El Hincha, Fútbol

Selección

Sampaoli, disculpas por el incidente

El entrenador de la selección nacional discutió con un agente en un control y no tuvo frases felices. Pidió disculpas


El entrenador de la Selección argentina, Jorge Sampaoli, pidió disculpas tras haber insultado a policías de tránsito en un control de alcoholemia, según reveló un funcionario de Casilda.

Federico Censi, secretario de prevención y seguridad ciudadana de la localidad santafesina de donde es oriundo el DT, contó que recibió este domingo al mediodía un llamado del propio involucrado: “Me pidió disculpas”, contó.

Sobre el episodio en sí, describió en declaraciones a radio La Red: “Estábamos haciendo un control de alcoholemia en el centro de la Ciudad, tenemos una política fuerte de seguridad vial. Se detiene un auto que venía manejando una joven, se le hace el test de alcoholemia que da negativo, tenía bien los papeles, pero llevaba exceso de pasajeros, los cuales debían bajar”.

Censi reveló que “Sampaoli no intentó coimear a nadie, estaba enojado por la situación, y por eso tuvo un destrato con el oficial”.

“Este tipo de episodios los vivimos todos los fines de semana”, dijo el funcionario e informó que también recibió el llamado del hermano del entrenador, que iba en el mismo auto.

Según se pudo ver en un video que se viralizó en las redes sociales, Sampaoli tuvo un entredicho con los policías en la madrugada del domingo, al enojarse con uno de los inspectores que formaban parte de un control en la vía pública, por lo cual decidió bajarse del auto y arremeter verbalmente contra los efectivos.

“Me hacés caminar dos cuadras, boludo. Cobrás 100 pesos por mes, gil”, le gritó a uno de los policías, mientras se encontraba en un visible estado de alteración y era retirado del lugar por personas que viajaban con él para evitar que el episodio con los integrantes de la fuerza de seguridad pasara a mayores.

Al momento de producirse el incidente el DT regresaba del casamiento de su hija Sabrina cuando su vehículo fue parado por la policía a sólo dos cuadras de su destino, que era el Hotel Cuatro Plazas.

Tras gritarle a los efectivos, Sampaoli finalmente continuó a pie los dos 200 metros que faltaban para llegar al hotel en el que estaba hospedado.