Edición Impresa, Mundo

Mediación papal

Salida al mar: Evo propone a Francisco como garante

Chile objetó “condiciones” pedidas por Morales, a quien acusa de “eludir el tema de fondo”.


Bolivia aceptó el planteamiento de Chile para reanudar relaciones diplomáticas con el fin de resolver su centenario enclaustramiento marítimo en un plazo de cinco años y con el papa Francisco como garante, aunque Santiago respondió que el retorno a la normalidad diplomática que propone debe ser sin condiciones.

El presidente Evo Morales señaló ayer en una declaración de prensa que acoge la propuesta hecha días atrás por el canciller Heraldo Muñoz, quien aseguró que Chile “está disponible para restablecer relaciones diplomáticas de inmediato, si hay voluntad política” y “sin condiciones”.

La propuesta del jefe de la diplomacia chilena tuvo lugar tras las declaraciones del papa Francisco, hechas en La Paz durante su visita a principios de mes, cuando aseveró que “el diálogo es indispensable” entre los dos países y abogó por soluciones “compartidas, razonables, equitativas y duraderas”.

Morales, quien impulsa a todo vapor una campaña internacional de difusión sobre el acceso de su país al mar, por el que demandó en 2013 a Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ), reveló ahora su nueva posición para restablecer relaciones diplomáticas con Santiago, rotas a finales de la década del 70.

“Estamos de acuerdo para restablecer las relaciones diplomáticas (con Chile), para que en menos de cinco años se resuelva el tema del mar para Bolivia, una salida al océano Pacífico con soberanía y con un garante, el hermano papa Francisco”, aseveró Morales, en una sorpresiva declaración de prensa.

Además, acotó: “Estoy dispuesto a hacer gestiones ante el Vaticano para que el hermano papa Francisco sea el garante e invito a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, a viajar allá”.

Para Morales, la idea es “en menos de cinco años resolver esta demanda, esta reivindicación, el retorno al océano Pacífico con soberanía que tiene apoyo de todo el mundo”.

En una reacción inmediata, Chile respondió por medio de su portavoz, Marcelo Díaz, que el restablecimiento de las relaciones debe ser “sin condiciones”.

“El presidente Morales evade el tema de fondo. El restablecimiento de relaciones diplomáticas debe ser sin condiciones”, aseveró Díaz en Santiago y acotó que los planteamientos bolivianos “son más bien maniobras evasivas para no ir al fondo del planteamiento que ha hecho Chile”.

Según el portavoz, “la oferta de Chile es restablecer aquí y ahora las relaciones diplomáticas, sin condiciones”.

Santiago ha sostenido de manera reiterada que el conflicto con Bolivia debe ser resuelto en el ámbito bilateral.

La Paz y Santiago rompieron sus relaciones diplomáticas en 1978, aunque fueron reanudadas temporalmente en 1975, cuando los entonces presidentes de facto Hugo Banzer y Augusto Pinochet designaron embajadores y negociaron resolver el histórico diferendo.

Desde la ruptura, las misiones diplomáticas están en manos de cónsules.

Bolivia perdió en una guerra a fines del siglo XIX frente a Chile 400 kilómetros de costa y 120 mil kilómetros de territorio, su única salida al mar, en una conflagración que también involucró a Perú como aliado de La Paz.

Comentarios