Policiales

Día del amigo que terminó mal

Sacudón en la comuna de Grütly: un muerto a puñaladas, un escape y dos chicos atropellados

La reunión en un bar derivó en pelea que, ya en la madrugada, culminó con el cuerpo de un hombre de 33 años tendido en un patio. Detuvieron a un joven de 18 años que admitió haber atropellado a los pibes cuando escapaba, pero negó ser un criminal: "Se acuchilló solo", dijo sobre la víctima


Grütly es una comuna de poco más de mil habitantes, fundada por colonos italianos y suizos. En la madrugada de este miércoles, ese pueblo del Departamento Las Colonias fue sacudido por una muerte violenta, de una puñalada, a la salida de un bar donde varios vecinos festejaban el Día del Amigo. Le siguió un escape en auto con otra consecuencia grave: dos muchachos heridos cuando la moto en la que iban fue arrollada el presunto autor del crimen, quien escapaba del lugar en su auto y terminó detenido horas después, según indicaron voceros policiales.

Alejandro Daniel Perezlindo tenía 33 años. Alrededor de las 21 de este martes había entrado a un bar de Grütly para celebrar el día del amigo. El matrimonio que dirige el local, sobre calle Colonizadores sin número, lo encontró a las 2 de la madrugada de este miércoles tirado en el piso de un patio y con una profunda herida en el pecho. Personal de la subcomisaría 16ª de Grütly lo trasladó hasta el hospital más cercano, en la localidad de Humboldt, pero allí los médicos no consiguieron estabilizarlo y falleció.

Del bar a la ruta y de ahí al paraje rural 

Los testigos consultados y el relevamiento del personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) permitieron reconstruir la probable secuencia de esas horas. Hubo una discusión en el bar entre Perezlindo y un muchacho de 18 años identificado por sus iniciales como JMC. La pelea siguió afuera, ya sin otra compañía y con desenlace fatal.

Cuando los dueños del comercio salieron alertados por los gritos y encontraron el cuerpo de la víctima, JMC les dijo que se había clavado su cuchilla al caer de la moto en la que pretendía subir. “Se apuñaló solo”, les dijo, según los datos aportados por fuentes policiales sobre las primeras declaraciones tomadas en el lugar.

Los testigos indicaron que el joven se subió a su Chevrolet Corsa gris y emprendió la huida hasta su vivienda, en la zona rural de Colonia Rivadavia, a pocos kilómetros de Grütly y donde también vivía Perezlindo.

Ese trayecto también fue accidentado. El conductor del Corsa embistió a una moto con dos jóvenes de 16 y 18 años en su carrera por la ruta provincial 86, a la altura del kilómetro 13. El automovilista siguió sin detenerse hasta su vivienda. Sobre el asfalto quedaron los dos chicos heridos. Uno de ellos fue internado con heridas de consideración, aunque su vida no corría peligro, continuaron los voceros. 

El relevamiento de las cámaras de seguridad en las entradas de Grüty permitió determinar la dirección que había tomado el Corsa. Eso, y las averiguaciones que hicieron los detectives de la AIC de Las Colonias, con asiento en Esperanza, fue lo que condujo hasta el domicilio de JMC, donde el muchacho quedó detenido. En ese operativo, le secuestraron un teléfono móvil y una cuchilla.

Dos causas unificadas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El caso quedó a cargo del fiscal del departamento San Jerónimo Marcelo Nessier. El funcionario ordenó la unificación de los legajos que involucran los dos hechos: homicidio doloso por la muerte violenta de Perezlindo y lesiones culposas de los dos chicos por el siniestro en la ruta.

 

Comentarios