El Hincha

Kick off con sonrisas

San Agustín: primer equipo local de rugby inclusivo

El grupo se formó por iniciativa de seis amigos que se conocieron jugando hace años y ayer tuvo un paso inicial exitoso. El viernes 40 chicos se dieron cita en el estadio municipal para entrenar y compartir un tercer tiempo


A pura sonrisa. Los cuarenta chicos, los entrenadores y los profesionales posaron todos juntos tras el primer entrenamiento de San Agustín en el Estadio Municipal.

Agustín Pozzo, Alejandro Poza, Sebastián Bosch, Germán Candini, Ariel Puignero y Federico Paquez son seis amigos que se conocieron jugando al rugby hace años y ahora comparten otro proyecto vinculado a la ovalada: San Agustín.

Este es el primer equipo de rugby inclusivo que hay en la ciudad y ayer fue el primero de muchos entrenamientos que se vienen. Es que todos los viernes a las 16, estos grupos de ex rugbiers acompañados por profesionales se juntarán para enseñarle a chicos de todas las edades con capacidades diferentes, en muchos casos con Síndrome de Down, que con mucho entusiasmo se suman a este hermoso deporte.

“Hubo un montón de chicos que vinieron sin la ficha. Nosotros teníamos cuarenta identificados con su planilla y se agregaron un montón más, algo que nos pone muy felices”, cuenta con una gran sonrisa Pozzo en charla con El Hincha tras la primera práctica.

Sobre el proyecto, el hombre con pasado como jugador en Gimnasia, contó: “La idea es enseñarles ‘rugby adaptado’ a los chicos. Acá en Argentina ya hay proyectos como este, como es el de Pumpas en Buenos Aires, Cardenales en Tucumán y en Mendoza. Nosotros lo que hicimos fue interiorizarnos de cómo era la enseñanza de ellos, nos estuvimos capacitando en forma conjunta y fuimos a compartir prácticas. Volvimos con muchas ganas, pero no nos esperábamos esta convocatoria”.

“Esto empezó para no irse. La idea es que todos los viernes a las 16 vamos a estar acá en el Estadio Municipal para recibir a los chicos que quieran aprender rugby, que tengan ganas de hacer deporte. El objetivo es simplemente trabajar en un grupo interdisciplinario, ya que contamos con médicos, psicopedagogas y psicólogas que están a disposición, dando su tiempo para los chicos y sumando mucho para este proyecto”, destaca uno de los organizadores sobre el trabajo en equipo que realizan.

Por último, Pozzo cuenta cómo es el entrenamiento que realizan los jugadores: “La idea es arrancar a las 16 puntual. Los chicos primero trabajan con dos preparadores físicos que les hacen unos juegos, que serían la entrada en calor. Después hacen veinticinco minutos de entrenamiento de destrezas del rugby y el último tramo de la práctica se hacen juegos de equipo, no relacionados con el partido pero sí trabajos con pelota. Luego del ensayo, tenemos el tercer tiempo que tanto caracteriza a este deporte, donde comparten un momento entre ellos, que empiecen a hacer amigos también y conocerlos nosotros un poco más”.

San Agustín tuvo el kick off de un proyecto que llegó a Rosario para quedarse. Los chicos, sus padres y todos lo que estuvieron se fueron del Estadio Municipal con una sonrisa difícil de borrar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentarios