El Hincha

A cuartos de final

Rusia dio el batacazo y eliminó en los penales a España

Sergei Ignashevich en contra abrió el marcador a los 11 minutos, pero Artiom Dziuba lo igualó antes del descanso. En la definición por penales, los de Feranado Hierro cayeron por 4-3, ya que Akinféev le atajó los remates a Koke y Iago Aspas.


Otro candidato afuera: España, que llegó al Mundial con el ánimo por las nubes tras aplastar 6-1 a la Argentina, también se despidió en los octavos de final al caer en los penales con Rusia. Tras el empate 1-1, los dirigidos por Fernando Hierro no acertaron en dos de las cinco ejecuciones y armaron las valijas mucho antes de lo pensado.

Con la victoria en el Estadio Olímpico Luzhnikí, el anfitrión continúa su camino en la Copa del Mundo. Los dirigidos por Stanislav Cherchésov se metieron entre los ochos mejores y ahora se medirán ante el vencedor del duelo que están animando Croacia y Dinamarca en Nóvgorod.

Con el ya clásico dominio de la pelota, los ibéricos intentaron controlar el partido desde el vamos, mientras que los rusos presionaban con intensidad recién en su campo, buscando lastimar de contragolpe a través de su delantero estrella Artiom Dziuba. Pero en una jugada de pelota parada a los 11 minutos, el capitán Sergio Ramos lo tumbó en el forcejeo a Sergei Ignashevich, quien la terminó metiendo en contra.

Tras la apertura del marcador, España se relajó y acentuó su posesión del balón. Los dirigidos por Cherchésov mantuvieron el mismo plan: desbordar por las bandas para buscar a su referencia de área. En los últimos 10 minutos de esa primera mitad, la visita le cedió la iniciativa a Rusia y fue en ese momento cuando el organizador aprovechó su chance. Tras un tiro de esquina de Zhirkov, Dziuba cabeceó y la pelota golpeó en el brazo innecesariamente levantado de Gerard Piqué: penalazo y gol de Dziuba.

En el complemento, España buscó el gol que le diera la victoria y se acercó al arco de Ígor Akinféev. A cinco minutos del final, los ibéricos tuvieron la más clara con un disparo de Iniesta desde afuera del área que tapó muy bien el arquero del CSKA de Moscú. Al suplementario.

El trámite del encuentro siguió siendo el mismo: los españoles proponían y los rusos aguantaban. Y así llegaron los penales, instancia en la cual se agigantó la figura de Akinféev, quien le contuvo los remates a Koke y Igao Aspas. Los anfitriones tuvieron ciento por ciento de eficacia y dieron el gran batacazo eliminando a otros de los grandes candidatos al título que tenía Rusia 2018.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.