Policiales

Desarme voluntario

Sacaron de circulación unas 700 armas en Rosario

El Ministerio de Seguridad de Santa Fe junto a los directivos de la Agencia Nacional de Materiales Controlados hicieron un balance a diez días del comienzo de la campaña de desarme. A nivel provincial, lograron recolectar alrededor de 1.500 armas de fuego. Los pagos van desde los 1.200 a los 3.000


La campaña de desarme logró sacar de circulación alrededor de 1.500 armas de fuego y 3.800 municiones en toda la provincia. En Rosario y en estos 10 días que lleva la iniciativa, la oficina ubicada en 9 de Julio 3393 recibió cerca de 700 armas de fuego de diversos calibres. Estos números surgieron en la conferencia de prensa que brindó el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro junto a los directivos de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac) donde brindaron detalles sobre el alcance del programa de desarme voluntario. Al momento de la entrega, se inutiliza el arma frente a quien la entregó y se entrega un cupón de pago en el momento que va de los 1.200 a los 3.000 pesos, indicaron las autoridades.

Durante la mañana de este jueves, funcionarios del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, que conduce Maximiliano Pullaro, junto a directivos de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac) brindaron una conferencia de prensa para dar detalles sobre el alcance del programa de desarme voluntario, que desde el primero de octubre se está llevando a cabo en delegaciones móviles en distintos puntos de la ciudad de Rosario, y otras localidades de la provincia.

Voceros del Ministerio de Seguridad indicaron que en los primeros 5 días en Rosario, se acercaron a las delegaciones móviles aproximadamente unas 300 personas a hacer entrega de distintos materiales.

“El programa está funcionando muy bien. Esta semana estamos trabajando en Rafaela siempre con puntos móviles. Hubo mucha entrega de armas, entre los puntos móviles y la delegación de Anmac estamos superando las 700 armas. La verdad es que esto sobrepasó las expectativas que teníamos, por supuesto que hay que seguir trabajando y poder incrementar ese número. Estamos en conversaciones, y vemos la voluntad de las autoridades de Anmac, para poder desarrollar durante una semana más la modalidad de puestos móviles”, describió el director provincial de Control de Armas, Lucas Covacich.

Con respecto al perfil de quienes se acercaron a los distintos puntos de recepción de armas, Covacich contó que “los que llegaban a los puestos móviles manifestaban que eran armas que habían pertenecido a familiares, que las habían heredado y que, como no se sentían identificados, aprovecharon para deshacerse de ellas”.

En los ocho días que lleva activo el programa con la presencia de puntos móviles, se contabilizó la entrega de 395 armas de fuego en Rosario y Villa Gobernador Gálvez, hasta el día de ayer en Rafaela se recibieron 97 armas y en los últimos ocho días en la delegación de Anmac, ubicada en 9 de Julio 3393 de la ciudad de Rosario, se recepcionaron 200 armas más. Por otro lado, la gente ha entregado más de 3.800 municiones y alrededor de 200 materias por los cuales no recibieron incentivo económico, entre los cuales se pueden contabilizar armas en mal estado, indicaron las fuentes.

Al ser consultado respecto del tipo de armas que fueron entregadas, el director de control de armas manifestó que “es muy heterogéneo el tipo de armas que fueron entregados. Esta semana se trabajó en Rafaela con una mayor cantidad de armas largas. Entre las entregadas hay armas que estaban registradas y otras que no. Lo que nos llamó la atención es que la edad de la gente que participó, hubo jóvenes y gente mayor también”.

En la localidad de Rafaela, lugar donde el operativo se extenderá hasta este viernes en la Vecinal del Lehmann (Nicasio Oroño 166), se recibieron 97 armas y unas 280 municiones de diferentes calibres.

Por su parte, Federico Sottile de la Dirección Nacional de la Anmac, destacó que el programa funciona mejor de los esperado ya que “a nivel provincial tenemos 1.400 armas que fueron entregadas en las delegaciones y en tan solo ocho días se pudieron recolectar 700”.

En tanto, agradeció a quienes se acercaron ya que “es una entrega voluntaria y anónima, nadie les va a preguntar de dónde la sacaron ni cuál es su nombre ni nada por el estilo. La recomendación es que la trasladen con mucho cuidado y descargada” y en el lugar de entrega “se labra un acta, se inutiliza el arma en el momento y frente a quien la entregue, y se le entrega el cupón de pago en el momento que, según el tipo de arma, va de los 1.200 a los 3.000 pesos. Vale aclarar que la ley de desarme voluntario prevé una administrativa y penal, es decir, si la persona desde el transcurso de su casa al punto de entrega tiene algún inconveniente no va a tener sanción porque está previsto en la ley”, explicó el director de la agencia nacional.

Trabajo territorial

Natalia Lapolla, de la Secretaría de Seguridad Comunitaria del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, remarcó el enorme trabajo territorial que se hizo para poder conseguir buenos resultados: “Empezamos a trabajar a principios de mayo con la formación de quienes iban a estar encargados de recorrer los barrios y replicar la parte informativa, es decir, los riesgos que conlleva tener un arma en una casa”.

“Se realizaron 20 réplicas de dos talleres dictados por la Anmac uno denominado “creencias que matan” y el otro “masculinidades armadas”. Estas réplicas se hicieron en colegios secundarios, vecinales y centros comunitarios con un equipo de 43 personas que fueron capacitadas durante el mes de mayo para poder transmitir el mensaje y que hoy podamos estar mostrando estos resultados”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios