Conciertos, Edición Impresa, Espectáculos

la banda repasa su nuevo disco

San Telmo Lounge: con el tango como hilo conductor

La formación local San Telmo Lounge repasa su nuevo disco, “Doble Imperfecto”, un material con el que apuesta a las canciones que se sostienen en el género y al mismo tiempo marcan un nuevo rumbo al incorporar una cantante estable.


Este sábado por la noche San Telmo Lounge toca en Berlín Pub. La banda que lidera Martín Delgado repasará, a partir de las 22, en el local ubicado en pasaje Fabricio Simeoni 1128, las composiciones que integran su último disco, titulado Doble Imperfecto. El material, que debutó oficialmente el año pasado, marca un nuevo rumbo en la carrera de esta formación que nació como trío instrumental allá por 2001 y que hoy, tras varias incorporaciones y modificaciones sonoras, presenta a Laura Cardini como cantante estable. El disco, constituido como una bisagra, presenta dos caras: una completamente instrumental, más cercana al recorrido anterior de la banda y otra totalmente ligada a la canción. “En la decisión de mantener la indecisión, hicimos un disco doble. Diez cantadas y diez instrumentales”, explicó Delgado a El Ciudadano.

Se trata del sexto disco de San Telmo Lounge. “Este camino empezó con una banda instrumental, sin nada vocal e incluso bastante más electrónica. Parte de nuestro primer proyecto fue casi de laboratorio. Después fuimos incorporando músicos (empezamos siendo tres y ahora somos siete) y en ese ir haciéndolo más humano y con menos máquinas surgió la necesidad de tener voces. Al principio no queríamos tener una cantante estable, entonces empezamos a invitar vocalistas”, repasó Delgado nombrando como invitados a los vocalistas Sandra Corizzo, Lidia Borda, Juan Subirá y Adrián Abonizio, entre otros. “Cuando hicimos el disco en vivo (Vivo en Rosario, 2013) incorporamos a Laura Cardini. Nos pareció que quedaba muy bien lo que ella hacía con lo que proponíamos nosotros y al público le había gustado mucho, sobre todo la faceta más teatral que tiene Laura. Pero decidimos sostener las dos partes. Como hacían las orquestas de tango en los años 40 o 50, que tenían su parte instrumental y otra con su cantante estable”. Así nace el disco doble.

Pero los altos costos que implica editar dos CD’s físicos marcaron otras pautas: “Otra de las premisas que tuve cuando empecé a componer fue que hacer un disco doble es muy caro en cuanto a producción, grabación y masterización, es carísimo. Entonces la premisa fue que las canciones sean lo suficientemente cortas para que entren en un solo CD. Tenía esa pauta, que los temas no duren más de 2 minutos 30. Ahí se fue armando la idea”.

Entonces este, el disco doble de San Telmo Lounge, es “imperfecto”. “Al principio se iba a llamar «Doble o nada»; relacionándolo con las carreras de caballos, algo muy emparentado con la bohemia del tango. Vimos que tenía que ver con el juego, con el hipódromo. Pero ya había un disco que se llamaba así. Entonces elegimos una jugada que se llama doble imperfecta y nos gustó porque también tiene que ver con que es un disco doble pero no”, contó quien además de hacerse cargo de la guitarra es el principal compositor de la formación que también integran el pianista Lucas Polichiso, el violinista Maximiliano Natalutti, el bandoneonista Ariel Aguilar, el baterista Sebastián Mamet y el bajista Tutu Rufus. “Para este disco tuve que escribir diez canciones con letras; fue un desafío porque soy más músico que letrista y me di cuenta que lo más difícil a la hora de escribir es tener algo que decir. Las letras tienen un imaginario de la noche, del policial negro; esa es la premisa pero como eran muchas pensé en invitar a otros escritores para no jugar tan solo ese partido”. El primer track del disco, “Vida Partida”, está compuesto por Delgado junto a Sandra Corizzo; el sexto, “Indiferencia”, cuenta con la participación de Juan Subirá, y el octavo, “Mano gris”, tiene pluma de Adrián Abonizio.

Al hablar de los invitados al disco Delgado describe el curso actual de la búsqueda sonora de San Telmo Lounge, sobre todo cuando nombra a Juan Subirá, con quien tienen “un vínculo con el rock porteño más urbano”. “Es una búsqueda que también tenemos, ese tener una mirada del tango pero desde nuestras realidades actuales que para mí están más vinculadas al rock y a toda la mezcla de músicas que hay hoy en día, y no tanto con recrear la orquesta típica, algo que está muy de moda, y que me parece totalmente válido, pero que no es lo que nos moviliza”.

En ese recorrido aparece una hermosa versión de “Ámbar violeta”, una canción de Fito Páez, que forma parte del disco. “Queríamos hacer esa versión porque la búsqueda de nuestra música actual tiene que ver con lo que hemos escuchado y ahí aparece en primer término el rock pero también el folclore y el tango. Cuando empecé a desandar ese camino, a buscar letras y personajes, y una música que tenga que ver con el rock y el tango, me encontré haciendo un camino que ya habían hecho otros, una búsqueda en la que aparecen Fito y Spinetta, entre otros. En Páez encontré mucho de eso y por eso quisimos homenajearlo”, explicó Delgado, quien después de todo ese recorrido continúa definiendo el estilo de San Telmo como “tango fusión” y explica: “Lo defino así más allá de que cuando uno dice tango fusión alude a una sonoridad que se dio a principios de los 80, que tiene más que ver con el tango y el candombe. Pero me parece que el término es lo que más se acerca, más allá de que por momentos sea una banda de rock. Pero decir que es una banda de rock con influencias de tango es más imperfecto que decir tango fusión; poner el tango adelante nos define porque está siempre y en todas las canciones. Es el eje y el hilo conductor”, concluyó.

Plataforma tanguera

“Es un momento de gran auge del tango en Rosario, de expansión y mucha creatividad”, aseguró Delgado. Según el músico, en la actualidad se ven los resultados del trabajo realizado en la Escuela Municipal de Tango por referentes como Javier Martínez Lo Re y Martín Tessa, entre otros. “De ese semillero se formaron tríos, cuartetos, quintetos y orquestas. Está la Orquesta Utópica que es un símbolo de lo que sucede en la ciudad. Una orquesta típica que hace composiciones de rosarinos. Y está el Mutar, la organización de músicos tangueros de Rosario”, explica poniendo en contexto el lanzamiento de Doble H, un sello tanguero del que forman parte fundante, que más que un sello discográfico tradicional es “la idea un poco delirante de hacer una plataforma de contenidos tangueros. Se trata más que nada de difundir el trabajo en red”, explicó.

Comentarios