Región

Otra Municipalidad inclusiva

San José del Rincón ya tiene su ordenanza de cupo trans

El Concejo aprobó la norma el jueves pasado. La redacción fue cuidadosa y adaptada a la realidad de la pequeña ciudad para contener a todos los casos. La agrupación Putos Peronistas fue una de las impulsoras


San José del Rincón aprobó el jueves pasado la ordenanza que establece un cupo para personas trans en la administración pública local. El Ejecutivo tiene ahora un plazo de 10 días para promulgarla –es en lo que confían los concejales– o vetarla. Establece la incorporación de un empleo por año para ese colectivo en el municipio, con un abanico de opciones de contratación que permite contener todos los casos. Uno de los artículos propone, al mismo tiempo, otorgar beneficios fiscales a aquellos empleadores que se sumen a la misma iniciativa de inclusión, y a las empresas contratistas del municipio. Para la norma se tomó como modelo, entre otras, la que rige en Rosario desde mediados de 2016. Los ediles pusieron el máximo cuidado en la redacción para minimizar posibles objeciones y garantizar que sea aplicable, que no quede en una expresión de deseos.

San José del Rincón forma parte del conglomerado Gran Santa Fe y escaló a la categoría de ciudad hace poco. El colectivo trans impulsó allí la ordenanza que, tras algunas modificaciones respecto del texto original, consiguió la aprobación de los concejales. Su primer artículo dispone la contratación de una persona trans por año en cualquiera de los cargos de la administración pública municipal. En el inicio, serán dos: el que corresponde por el período y el pase a planta de una chica que hoy está contratada como personal eventual. La norma detalla que sus destinatarios son personas trans, travestis, transgénero y/o transexuales y establece una reserva de puestos de trabajo para ser ocupados exclusivamente para ellos o ellas.

La redacción fue cuidadosa, explicó la presidenta del Concejo Deliberante, Livia Simbron. La funcionaria puso énfasis en su satisfacción por el paso dado, con una aclaración: es un avance en la igualación de derechos que deberá lidiar con el conservadurismo de un sector de la pequeña ciudad ubicada a siete kilómetros de la capital provincial. “No es distinto de lo que pasa en otros lugares”, puso en contexto. Por eso, explicó, hubo un especial cuidado en cada palabra de la norma.  Para no dejar rendijas por donde pueda colarse alguna impugnación y, también, para atender a la realidad de Rincón y su colectivo diverso. Por ejemplo, se habilitó el cupo no sólo para los cargos de planta sino también para los contratados. Es para contener a aquellos mayores de 50 años que, de lo contrario, no podrían ingresar por la normativa vigente. “Los cambios al proyecto original fueron consensuados entre los concejales y el colectivo LGBTI”, señaló Fabían Ramírez. Es el referente de la agrupación Putos Peronistas, a la que hace seis años pudo formar en Rincón y, hace dos, en la capital santafesina. Coincide en que las opiniones sobre esta inclusión laboral están divididas entre los vecinos y aclara: “No se trata de quitarle derechos a nadie, sino de ampliarlos”.

La concejala Simbrón avanza en el mismo sentido al recordar que la discriminación hacia las  personas trans, que continúa pese a una mayor conciencia sobre la necesidad de construir sociedades inclusivas, las impulsa hacia trabajos precarios y actividades marginales, y que el cupo propuesto, como otras herramientas, apunta a restaurar la igualdad de oportunidades laborales.  Ramírez explica que esperan la promulgación de la ordenanza por parte del intendente, Silvio González, del Frente Progresista. Pero agrega que no presionarán para su entrada en vigencia inmediata atentos a la emergencia económica que golpea a la localidad.

Antecedentes a la ordenanza de Rincón no faltan. Ramírez menciona el de la ciudad de Rosario y otras como las bonaerenses de Chivilcoy o Pilar, la correntina Goya, la chaqueña Resistencia o la rionegrina Viedma. Y destaca el asesoramiento y acompañamiento del subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual de la provincia, Esteban Paulón, para la adecuación de la norma a la realidad de Rincón.

 

En Rosario

La Secretaría de Desarrollo Social y de la Dirección de la Diversidad Sexual de Rosario abrieron la inscripción 2018 al Registro Único de Aspirantes para personas travestis, transexuales y transgénero que creó el decreto 83 del año pasado en cumplimiento de la ordenanza 9543 de 2016.

Los interesados deberán concurrir personalmente, desde el 23 de abril y hasta el 17 de mayo inclusive, con DNI (original y copia) y un formulario de inscripción a la Dirección de Diversidad Sexual (Buenos Aires 856). El trámite es de lunes a viernes, de 9 a 13.

Además, deberán llevar el certificado de buena conducta o constancia de certificado en trámite gratuito que se gestiona en la Unidad Regional Policial del Departamento Provincial (Catamarca 1326).

Los requisitos excluyentes para poder inscribirse son ser argentino, (nativo o naturalizado), mayor de 18 años y poseer domicilio en Rosario.

 

Ya ingresaron cinco personas trans

En la primera edición, la Dirección de Diversidad Sexual, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social, inscribió en el Registro Único de Aspirantes 2017 para personas travestis, transexuales y transgénero un total de 62 postulantes.

A casi un año de la sanción de la Ordenanza 9543, en junio del pasado año se incorporaron 5 personas travestis, transexuales y transgénero a la planta municipal.

 

Si te gustó esta nota, compartila