Edición Impresa, El Hincha

Tiro busca salir del fondo

Tiro Federal afronta un choque durísimo en Jujuy ante el local Gimnasia buscando su primer triunfo en el año.

Esta tarde en San Salvador de Jujuy estarán en juego mucho más que tres puntos para Tiro Federal. La pésima campaña realizada hasta la fecha, combinado con el bajo rendimiento exhibido en los últimos partidos, pusieron la conducción de Andrés Rebottaro en el ojo de la tormenta, luego de cuatro empates y misma cantidad de derrotas en lo que va del año.

Ya no le quedan excusas al Tigre. Que la falta de puntería de sus delanteros o la mala suerte; todos argumentos válidos por algún tiempo, pero no para siempre. En el fútbol la suerte no lo es todo, también hay que saber como ayudarla: con inteligencia, solidez y contundencia, tres características fundamentales de las que este Tiro Federal carece por completo.

Y eso que Rebottaro se cansó de probar variantes. En el primer choque del año, el técnico arrancó jugando con un 3-4-1-2, luego pasó a un 4-4-2 y también probó con 4-3-1-2. Nada funcionó. Tiro seguía sin ganar, cada vez jugaba peor y no le hacía un gol a nadie.

De esta manera, el dibujo táctico que lucirá el Tigre en la Tacita de Plata volverá a ser 3-4-1-2, con Mariano Celasco como carrilero en lugar del lesionado Lucas Rosales y Gonzalo Cozzoni en la función de doble cinco por el suspendido Diego Calgaro.

Es cierto que el desafío de esta tarde es complicado. Gimnasia de Jujuy acumula ocho encuentros sin perder como local, hace seis partidos que no pierde y es uno de los protagonistas que tiene el certamen.

Pero Tiro está obligado a ganar. El triunfo de Almirante Brown lo volvió a dejar en zona de descenso directo y para colmo Defensa y Justicia derrotó a Instituto (2-0) y le sacó 10 de ventaja al Tigre. Ni una a favor.

Es cierto que aún resta bastante para conocer el desenlace final de esta historia. Pero a falta de doce fechas para que termine el campeonato, al Tigre ya le llega el agua hasta el cuello y el margen de error es cada vez más chico. La consigna está clarita: empezar a ganar antes de que sea demasiado tarde.

Comentarios