La Cazadora

Deuda de la Democracia

Santa Fe es la primera provincia en sancionar una Ley de Reparación post dictadura para travestis y trans

El Senado aprobó la normativa que fija una pensión para las personas travestis y trans que sufrieron persecuciones y detenciones entre el regreso a la democracia en 1983 y 2010. Por el momento alcanza a 147 personas en toda la provincia


Fotos: Ornella Avedikian

El Senado de Santa Fe sancionó la Ley de Reparación Histórica para las Sobrevivientes Travestis-Trans Post Dictadura. Después de años, los reclamos del colectivo LGBTIQ+ fueron oídos por el parlamento provincial, que aprobó la normativa que otorga una pensión mensual no contributiva equivalente a dos haberes mínimos a aquellas personas que sufrieron privación de su libertad por parte de las fuerzas de seguridad entre el 10 de diciembre de 1983 y el 10 de junio de 2010. Así, Santa Fe se convirtió en la primera provincia en tener una ley que reconoce las violencias sufridas por el colectivo por parte del Estado democrático. Las personas que recibirán el beneficio son 147 en todo el territorio provincial.

La reparación histórica para las travestis y trans que fueron perseguidas sistemáticamente por el Estado desde el regreso de la democracia es una demanda que atraviesa transversalmente la agenda LGTBIQ+ de la provincia de Santa Fe.

Es que el fin de la dictadura en el ’83 no trazó la línea que puso fin a las detenciones y vejámenes contra la comunidad: la policía y el poder judicial continuaron con estas prácticas, amparados por los códigos de faltas que prohibían el travestismo y la prostitución y que rigieron hasta 2010.

El 23 de noviembre pasado, el Senado provincial aprobó por unanimidad el proyecto elaborado por una mesa de trabajo integrada, entre otros actores, por la comunidad que sufrió la persecución estatal. Si no era tratado, el proyecto iba a perder estado parlamentario.

La Cámara de Diputados de Santa Fe había otorgado, el 15 de junio de este año, la media sanción al proyecto impulsado por la diputada Matilde Bruera en abril de 2022. La legisladora recogió el reclamo de las organizaciones LGTBIQ+, que tuvieron una presencia en la legislatura en cada instancia que atravesó el proyecto.

“Hoy es un día de Justicia”, dijo la presidenta del Senado, Alejandra Rodenas desde el estrado de la Legislatura, apenas sancionada la ley.

“Esta ley ha sido votada por unanimidad por todos los senadores y por la senadora (Cristina) Berra (única mujer que integra la Cámara)”, dijo a la prensa la vicegobernadora.

“La ley le otorga una pensión mensual de carácter no contributivo y vitalicio a toda persona travesti-trans que acredite que durante el periodo comprendido entre el 10 de diciembre de 1983 y el 10 de junio de 2010 haya sufrido privaciones de libertad en forma sistemática como consecuencia del accionar de las fuerzas de seguridad, por motivo de su identidad de género”, detalló Rodenas.

“Este es un día de Justicia, de reparación y de Memoria”, dijo la funcionaria. “Hemos trabajado mucho y sé que la vicegobernadora que sigue, que es Gisela Scaglia, también lo va a hacer, porque es una mujer de la Democracia y de las instituciones”, agregó.

“Hemos tenidos leyes emblemáticas para el colectivo de género”, dijo Rodenas. “Una fue la ley de paridad, que salió porque el movimiento de mujeres que me precede hizo un gran trabajo desde todos los sectores político-partidarios; la otra fue la incorporación del cupo travesti- trans en el Senado y la frutilla del postre es esta reparación”.

Día de la Memoria Trans

El pasado miércoles 29 de noviembre se realizó un encuentro en el Museo de la Memoria (Córdoba y Moreno), en el marco del Día Internacional de la Memoria Trans. Hubo una mesa de diálogo entre personas travestis, trans y no binaries de diferentes generaciones con el objetivo de entrecruzar saberes, experiencias y demandas, buscando contribuir en la creación una memoria colectiva e intergeneracional de la comunidad en la provincia. Se proyectaron imágenes del Archivo de la Memoria Travesti-Trans de Santa Fe y hubo música en la voz de la Negra Sonido y las cuerdas de Sofi Pasquinelli.

Fue un espacio de encuentro y de intercambio político, que tuvo en el centro los avances de los discursos de odio y las amenazas de retrocesos de derechos por parte del gobierno del presidente electo, Javier Milei. En este contexto, la sanción de la ley de reparación histórica fue un oasis en el medio del desierto, y un llamado no solo a defender lo conquistado sino también a continuar luchando por lo que falta.

Lo que se consiguió, no es menor: con esta Ley, el Estado asume sus responsabilidades en la persecución a esta población, que sigue teniendo una expectativa de vida que no llega a los 40 años.

“Las travas estuvimos ahí, luchando, incluso cuando gente que trabaja en el Estado nos decía que el proyecto no iba a pasar ni la primera comisión. Le cuento a esa gente que hoy es Ley”, dijo en el encuentro Karla Ojeda, representante de la Mesa de Derechos Travestis Trans de Santa Fe.

La militante destacó el rol que tuvo en esta lucha el Archivo Travesti Trans de la provincia, recuperando documentación para sumarla como prueba. “La persecución fue sistemática y una vejación a los Derechos Humanos. La colectiva travesti-trans la sufrió en carne propia y muchas la han pagado con la vida. Esta ley es para las que no están, para las que estamos y para las que van a venir”, dijo Ojeda, y pidió un aplauso al trabajo para el Trabajo de la Mesa de Reparación.

“La lucha es en las callas, poniéndole la cuerpa. El laburo que hicimos desde la mesa fue crear fuerza política. Tenemos que pensar en el gobierno que viene, en cómo vamos a hacer, qué estrategia nos vamos a dar.  No se trata solamente de sostener lo que tenemos, pensemos que estrategias nos damos, por dónde es, pensemos en cómo aunarnos a otras fuerzas, de qué manera vamos a enfrentar a lo que se viene. Por los que vienen no quieren ESI (Educación Sexual Integral), no quieren escuela pública, no quieren salud pública. Tenemos que crear fuerza política para enfrentarlo”, consideró la referenta.

Fotos: Gentileza Ornella Avedikian

Comentarios