Edición Impresa, El Hincha, Newell's Old Boys

En el Marcelo Bielsa

Salvó la ropa: la Lepra rescató un punto en su debut en la Superliga

El elenco del Chocho Llop no jugó bien en casa, pero pudo conseguir la igualdad ante el Tate.


Jugó mal, empató bien. Newell’s tuvo una pobre presentación en el Parque Independencia que casi lo condena a una derrota, pero hubo una reacción anímica a tiempo y se quedó con un punto ante Unión que en la previa podía sonar a poco, aunque de acuerdo al desarrollo tiene algo de valor.

No hizo nada bien la Lepra. Pareció olvidarse del guión que le entregó Llop en el inicio de la pretemporada y que tan bien había llevado a cabo en los ensayos previos. Tuvo amnesia futbolística y no supo que hacer.

No presionó para recuperar la pelota; aisló a Guevgeozian para que se lo coman Yeimar y Bottinelli; los laterales pasaron poco al ataque; y Figueroa y Fertoli nunca pudieron manejar el balón. Y sin el manejo de la pelota difícilmente se pueda crear peligro en el arco del rival.

Con poco Unión se adueñó de la pelota. Y si no fuera por sus limitaciones y la solvencia de Bruno Bianchi, en la zona defensiva, para tapar huecos podría haber lastimado feo a la Lepra.

Le alcanzó con Zabala, ese que pidió el Chocho a principio del mercado de pases. El uruguayo se mostró movedizo e incisivo para llegar al gol.  Y parecía que se venía la noche en el Parque. Incluso Pocrnjic tuvo una tapada providencial ante Soldano que hubiera sido fatal.

Pero hubo reacción anímica. El ingreso de Sarmiento le dio ese impulso que su presencia genera en sus compañeros y San Román se puso la pilcha de líder espiritual para ir en busca del empate.

Y con ese impulso alcanzó. Mérito de San Román para corajear y sacar un centro, y de Guevgeozian para obligar a Yeimar al agarrón que derivó en el penal. Y el delantero se vistió de actor principal y fue decidido a patear, incluso sacándole ese derecho al propio Sarmiento. Esa determinación la tuvo en el remate y llegó el empate.

Después el empuje de la gente y el retroceso del Tatengue le dio espacios para buscar el triunfo. Pero el ímpetu a veces fue apuro y faltó claridad para poner a un delantero de cara al gol. Ahora será tiempo de volver a estudiar el libreto. Cambiar algunos actores de reparto que no justifican su presencia como Sills y Amoroso, y tratar de mejorar la imagen para no conformarse con poco. Como le sucedió a la Lepra anoche en el Parque.

No quedó tan Chocho

Juan Manuel Llop analizó el partido de anoche, que marcó el debut de su Newell’s en la Superliga, con ojo crítico: admitió que “seguramente quedaron más cosas negativas que positivas”, pero remarcó que “lo importante es no perder para poder trabajar con tranquilidad”.

“Terminamos jugando bien los últimos 20 minutos. Pero en el resto no estuvimos bien. No presionamos como otras veces, jugamos apresurados. Cuando intentamos juntarnos, en los últimos 20 empatamos y pudimos hacer algo más”, dijo el Chocho.

Según la óptica del DT: “Siempre es bueno no perder. La intención era ganar para generar buen clima, confianza. Pero vi cosas positivas en algunos chicos: estuvieron bien los marcadores centrales, porque tuvieron que trabajar bastante al no presionar en bloque”.

“Seguramente hay más cosas negativas que positivas, pero en algunos aspectos vamos por buen camino”, subrayó.

Además el técnico leproso expresó: “Retrocedimos con respecto a  los amistosos con Talleres o Patronato. Jugamos muy apresurados, tal vez pensando más en la segunda jugada que en la primera. Hay que tranquilizarse y trabajar en la semana. Lo importante es que no se perdió”.

Y sobre Sarmiento y Opazo, quienes ingresaron en el complemento para darle variantes al ataque dijo: “Brian estuvo bien: pensamos en 30 minutos para él después de la lesión y le dio movilidad y tenencia al equipo. Fue al sector derecho para profundizar ahí. Y con Opazo preocupamos más a los dos centrales”.

El tiro del final

Cambia estructura, pero gana igual. La reserva leprosa derrotó 1-0 a su similar de Unión y arrancó con el pie derecho este nuevo ciclo que mantiene a Juan Pablo Vojvoda en el banco, aunque bajo la dependencia de Martin Mackey.

La Lepra jugó con una formación compuesta por juveniles que no entrenan con el plantel de primera y se quedó con el triunfo con gol de Francisco Manenti a los 38 minutos del complemento.

El equipo formó con Temperini; Monzón, Callegari, Bedouret y Ferroni, Vega, Manenti y Cacciabue, Marcioni, Alexis Rodríguez y Rotondi. Luego ingresaron Ignacio Huguenet por Rotondi (molestia muscular) en la primera parte, y Varela y Sordo por Callegari (molestia en el posterior derecho) y Vega en el entretiempo.

Fue más Newell’s, sin dominar pero generando varias situaciones de gol. Lo tuvo Nacho Huguenet dos veces, tras buenos desbordes de Julián Marcioni, pero el delantero no tuvo una buena tarde y falló en ambas definiciones. Y cuando se moría el partido Manenti sacó un zapatazo rasante desde lejos que se coló contra el palo y le dio la victoria al equipo de Vojvoda para iniciar el torneo con una alegría.

Escuchan a Topper

La elección de la indumentaria que vestirá a Newell’s entra en su etapa decisiva y hay tres marcas que están en la disputa: Umbro, Topper y Macron.

La dirigencia ya se juntó con Umbro la semana pasada y quedó conforme con la reunión, y le hizo una contrapropuesta a la firma inglesa para tratar de conseguir un número mejor al charlado en este primer contacto.

Y el sábado apareció sorpresivamente Macron. Tal como anticipó El Hincha hubo una reunión en Funes con representantes locales de la marca italiana y no hay que descartarla.

“Fue una buena charla, están muy interesados. Seguiremos conversando y veremos cuál es la mejor propuesta”, confió un alto directivo.

Y hoy será el turno de Topper. La firma nacional que se asoció a capitales brasileños en la actualidad no viste a ningún club argentino tras terminar su vinculo con Racing en junio y está dispuesta a hacer una oferta importante desde lo económico para vestir a Newell’s, club con el que hubo un vínculo entre 2009 y 2015. “Nos anticiparon que va a ser una oferta económica importante”, deslizó una fuente cercana a la negociación.

Lo cierto es que la idea de la dirigencia es tener definido el tema antes del fin de septiembre, porque en diciembre vence el contrato con Adidas.

Si te gustó esta nota, compartila