Espectáculos, Últimas

Sandro le dice “no” a la traqueotomía

El Doctor Burgos dcie que con la oeperación podría comer y  alimentarse mejor.  Pero Sandro y su mujer se niegan a la traqueotomía que podría tener consecuencias sobre las cuerdas vocales. Sandro está de buen ánimo y se muestra colaborador.

 

Sandro-central

Los médicos que atienden a Sandro se preocupan por su capacidad respiratoria y por la debilidad física del cantante. El médico que le realizó el trasplante de corazón y pulmones, Claudio Burgos, sugirió que había que hacerle una traqueotomía, una incisión en la garganta para que continúe intubado al respirador pero que le permita comer por boca. Pero Sandro y su mujer se oponen a esta intervención por considerarla dolorosa e invasiva, además no se descarta otro reparo importante como es la posibilidad de afectación de las cuerdas vocales por la traqueotomía.
En declaraciones a Clarín, el Doctor Burgos expresó que, Sandro comenzó a ser alimentado por una sonda que va desde la nariz al estómago. Pero el resultado no es el mismo que si se le practica una traqueotomía. “Ahora él está desnutrido y las proteínas en su cuerpo son bajas”, afirmó el cirujano. Roberto Sánchez continúa conectado a un respirador en la sala de terapia intensiva en el área de Recuperación de Trasplantes del hospital Italiano de Mendoza. Y reiteró que los inconvenientes de los últimos días tienen que ver con “una intubación larga, un estado nutricional malo y un defecto circulatorio en la región que retrasa los procesos de cicatrización”.

En las últimas horas, surgieron contradicciones entre los médicos respecto al tiempo que deberá transcurrir para Sandro sea desconectado del respirador. El doctor Burgos estimó que el promedio de extubación es de 10 días, a partir de la última operación. Sin embargo, ayer el director del hospital dijo que esperaban quitarle el respirador en “las próximas horas”. Y que el paciente ya está ingresando en la fase de soporte, “lo que significa que por momentos la máquina lo asiste y, en otros, respira por sus propios medios”.

Pero cuando los cronistas le pidieron mayor precisión sobre el momento de desconexión definitiva al respirador, el Dr Miguel Nicolás, que es el director del Hospital Italiano, no quiso arriesgar pronóstico: “En realidad existen muchos extremos: desde los pacientes que están en pocas horas extubados hasta los pacientes que llevan más tiempo. Los trasplantados cardiopulmonares requieren más trabajo y él está en ese plan”, expresó. Una vez más, el vocero del hospital dijo que Sandro está de “buen ánimo” y se muestra “colaborador”.

Comentarios