Coronavirus, País

Coronavirus

Saldán: el médico acusado de iniciar el contagio se defendió en una dura carta

"Para muchos soy el culpable del contagio, porque así me hicieron aparecer medios, pero en realidad es probable que yo me haya contagiado allí", dijo. Hay 32 infectados


Tras las 32 personas contagiadas de coronavirus en un geriátrico de Saldán, días atrás, tomó estado público una carta redactada por el médico señalado como responsable de esa situación. Lucas Figueroa firma con su nombre una carta pública en la que se refiere a su situación tras haber dado positivo de COVID-19, y señala haber sido objeto de “escraches, difamaciones y mentiras”. Además, critica a la prensa.

Aquí, el texto completo:

“Mi nombre es Lucas Figueroa. Soy el médico al que le dio positivo el test de Covid-19 que realicé de modo voluntario. Desde entonces, he recibido críticas, insultos, escraches, difamaciones y mentiras sobre mi persona y mi familia. Me siento absolutamente denostado, discriminado y condenado por todos los medios de comunicación que sin mi autorización difundieron mi nombre y apellido, junto con todo tipo de falsedades.

Fui señalado y acusado de haber cometido el grave delito de contagiarme el virus asistiendo y salvando las vidas de mis pacientes, poniendo en riesgo mi propia vida y la de mi familia. Me desempeño como médico de cabecera de Pami en el Consultorio privado de Saldán, en el Dispensario Mayu Sumaj y en el Geriátrico Santa Lucía de Saldán. De estos tres lugares, únicamente en el Geriátrico de Santa Lucía han dado casos positivos de Covid-19, pero en los medios y en las redes sociales me acusaron de haber contagiado y puesto en riesgo a toda la población”.

El comunicado agrega que previendo “la grave situación que se aproximaba y la alta vulnerabilidad a la que se encuentran expuestos los adultos mayores y la institución misma, propuse al Director Médico que organizara y se anticipará a la contingencia. Sugerí definir un protocolo de acción con el propósito de prevenir y normatizar las acciones adecuadas. Lamentablemente, no consideró pertinentes mis sugerencias”.

Según relata Figueroa, “en el geriátrico no había elementos de protección, no había alcohol en gel y las manos se las secaban en una toalla comunitaria o en los ambos, sólo ponían un rollo de papel por día para secarse las manos. No prepararon adecuadamente al personal. No se definieron las zonas de aislamiento y circulación. No restringieron a tiempo el acceso de visitas, cuando debió hacerse anteriormente. Hoy el Director Médico del geriátrico miente. Miente impunemente y me deja expuesto. Hace mucho tiempo que no aparece por el lugar, pero sí aparece en los medios de comunicación diciendo que en el geriátrico todo estaba organizado”.

Figueroa finaliza su comunicado: “Lamento profundamente lo que ha pasado y entiendo el enojo de los familiares e incluso de los empleados. Para ellos yo soy el culpable del contagio, porque así me hicieron aparecer medios, pero en realidad es probable que yo me haya contagiado allí. El punto no es encontrar a un culpable, no lo hay, es una pandemia propagada a nivel mundial. El asunto es que dejen de señalarme a mí y a todo el personal de salud que nos jugamos la vida y la de nuestras familias por ustedes. Sean solidarios y más empáticos con nosotros. Me gustaría que los medios de comunicación que me difamaron sean responsables de lo que hicieron. Si un médico comete un error lo condenan socialmente por mala praxis antes de pueda presentar defensa alguna. ¿Quién los juzga a los periodistas? Ustedes matan más que el virus, y con toda libertad. Y eso les reditúa mucho”.

Dieron positivo al menos 27 testeos por coronavirus realizados en la localidad cordobesa de Saldán

Comentarios