Edición Impresa, Policiales

causa por narcotráfico carbón blanco

Salvatore va a juicio por peras, duraznos y membrillos blancos

El abogado porteño condenado por Carbón Blanco enfrenta proceso por el envío a Europa de 1,5 tonelada de cocaína.


El abogado Carlos Salvatore, condenado en 2015 a 21 años de prisión por el caso Carbón Blanco, será sometido ahora a juicio por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 3 de San Martín como organizador del tráfico de casi una tonelada y media de cocaína a Europa oculta en cargamentos de pulpa de fruta; uno de esos casos tiene a tres rosarinos condenados.

Según la Procuración General de la Nación, la elevación a juicio de esta causa fue requerida por los fiscales Mariano Rebollo y Fabián Matilla, con la asistencia de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), al juez federal de Zárate, Adrián González Charvay.

De acuerdo con el informe oficial, Salvatore (de 60 años) quedó vinculado con este caso a partir de un par de denuncias realizadas en junio de 2015 por la Procunar por datos que surgieron de otras dos causas previas que terminaron con la condena a dos grupos narcos.

En el primer proceso –un juicio abreviado–, se dio por probado que al menos cuatro hombres y una mujer alquilaron un galpón en la localidad zarateña de Lima para almacenar tambores de pulpa de durazno y membrillo en los que disimularon 235,624 kilos de cocaína que finalmente fueron secuestrados por los investigadores el 15 de mayo de 2008. Para la maniobra, esta organización constituyó la firma Udawyn SA en la Argentina país y se sospecha que la sociedad Zahori Agrícola SL recibía los productos en España.

En tanto, en 2016 se realizó un juicio oral en los Tribunales Federales de San Martín donde se probó que al menos cinco hombres contrabandearon 1.235 kilos de de cocaína desde Zárate a Portugal, donde el 14 de diciembre de 2012 se secuestró la droga oculta en pulpa de pera en el puerto Alcántara, de Lisboa. Según la Justicia, el despacho de este cargamento de la Argentina había sido realizado por la firma LTDI SA y había sido adquirido en Portugal por Belfer Tex SL, cuyo responsable era el cantor de tangos rosarino Carlos Alberto Mulé, quien fue condenado a 9 años de prisión por la maniobra. Como jefes del tanguero en la organización fueron penados otros dos rosarinos, Fabián Campagna (empresario gastronómico) y Gustavo Spadoni (dueño de una concesionaria de motos), además del comisario retirado bonaerense Gabriel Nieves Otero, todos con 12 años.

Ahora, en el requerimiento de elevación a juicio al juez González Charvay, los fiscales acusaron a Salvatore como autor del delito de “organización y financiación del tráfico de estupefacientes, en su modalidad de tenencia con fines de comercialización agravado por la intervención de tres o más personas” por los hechos de 2008.

Mientras que por lo ocurrido en 2012 los fiscales le imputaron la misma calificación pero en la modalidad de “contrabando de exportación de estupefacientes”.

La vinculación de Salvatore con estos dos casos surgió principalmente de escuchas telefónicas y correos electrónicos entre los integrantes de ambos grupos. En este marco, los pesquisas hallaron evidencias al allanar el estudio jurídico de Salvatore que éste “sostuvo económicamente” a la familia de Héctor Daniel Schain de la Lastra Barroso, uno de los condenados por los hechos de 2008. Además, en poder de otras de las personas detenidas por hechos similares en Europa y Argentina se halló la tarjeta profesional del abogado imputado que terminó siendo asesor de ellos en esas causas penales.

“Ello en realidad nos hace considerar que esta manutención no presentaba otro fin más que el de tener contenidas a las personas que eran reclutadas por Salvatore para su empresa criminal, y así asegurar que no lo vincularan al abogado con las pesquisas”, concluyó el fiscal Rebollo.

Para el fiscal, “Salvatore emerge como la persona que dirigió y financió la organización criminal de clara estructura piramidal, la que debe ser investigada desde la óptica del crimen organizado, colocando los esfuerzos investigativos en establecer la figura que se encuentra en los más alto de dicha estructura, donde radica el motor ideológico y operativo”.

En septiembre de 2015, Salvatore fue condenado a 21 años de prisión por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Resistencia como jefe de la banda que traficó una tonelada de cocaína a Portugal en tres cargamentos de carbón vegetal, conocido como el caso Carbón Blanco, en sociedad con el empresario arroyense Patricio Gorosito, penado con 19.

Además, en octubre último, el abogado fue procesado por el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, por el envío de una tonelada de cocaína a España, también oculta entre carbón vegetal, descubierto en 2005.

Comentarios