Coronavirus, Mundo

Pandemia

Sacudida por contagios a alto nivel político, Bolivia vuelve a tener récord de casos de coronavirus

Los 45.565 casos positivos y 1.702 fallecidos ubican a Bolivia entre los países más afectados del mundo por la pandemia en cuanto a casos confirmados en comparación con su población y por el porcentaje de muertos respecto al total de positivos de la enfermedad


Todavía sacudida por los contagios de coronavirus confirmados de la presidenta de facto, Jeanine Áñez, y de la titular del Parlamento, Eva Copa, Bolivia seguía este sábado batiendo récords diario de casos con 1.452 y 64 muertes, en un país con 11 millones de habitantes.

El último reporte del Ministerio de Salud, difundido este sábado al mediodía, refleja que los 1.452 positivos del nuevo coronavirus confirmados en un solo día superan a los 1.439 del balance del miércoles último, hasta entonces la marca máxima en el rubro.

La curva de contagios muestra una tendencia creciente en Bolivia y alcanza los 45.565 casos confirmados en el país, mientras los fallecidos son 1.702, de acuerdo con estos datos elaborados por el Ministerio de Salud de la nación, recogidos por la agencia de noticias EFE.

Estos datos sitúan a Bolivia entre los países más afectados del mundo por la pandemia, según un estudio de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos, en cuanto a casos confirmados en comparación con su población y por el porcentaje de fallecidos respecto al total de positivos de la enfermedad.

La propia mandataria de facto, Jeanine Áñez, y la presidenta del Parlamento boliviano, Eva Copa, sufren la enfermedad, por lo que se encuentran en aislamiento en sus residencias aunque mantienen su agenda de trabajo.

Al menos tres miembros del Gabinete ministerial de Áñez están también contagiados y el titular de Defensa, Luis Fernando López, militar de profesión, ha asumido temporalmente la cartera de Salud en plena pandemia por la enfermedad de su titular, Eidy Roca.

El Parlamento tiene varios legisladores contagiados, además de la senadora Copa, y uno fallecido con sospechas de la enfermedad.

Bolivia tiene declarado estado de emergencia sanitaria desde finales de marzo, tras aparecer los primeros casos en el país, importados de Europa, con una cuarentena que se ha ido flexibilizando y endureciendo por fases en función de un mapa de riesgo del nuevo coronavirus por regiones y municipios del país, y que está ampliada a todo julio.

Comentarios