evaluó.

Por su parte Isabel Molinas, docente de la Facultad de Humanidades y Ciencias y coordinadora de la experiencia UNL 200/19, enfatizó que un rasgo sustancial de la propuesta “es la elaboración de las planificaciones a cargo de los equipos docentes de cada una de las carreras” que participan. “Durante la primera semana vamos a trabajar con cuestiones que tienen que ver con la identidad del estudiante universitario tanto en lo que respecta a la disciplina como lo referido a su inserción en la UNL. Por eso tenemos actividades académicas en Ciudad Universitaria específicas de la carrera elegida y otras actividades en lugares estratégicos de nuestra universidad, como por ejemplo Rectorado, la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales y la Facultad de Ingeniería Química”.

“A medida que avancen estas tres semanas se van a ir trabajando cuestiones referidas a cómo se problematiza cada una de las disciplinas de los campos de estudios elegidos y cuáles son los debates contemporáneos de cada una de estas áreas. Esperamos que estas tres semanas culminen con un verdadero ingreso a la universidad. Esta experiencia es un pasaje, un umbral de la mano de los mejores profesores, de los equipos de gestión, de los estudiantes avanzados y de los graduados”, sintetizó la docente. Tras el acto, los aspirantes se dividieron en comisiones y comenzaron las clases a cargo de los docentes y tutores.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios