Coronavirus, Región

Segunda ola

Santa Fe: con el sistema de salud al tope, evalúan montar un hospital de campaña en el Liceo Militar

El director del hospital Cullen, Juan Pablo Poletti, le sugirió al gobernador Perotti la posibilidad de instalar un hospital de campaña en el predio ubicado frente el nosocomio. En el sector privado no quedan camas críticas disponibles y en el sector público la ocupación es del 90%.


La segunda ola del coronavirus está pegando fuerte en la ciudad de Santa Fe: el 90% de las camas críticas del hospital Cullen están ocupadas, por lo cual las autoridades sanitarias decidieron ampliar de urgencia la atención en el edificio del viejo hospital Iturraspe y en el Cemafe (Centro de Especialidades Médicas de Santa Fe). En ese contexto, el director del Cullen, Juan Pablo Poletti, le planteó al gobernador Omar Perotti la posibilidad de montar un hospital de campaña en el predio del Liceo Militar, que está ubicado frente el nosocomio.

“Es una idea que le transmitimos al gobernador”, señaló Poletti este martes en conferencia de prensa. “Se están buscando alternativas. Nuestro comité de Covid se reúne de lunes a sábado a las 9 y de allí surgen estas ideas. Si así se necesitara, podríamos disponer con los médicos de planta no Covid y los residentes, de un hospital de campaña acá enfrente. Cortando la calle podríamos hacer una articulación con el hospital”.

La sugerencia de Poletti fue expuesta el lunes en el encuentro que mantuvo Perotti con directores de hospitales. “El gobernador lo evaluará y si es viable se realizarán los trámites necesarios para que el Distrito Militar N°12 pueda colaborar con esta situación y ceder el espacio. Incluso ver si se utiliza el edificio, un hospital modular o uno de campaña del Ejército. Nosotros pondríamos el recurso humano. Los 1800 empleados del hospital estamos dispuestos a dar batalla a esta situación acá, enfrente o donde sea. No podemos decir no tenemos más camas y quedarnos de brazos cruzados”.

Los últimos días el hospital Cullen se vio desbordado por el aumento de los contagios y las internaciones por Covid. “El sábado por la tarde tuvimos que disponer de la apertura de una nueva sala de internación Covid en la planta alta de Traumatología. A partir de allí pudimos contar con camas disponibles para Covid. Por supuesto que el aumento de camas Covid lleva como inconveniente a una reducción de camas no Covid, ya que el hospital no puede crecer más en su cantidad de camas”, describió el director del Cullen.

“El domingo estuvimos apretados con las camas no Covid. Lo mismo se hizo en Terapia Intensiva en la tarde de ayer (lunes), cuando se dispuso una parte de la Terapia Intensiva, la sección C, donde teníamos cinco camas críticas en la unidad nueva donde se abrió la Unidad Coronaria, y allí se hizo UTI Covid, a raíz de la demanda de cantidad de casos de terapia Covid. Por lo que aumentamos de 20 a 25 camas críticas de terapia Covid en total y se utilizaron camas de Unidad Coronaria para Terapia Intensiva”, agregó Poletti.

 

“Al límite”

La ciudad de Santa Fe (y todo el departamento La Capital) se encuentran incluidas dentro de las zonas de alto riesgo epidemiológico, de acuerdo a la clasificación que hace el gobierno nacional respecto del aumento de los contagios de coronavirus. En palabras del director del hospital Cullen: “Estamos al límite. Le pedimos a la ciudadanía que no salga si no es necesario. Por más que esté permitido circular, por favor quedémonos en casa”.

Respecto de la saturación en su nosocomio, el médico explicó que con los últimos cambios se pudo ampliar de 20 a 25 la cantidad de camas en terapia para atender casos de coronavirus y de esa manera la ocupación de camas críticas se ubicó en el 90%: “Hay un cuello de botella, sobre todo con los pacientes más jóvenes. Por eso también vamos a derivar a algunos (pacientes) al viejo hospital Iturraspe”.

Poletti confirmó que se va a abrir una sala de terapia intensiva con ocho camas en el Cemafe y se sumarán otras 20 camas más de sala común: “Estamos terminando con todos los detalles e insumos, no es fácil abrir una terapia”.

Con el sector privado desbordado, todos los esfuerzos se concentran en ampliar las prestaciones del sistema público de salud: “Los sanatorios están 100% ocupados, el Iturraspe se expandió, el viejo Iturraspe sumó camas críticas, el Cullen también expandió su capacidad. Sin embargo, el recurso humano es limitado. Rosario tiene el 100% de ocupación. No se puede traer recurso humano de otras ciudades”, advirtió Poletti.

El médico también comentó que se están planificando junto al Ministerio de Salud de la provincia las diferentes alternativas en caso de que los contagios y las internaciones sigan en alza. En este sentido, explicó que se podrían sumar las instalaciones de la clínica Sagrada Familia y que, si fuera necesario, los hospitales Cullen e Iturraspe quedarán para atención exclusiva de pacientes con coronavirus y el resto del sistema de salud, público y privado, tomarán el resto de las patologías.

Comentarios